Tucumán a un año del "rechazo" que dividió a la provincia y al país

proyecto I.V.E

Referentes del sector verde y del celeste analizan conquistas y pérdidas en los 12 meses posteriores al histórico debate que modificó la agenda en cuestiones de salud pública, conciencia social, educación, religión y laicidad.




El 8 de agosto de 2018 finalizaba en Argentina el histórico debate sobre el proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) en la cámara de Senadores con 38 votos en contra, 31 a favor y 2 abstenciones. Referentes de ambos sectores, verde y celeste, realizan un balance de conquistas y pérdidas en los meses posteriores al debate emblemático.  

Hace exactamente un año se instaló de manera irrevocable en el país una discusión que modificó la agenda en referencia a políticas de salud pública, conciencia social, educación, religión y laicidad. En Tucumán, como en muchas otras provincias, el debate en torno a la necesidad de aprobar una ley que habilite la interrupción voluntaria del embarazo, desató confrontaciones e impulsó el surgimiento de movimientos y alianzas políticas.

El año electoral fue escenario de expresiones a favor y en contra de la legalización del aborto. Fomentó que algunos candidatos se embanderen bajo el lema “Salvemos las dos Vidas”, o bien que en los festejos oficiales del 9 de julio, participe del desfile “Merceditas”, el  feto gigante junto a la comitiva del Ministerio de Salud de la Provincia.

En estos 12 meses, en la provincia también proliferaron los pañuelazos frente a instituciones de salud y educativas en defensa de los derechos sexuales, reproductivos y de acceso a la salud de las mujeres. La Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito presentó el 28 de mayo de 2019, por octava vez el proyecto. Si bien desde la organización conocían las dificultades para que se avance en su tratamiento por ser este un año electoral, utilizaron esta presentación a modo estratégico, para que el tema no pierda el lugar conquistado en la agenda política.


“La mano de la virgen estuvo ahí seguro”, alega Liliana Guzmán, miembro de la agrupación Abogados por la Vida en Tucumán, quien reconoce lo sucedido un año atrás en el Senado como el triunfo de un “trabajo silencioso de mucha gente defensa de las dos vidas”. Luego de esa fecha significativa para el sector provida comenzó, según su relato, otra etapa en la que sus miembros deben ahondar en esfuerzos. “Tenemos otro sector, el verde, que no descansa”, consideró. 

El trabajo al que se refiere Guzmán es el de "acompañamiento a madres en situaciones vulnerables tanto adultas como menores por agrupaciones provida, tanto médico como psicológico". Además, destacó que permanentemente mantienen diálogo con miembros de la legislatura, diputados y senadores, “explicando el sentido de defender las dos vidas”. Según destacó, uno de los puntos importantes es que tras la notoriedad que cobró el debate, los tucumanos comenzaron a informarse. “Mucha gente que ignoraba esto, permanecía indiferente porque no lo tocaba de cerca”.

En este contexto, este jueves por la tarde, Tucumán tendrá sus festejos por el Día Internacional de la Acción por las Dos Vidas en una acción denominada ‘Caravanas por la Vida’ que partirán a las 19 horas desde cuatro puntos estratégicos: Barrio Sur, plaza San Martin; Barrio Norte, plaza Urquiza; Yerba Buena, plaza Marcos Paz; Tafí Viejo, rotonda de Cristo Obrero y Banda del Rio Salí, plaza Belgrano. 


Según expresó Guzmán, esta movilización que esperan que sea masiva, muestra la intensión de redoblar esfuerzos para evitar que se legalice el aborto. “El aborto no se puede legalizar porque es un delito. Queremos que se modifiquen las leyes, no sólo a la mujer vulnerable sino, también al recién nacido. Mejorar las leyes de adopción. Una jueza dispuso la adopción desde el vientre, esas medidas tienden ayudar a más vidas”, recalcó.

La abogada remarcó la polémica postura del sector al que pertenece con respecto a los embarazos infantiles y adolescentes. "Los provida no queremos violentar a una niña madre a criar la criatura. Una chica de 13 años puede ser mamá sin consecuencias físicas, hay chicas de 12 que andan con sus hijos y no hay ningún problema”, sentenció.

Envió, por último, un mensaje a los tucumanos para las próximas elecciones. “Que se pregunten qué tipo de cámaras queremos tener, es obligación de todo argentino formarse, interiorizarse, sobre temas de la defensa del a familia, de la educación. Formarnos, y actuar en consecuencias, con el voto. El 8 A se celebra un triunfo, pero la lucha continúa”, concluyó.

Por su parte, la abogada feminista Soledad Deza referente de la organización Mujeres x Mujeres, celebra que la discusión se ha instalado de manera enérgica en la provincia. “Ha salido del closet electoral al menos, los candidatos a diputados y senadores de todo el arco político se han pronunciado a favor y en contra  de manera pública". 

Según explica Deza, quien fue una de las tucumanas invitadas a exponer en Senado un año atrás, paralelamente en términos sociales hay un backlash [respuesta negativa] de resistencia a los derechos consolidados. “Frente a las obligaciones estatales de garantizar interrupciones legales del embarazo notamos que la objeción de conciencia se ha desgobernado, de forma inaceptable para la salud de las y la vida de las mujeres y de forma inocultable en la salud pública”, reconoce.

Como desafíos hacia adelante, considera importante no ser funcionales al discurso conservador. “Separar IVE de ILE porque son dos cosas distintas y por otro lado tenemos el desafío que el statu quo de nuestros derechos no disminuya y de que nuestra autonomía  de nuestros cuerpos no se vea arrasada por esos discursos conservadores que  avanzan y esos silencios estatales que nos hacen retroceder”, añade.

En tanto, esta semana se estrenó en la provincia el documental “Que sea Ley”, de Juan Solanas que refleja el contexto del debate sobre el proyecto de Interrupción Volutntaria del Embarazo (IVE) en el Congreso. La afluencia de gente fue tan grande, que tuvieron que hacer una proyección en el exterior de la sala para las personas que se quedaron afuera.

"El debate se tiene que dar. La demanda está completamente instalada en el movimiento de mujeres y hay una  generación de jóvenes que ha crecido bajo esta demanda entonces, creo que va a ser muy difícil des oír ese grito de aborto legal", retoma Deza. "Quedó a la vista que el movimiento de mujeres se organizó de manera transversal que se hicieron públicas alianzas de diferentes organizaciones, eso es lo nuevo, lo viejo son los anti derechos, marchando y apropiándose de las estrategias de Derechos Humanos y Feministas, es algo que se viene haciendo hace una década por lo menos".

Por último, la abogada feminista llamó a la reflexión marcando un punto de urgencia que en los debates propuestos desde sector opuesto, muchas veces se pierde de vista. "Dejamos de pensar en presas y en las muertas por aborto. Desde junio de 2018 a julio 2019, según información que el Siprosa nos envió por un pedido que realizamos Mujeres x Mujeres en conjunto con Amnistía Internacional, se murieron 7 mujeres por abortos sépticos, hechos en la clandestinidad". 

                                                                 


Top