Top

"Sin plata no tenes Justicia": con rifas pagó los gastos del juicio por el asesinato de su hijo

INSEGURIDAD

Tras dos años de espera llega a juicio el crimen de Braian Sarmiento, el joven de 19 años al que dispararon en un asalto en Alderetes. “Se me paraliza el corazón cada vez que veo un nuevo caso similar. Es un número más. Somos un número más. Nadie sale a ponerle un alto a esto”, señaló su madre Liliana.

Braian Sarmiento tenía 19 años cuando le dispararon para robarle el celular.





Este miércoles 26 de mayo comienza el juicio por el asesinato de Braian Sarmiento, el joven de Alderetes estudiante de ingeniería que fue asesinado en un intento de robo en agosto de 2019.  El imputado es un joven conocido como “PEI”, con antecedentes por distintos hechos de robos agravados. Braian tenía 19 años y se encontraba junto a un amigo cuando le dispararon tres veces para robarle el celular y acabaron con su vida al mismo tiempo que trastocaron la de todos los que lo amaban.

Lily, la madre de Braian comenzó a buscar fuerzas para enfrentar el golpe de la pérdida injusta e irreparable en las marchas y en las charlas con familiares de víctimas de la impunidad. También buscó allí -aunque no encotró- una explicación válida para lo que le ocurrió a su hijo.

Uno de los primeros aprendizajes de Lily en este costoso camino que implica la búsqueda de reparar apenas un ápice del daño causado, fue que necesitaba tener dinero para poder enfrentar un proceso judicial serio. “Lo primero que me di cuenta es que si no tenes plata no tenes Justicia. Y aun pagando un buen abogado hay muchas posibilidades de que no tengas éxito”, señaló en diálogo con eltucumano.com. 

“Hay un caso conocido en Alderetes. José Díaz, que fue asesinado en el corte hace 5 años. Se metieron en su casa y lo mataron para robarle. Estos delincuentes estuvieron detenidos unos meses y la familia no pudo pagar abogado porque él era el que trabajaba, se vino todo abajo. Todavía no consiguen juicio y la abogada que le pusieron de la defensoría los atendió una sola vez en todo ese tiempo”, relató y añadió: “Uno empieza a conocer los casos y a los familiares de todas las víctimas, que son muchos. Todo se trata de un abogado”. 

El celular baleado de Braian.- 

Al poco tiempo de que asesinaran a Braian, Lily perdió el empleo que tenía en un Casino tras las restricciones por la pandemia y junto a sus hijas, hoy de 16 y 18 años comenzaron a hacer rifas para poder afrontar los gastos del proceso judicial. “Habíamos empezado a hacer campeonatos de fútbol, locros y otras actividades para recaudar fondos, pero se suspendieron todos los eventos por la pandemia. Así que al dinero lo recaudamos con bonos, rifas y un bolsillo familiar que armamos”

La persona que está detenida tiene 16 causas y nadie se explica por qué estaba libre. “Es como un negocio: pagan una fianza y salen. Esta es una banda de delincuentes que se manejan de esa manera tienen ese prontuario”, aseguró.


La familia y los amigos de Braian no pararon ni un momento desde la primera marcha para exigir justicia. “Nos unimos a todas las víctimas de impunidad, ellos nunca me dejaron sola. Me conmueven mucho todos los casos. El de Alejandro Sánchez, un cadete asesinado por delincuentes, Javier Gómez, Facundo Fabersani, por una moto, el señor que vendía bollos. Se me paraliza el corazón cada vez que veo. Es un número más. Somos un número más. Nadie sale a ponerle un alto a esto", reflexionó.
 
Por otro lado, Lily reconoció que, si bien el nuevo código penal ayudó en la celeridad del tratamiento de la causa que investiga el crimen de su hijo, también generó una congestión en el avance de los procesos judiciales. “Los casos tienen que ser tratados más rápido y ahora tienen que hacer unos 20 años de juicios acumulados que nunca salieron. Lo de Brian no fue hace tanto tiempo, vamos medianamente bien de tiempo, pero eso se dio porque nos sacrificamos para pagar un abogado. Se ha dado con el nuevo código penal. Gracias a eso hemos logrado que sea mas rápido. Depende del abogado si no tenes dinero no tenes quién movilice el expediente. He sentido que teníamos que mendigar justicia", señaló Lily.

La lucha de Lily en búsqueda de Justicia.

“Mucha gente murió esperando justicia”, aseguró al mismo tiempo que reconoció que a pesar de los avances con la modificación del código penal, es necesario que cambien las leyes. “Es muy urgente que se revisen bien las penas, además se están haciendo juicios abreviados. Así nunca vamos a acabar con la delincuencia”.

Pedirán la máxima pena. "El daño que nos hizo es irreparable a toda nuestra familia, a sus amigos, a toda la gente que lo conoció, a vecinos que quedaron con pánico. Las personas que matan no tienen que estar en la calle tienen que juzgarlos a todos” .

¿Qué pasará después del juicio?

"Mas allá del resultado después de esto yo voy a seguir apoyando a los familiares de las víctimas hasta que consigan justicia y ojalá que se dejen de sumar nombres a la lista de las víctimas de la impunidad. Es de nunca acabar y tienen el mismo perfil, todas eran buenas personas con muchos proyectos. Es un compromiso de apoyo entre unos y otros. Es desgastante la espera y además de sentir un profundo dolor, tenes que juntar fuerzas para salir a hacer marchas. Tengo mucha fe de que va a salir bien y me gustaría que la gente se una en estas causas y acompañe".