Top

¿Congelará la Justicia tucumana sus "supersueldos" y beneficios?

MEDIDAS DE CONTINGENCIA

Al igual que el Legislativo, el Poder Judicial fue invitado por el Gobierno tucumano a imitar su plan anti-crisis. Si bien trabajan en una acordada para renunciar a futuros aumentos salariales y a prorrogar la “cláusula gatillo”, gozan de otros beneficios.

Palacio de Tribunales de Tucumán. (Crédito: Alejandro Gomez Tolosa)





La onda expansiva del paquete de medidas de contingencia decretado por el gobernador Juan Manzur esta semana se encuentra a punto de alcanzar el último objetivo en su marcha. Se trata del Poder Judicial, desde donde altísimas fuentes dieron a conocer exclusivamente a diario La Gaceta sus intenciones de ajustar un poco sus cinturones, en consonancia con lo dispuesto por el Poder Ejecutivo provincial en el marco de la Ley de Solidaridad elaborada por el Gobierno nacional y sancionada en el Congreso de la Nación.

Sin embargo, la Justicia tucumana no adheriría al decreto de Provincia, sino que elaboraría su propia acordada. Esto, ya que hay ajustes que no podrán realizar -aseguran- por la implementación de nuevos procesos judiciales, que demandarán “ineludibles” inversiones.

“Se encuentran en marcha procesos integrales, como la instrumentación del nuevo Código Procesal Penal y la consecuente implementación de la oralidad en el marco de la modernización de la administración de Justicia, que demandan una serie de inversiones ineludibles”, consigna el matutino, que además detalla que igualmente se avanzará en la compra de mobiliario, computadoras, insumos informáticos y equipamiento para las nuevas salas.

Entonces, vocales, jueces, fiscales, defensores y empleados dependientes de la Corte Suprema de Justicia de Tucumán y sus derivados sólo accederían en principio a un “congelamiento” de haberes por 180 días, que no es más que un renunciamiento a futuros aumentos de sueldo dentro del plazo estipulado, además de aceptar la prórroga del pago de la “cláusula gatillo” que perciben al igual que un empleado estatal que percibe sumas ampliamente menores.

Según se conoció en julio de 2019, quienes trabajan en el ámbito de la Justicia tucumana -de la institución- gozan de “supersueldos” que, en algunos casos, superan por mucho el salario del Gobernador de Tucumán y del Presidente de la Nación. El sueldo básico del Primer Mandatario provincial es de $59.400, comparable al de un Encargado Mayor del Poder Judicial que integra el Personal Técnico Administrativo, y lejos del básico de $192.161 de un vocal de la Corte Suprema, máxima autoridad judicial que, con la aplicación de ítems como título universitario y antigüedad, supera los $285.000, cifra mucho mayor también a los aproximadamente $270.000 percibidos por quien porta la máxima investidura nacional.

A los mega-haberes de la Justicia tucumana se agregan beneficios adicionales y exclusivos de quienes integran este Poder. Magistrados y funcionarios judiciales están exentos del Impuesto a las Ganancias y tienen la posibilidad de jubilarse con el 82% móvil. Dos temas que no fueron mencionados por las “altas fuentes” de la Justicia al centenario diario. Vale resaltar, además, el extenso período de vacaciones del que gozan sus autoridades y empleados (este año la feria se desarrolla entre el 1° y el 31 de enero), sumado a que este año se tomarán días extra debido a la mudanza a la nueva y fastuosa sede Tribunales 2, ubicado frente al Palacio de Tribunales.

El Poder Judicial de Tucumán cuenta con una planta de casi 4.300 cargos y una partida presupuestaria que en 2019 superó los $5.300 millones. Supera a la Municipalidad de San Miguel de Tucumán y a la Universidad Nacional de Tucumán (UNT), de la que dependen 13 facultades con sus 70 mil alumnos, más de 10.000 docentes y 5.000 empleados. La Provincia, en tanto, cuenta con 116.000 empleados entre planta permanente, personal transitorio y contratado en las reparticiones que dependen del Ejecutivo, los municipios y las comunas.

Este 2020, la Provincia contará con un presupuesto de $156.200 millones. Aproximadamente un 70% de los recursos estará destinado a compromisos salariales. En 2019 el presupuesto inicial fue de $96.300 y, luego de una ampliación, se incrementó a $121.300. De esos fondos, $5.300 millones se destinaron al Poder Judicial y $3.900 al Poder Legislativo (con una planta de 4.000 empleados).

EL presidente Alberto Fernández volvió a insistir este miércoles en solicitar un esfuerzo a los que mejor están, a tono con las políticas de achicamiento del gasto fiscal que arrancaron luego de la sanción de la Ley de Solidaridad. Desde Chaco, primera provincia que visita tras asumir la Presidencia, acompañado por el ministro del Interior, Eduardo de Pedro, y por el gobernador chaqueño Jorge Capitanich, Fernández hizo un pedido fuerte y claro: “Sé que les duele que uno pida más esfuerzo, pero ese dolor será saldado cuando veamos que en la Argentina no hay hambre, que la pobreza disminuye y que vivimos en un país más solidaria”.


Los “supersueldos” de la Justicia tucumana




Los sueldos del Poder Ejecutivo

En el Poder Ejecutivo de Tucumán, un ministro, -es decir los titulares de carteras como Salud, Educación, Desarrollo Social o Desarrollo Productivo-, poseen un salario básico de $51.709,35, comparable a los $52.876 que percibe el personal de Maestranza Especializado en la Justicia tucumana. Un delegado comunal percibe un salario básico de $45.932,62, mientras que un secretario de Estado alcanza los $49.794,59. La remuneración básica de cargos como presidente del Instituto Provincial de la Vivienda, fiscales adjuntos, presidente del Ente Tucumán Turismo, Interventor en el SEPAPYS oscilan entre los $41.000 y $51.000.

Se estima que en Tucumán hay una dotación de 30.050 docentes, 13.900 agentes municipales sin incluir a la Capital, 5.462 empleados registrados en el sistema contable del Poder Legislativo, 19.467 agentes sanitarios en todas las áreas del Sistema Provincial de Salud (SIPROSA), 15.652 trabajadores en las 93 comunas rurales, 9.959 agentes en la Policía de Tucumán (se sumaron más oficiales desde el momento de obtener las cifras, en abril de 2019) y 14.236 empleados estatales que suponen en total una erogación mensual de más de $5.201 millones.

En el caso del personal que integra el escalafón general y de empleados de comunas, los salarios básicos, dependiendo de la categoría van desde $3.543,16 hasta $13.982,17.



Los sueldos del Poder Legislativo

La dieta de los legisladores tucumanos que congelarán hasta julio de este año es de $131.515 mensuales. Los parlamentarios provinciales ya no disponen de los "gastos sociales", derogados por el vicegobernador Osvaldo Jaldo en 2016, pero cuentan con 15 contratos de $50 mil mensuales para asesores personales. Es decir, cada legislador cuenta además con $750.000 para su equipo de trabajo.

Los gastos de la Legislatura de Tucumán fueron hace un mes centro de la polémica luego de que la Fundación Libertad publicara un informe donde informaba que cada uno de los 49 legisladores de la provincia le cuesta al Estado $ 85,7 millones ($ 4.200 millones es el presupuesto legislativo).