Top

La familia judicial tucumana acogerá travestis, transexuales y transgénero

EQUIDAD DE GÉNERO

Sólo uno de cada 100 ingresos a la aristocracia asalariada de Tucumán estará reservado para personas trans. Les interesades podrán inscribirse hasta el 1° de mayo.

Integrantes del colectivo trans de Tucumán, durante la presentación del proyecto de ley que fue vuelto a comisión en la Legislatura, en 2019. (Foto: Fanpage de "Sí al cupo laboral trans")




Mediante la Acordada n°74/2020, la Corte Suprema de Justicia de Tucumán (CSJT) resolvió implementar el cupo laboral para travestis, transexuales y transgénero. La resolución se logró con los votos favorables de cuatro de los cinco vocales del máximo tribunal: Claudia Sbdar (presidenta), Daniel Posse, Daniel Leiva y Eleonora Rodríguez Campos. Al encontrarse de comisión, el vocal decano, Antonio Estofán, no intervino en la discusión de la iniciativa.

La resolución establece un máximo de un ingresante trans por llamado a concurso, cifra que al final del año no podrá superar el 1% del total de ingresos a la familia judicial tucumana. Es decir que, de cada 100 lugares disponibles para formar parte de la aristocracia asalariada de Tucumán, sólo uno estará reservado para personas integrantes de la población Trans.

Para definir a les aspirantes, la Justicia tucumana, a través de la Oficina de Derechos Humanos y Justicia, la Oficina de la Mujer y la Dirección de Recursos Humanos, elaborará un listado confidencial en donde quedarán categorizados los siguientes parámetros: ubicación geográfica, destrezas, formación y estamento o posible área de trabajo.

Les interesades en ingresar al Poder Judicial de la provincia, tendrán tiempo hasta el 1° de mayo para anotarse. La convocatoria será realizada en los próximos días de forma pública.

“Se trata de una resolución sin precedentes en nuestra provincia, y que responde a la demanda presentada por el Colectivo ‘Frente por el Cupo Laboral Trans’”, consignaron desde la Dirección de Comunicación Pública de la Corte.

La agrupación Libertad y Orgullo Trans Organizadx (L.O.T.O.), celebró la implementación del cupo a través de sus redes. “Estos logros que tienen como protagonistas a las personas vulneradas de la desigualdad estructural se celebran el doble cuando encuentran oídos empáticos en los poderes del Estado”, señalaron.



Un paraguas oportuno

Altamente cuestionada por decisiones que parecen no condecirse con la realidad actual, la Justicia de Tucumán dicta una resolución positiva, que aporta algo de tranquilidad en medio de una tempestad de críticas.

Algunas de las situaciones que generaron polémica y el rechazo de la sociedad hacia el Poder Judicial fueron, por ejemplo, la inauguración de la nueva y fastuosa sede, a metros del Palacio de Tribunales, una mega obra que fue habilitada sin estar terminada, lo que implicó que la mudanza de juzgados y del archivo no se realizara durante la feria. Vacaciones extras para la Justicia.

En medio de la crisis social y económica que atraviesa el país, desde la Corte también deciden destinar $4 millones para aislar un sector del Palacio de Tribunales. Una obra que tiene como principal objetivo prohibir, por ejemplo, el paso de vendedores de salames, garantizando así su “circulación exclusiva”.


Haz lo que digo, no lo que hago

La acordada de la Corte que implementa el cupo laboral trans también insta al Estado provincial a “adoptar acciones positivas” para despejar obstáculos para la inserción laboral de travestis, transexuales y transgéneros. Sin embargo, en enero, cuando el Poder Ejecutivo y el Legislativo tomaron medidas anti-crisis para equilibrar las cuentas fiscales, las recomendaciones a la Justicia local de imitar acciones como el congelamiento salarial por 180 días y suspensión de la cláusula gatillo cayeron en saco roto.

El máximo tribunal prefirió no pronunciarse respecto del decreto I/I dictado por el gobernador Juan Manzur, lo que implica, ni más ni menos, eludir el esfuerzo solicitado a nivel nacional por el propio presidente Alberto Fernández a quienes más tienen.

La no postergación de la cláusula gatillo para autoridades y empleados judiciales de Tucumán, eleva el sueldo de algunos magistrados a más de $500.000, cifra que perciben en media jornada, de lunes a viernes, y con el beneficio de la jubilación con el 82% móvil.