Top

La Justicia tucumana dona sus excedentes a la lucha contra el Coronavirus

ALERTA: PANDEMIA

Son $200 millones que deberán ser destinados a la compra de insumos y contratación de servicios esenciales para contrarrestar al virus COVID-19. La corte aún no dispuso una rebaja de los supersueldos judiciales que, en cientos de casos, superan el medio millón de pesos mensuales.

El Palacio de Tribunales de Tucumán. (Foto: FACET UNT)




El Poder Judicial de Tucumán resolvió este viernes donar $200 millones de su cuenta de excedentes, es decir, los dineros acumulados de ejercicios anteriores que no fueron utilizados en el vigente. La suma, aclara la Corte Suprema de Justicia provincial en la Acordada 221/2020, deberá ser destinada a la compra de insumos y contratación de servicios esenciales para paliar los efectos de la pandemia del Coronavirus.

El documento lleva la firma de cuatro de los cinco vocales del máximo tribunal tucumano: de la presidente Claudia Sbdar y de los vocales Daniel Posse, Daniel Leiva y Eleonora Rodríguez Campos.


Descargar

La decisión del Poder Judicial llega en medio de una carrera contra el tiempo del Gobierno tucumano para la puesta a punto de hospitales céntricos y, sobre todo, de zonas rurales. Una cruzada que ha encontrado la colaboración de distintos sectores con donaciones de todo tipo como decenas de miles de litros de alcohol, un hotel cuatro estrellas para la instalación de un centro de atención de contingencia y hasta dos predios deportivos y el centro de convenciones de La Rural con el mismo fin. La acordada es publicada, además, cuando en Tucumán el virus COVID-19 ya infectó a 14 tucumanos y son casi 70 aún esperan los resultados de sus pruebas.

Es la primera gran muestra de solidaridad que da la Justicia tucumana en el año, luego de no congelar sus sueldos ni prorrogar el pago de la cláusula gatillo –que cobran al igual que un empleado estatal con sueldo exponencialmente más bajo- y la inversión de millones de pesos en la readecuación del Palacio de Tribunales para impedir el paso a vendedores de salames que comercializan sus productos en los pasillos de acceso público.

Otro gesto tuvo lugar a fines de febrero, en medio de una oleada de críticas por decisiones diametralmente opuestas a la realidad reinante, desde la Corte provincial establecieron un cupo para personas travestis, transexuales y transgénero, permitiendo que de cada 100 empleados que ingresan al Poder Judicial, una sea del colectivo trans.

El Poder Judicial tucumano cuenta con un presupuesto para el 2020 de más de $ 13.000 millones (casi el doble que el de la Municipalidad de San Miguel de Tucumán o el de la Universidad Nacional de Tucumán); la inmensa mayoría de sus jueces, fiscales y relatores perciben de bolsillo cerca de medio millón de pesos mensuales, no pagan Impuesto a las Ganancias (los nombrados antes de enero de 2017); hacen su Declaración de Bienes ante la Corte y no ante la AFIP; se jubilan con el 82% móvil (es decir, con movilidad y porcentualidad garantizada); y tienen vacaciones anuales de seis semanas como mínimo -durante todo enero y durante la mitad de julio.


Los “supersueldos” de la Justicia tucumana hasta 2019
(No incluye cláusula gatillo)