Top

"El adiós a una gran vacuna"

OPINIÓN

El médico y diputado Nacional de Tucumán, Pablo Yedlin, destacó la importancia de reemplazar las dosis antipoliomelíticas orales por dosis inyectables para prevenir la histórica enfermedad.

Imagen ilustrativa.-


En plena cuarentena de Covid-19 ponerse a escribir de otra enfermedad, parece poco atinado, pero permítanme que cometa ese desliz, y les hable de una noticia que paso un poco desapercibida en estos últimos días y que tuvo que ver con el cambio de vacuna Sabin oral (OPV) por el de vacuna Salk (IPV) en el calendario de vacunación de la Argentina.

La poliomielitis es una enfermedad viral, generada por un ARN virus muy contagioso, se trasmite de persona a persona, por vía fecal oral, o por agua o alimentos contaminados. Tiene un período de incubación que supera los 7 días y a veces llega al mes y es más contagiosa 7 días antes de tener síntomas.

El cuadro clínico en general es asintomático en el 95 % de los contagiados, en un 3% se produce un cuadro viral leve (polio abortiva)  pero en el otro 2% se presenta una infección del sistema nervioso, con fiebre , cefalea, meningitis viral. De ellos un grupo padece parálisis fláccida  irreversible por daño de la sustancia gris de la médula espinal. (polio= gris en latín).

Es una enfermedad antiquísima no como estas enfermedades actuales tipo Covid19 que tienen menos de 7 meses de historia, hay tablillas Egipcias que muestran pacientes afectados por poliomelitis hace mas de 3000 años. 



A lo largo de la historia de la humanidad por lo menos de la historia conocida, los veranos y los otoños eran temporada de caza para este virus, que por su condición de altamente contagiante produjo desde la edad moderna epidemias atroces con miles de casos.

Con el conocimiento de su agente causal y su forma de enfermarnos, tuvimos que enfrentar epidemias muy severas,  en el año 1956 (a 1 año de la existencia de una vacuna eficaz) más de 6500 pacientes fueron registrados en Argentina como enfermos,  fue la última gran epidemia antes de que podamos acceder a la vacunación en el país. Muchos de estos pacientes aún recorren centros de rehabilitación en nuestros hospitales.

En Abril de 1954 se estudia  la primera vacuna contra la polio a virus inactivado ( esto suponía ciertas dudas a su eficacia) , inyectable, producida en los EEUU por SALK. La misma fue probada en unos de los ensayos clínicos más grandes de la Historia para demostrar su utilidad. Fueron vacunados mas de 1.000.000 niños algunos con la vacuna otros con placebo (los de 2do grado recibieron la vacuna, y los de primero y tercero placebo) y se demostró en 1955 la seguridad y utilidad de la misma. (Imaginen un estudio así hoy…)

Unos años mas tarde la aparición de una vacuna oral con virus  vivos atenuados surgió como otra posibilidad terapéutica, elaborada también en EEUU pero por Sabin, fue testada primero en su familia y sus ayudantes y luego en un ensayo llevado a delante en Rusia , dado que la vacuna Salk aún no se había colocado allí. Los resultados fueron muy alentadores.

Ni Salk ni Sabin patentaron sus vacunas dado que su intención era que se distribuyeran lo más rápidamente por todo el mundo. (Esto es inimaginable hoy por eso no se los pido…)

El efecto de las vacunas fue inmediato, con una incidencia de mas de 500.000 casos anuales antes de la vacunación los casos bajaron en forma paralela a la aplicación de las mismas de manera abrupta.

En 1988 la OMS decide avanzar en la erradicación definitiva de la enfermedad. Para ello la humanidad viene llevando campañas de vacunación intensificadas en todos los continentes.

En el año 1994 se decreta a América libre de la enfermedad, en el año 2000 el pacífico occidental la sigue y en el 2002 la región Europea, en 2014 India y el sudeste asiático logran el objetivo.

Hoy solo dos países Afganistan y Pakistan mantienen circulación endémica cada vez más limitada del virus salvaje, y solo de la cepa Sabin 1 ( el virus tenía 3 cepas, la 2 y la 3 ya han sido erradicadas),   es decir no estamos lejos de conseguirlo.

Dentro de las estrategias para eliminar la poliomielitis hay que destacar que el uso de Vacunas a  virus atenuados de las vacunas orales deben ser suspendido.  Esto es debido a que estos virus atenuados pueden, muy rara vez, pero pueden, recuperar potencial infectante o generar en pacientes con defensas bajas, muchas veces no vacunados, casos de “polio por vacunas”. Si bien es una situación rara, es la único causa de polio que tenemos en las regiones en donde la polio “salvaje"se ha eliminado. Por lo tanto en el plan de eliminación definitiva de la enfermedad el pasaje de vacunas orales a inyectables, es decir de atenuadas a inactividas es un paso necesario.

Esa es la buena noticia que nos trajo el recientemente recuperado Ministerio de Salud. A pesar de estar dando la batalla contra el Covid19, se ha decidido reemplazar (y esto tiene costo) las dosis antipoliomelíticas orales por dosis inyectables. Esto impedirá por un lado casos de "polio por vacunas” y además cumplimos en el camino de hacer que esta enfermedad nos deje para siempre.

Damos el adiós a una gran vacuna, "la Sabin oral” , cumplió su cometido, salvo millones de vidas, eliminó la poliomelitis de América, calmó a nuestro abuelos y protegió a nuestros padres. Hoy la sustituimos por una vacuna más segura para esta instancia.

La historia de la salud humana no olvidará su aporte.