100 Fotos del Viaje: de Tucumán a Pisa

EL MUNDO, ACÁ

Aunque cualquiera que escuche hablar de Pisa inmediatamente piense en su famosísima torre inclinada, ésta no es más que una pieza de la Piazza dei Miracoli. Te invitamos a ver y conocer acerca de este espacio medieval de la ciudad italiana bañada por el Arno.

Pisa, vista desde la torre. (Foto: Gastón Tannuré / 100 Fotos del Viaje)




El tren nos dejó en la estación San Rossore, veníamos a pasar el día en Pisa y conocer su más famoso ícono: La Torre Inclinada. Desde la estación hasta el Campo dei Miracoli, lugar de emplazamiento de la torre, no hay más de 500 metros y la caminata es más que fácil.

Acostumbrados a ver siempre en las imágenes que circulan por el mundo solamente a “La Torre” no nos imaginábamos que, al atravesar la Porta Nuova también llamada Porta de Santa María, encontraríamos esta monumental plaza, mitad césped y mitad edificios magníficos, los cuales podrían opacar tranquilamente a la torre si no fuera por su caprichosa inclinación.

La Plaza del Duomo, como en realidad se llama, tiene unos 360 metros de largo por 170 metros de ancho aproximadamente y debe su nombre a que en ella se encuentra el Duomo (La Catedral).



El conjunto religioso y arquitectónico de la plaza incluye El Duomo, el Baptisterio, el Camposanto Monumental y el Campanario, ¡que es la Torre inclinada!


El Duomo Santa María Asunta de Pisa

La Catedral es el corazón monumental de la Plaza de los Milagros, alrededor del cual se disponen los otros edificios religiosos. Se empezó a construir en el año 1064, en el denominado estilo románico pisano, aunque en su interior se pueden ver influencias artísticas bizantina e incluso islámica. En la fachada destaca el mosaico del pórtico y los cuatro niveles con galerías abiertas con filas de columnas.

El edificio del Duomo confiere monumentalidad al conjunto paisajístico, en el que el contraste viene dado por la inclinación de la Torre de Pisa. El exterior se caracteriza por estar revestido de mármoles multicolores y mosaicos. En su interior hay diversos rincones de gran riqueza artística, como el mosaico del ábside o el imponente púlpito.



El Baptisterio

Es un gran edificio circular ubicado frente a la fachada principal del Duomo. El Baptisterio de la catedral de Pisa se construyó en 1152, una vez que finalizó la construcción del edificio principal del duomo, y antes de que se levantara la famosa torre.

Según se dice, el Baptisterio tiene una clara influencia del Santo Sepulcro de Jerusalén. De estilo románico en sus bases, el edificio se completó durante el siglo XIV con la incorporación de elementos góticos en su cúpula y planta superior.



El Camposanto Monumental

Sin dudas es el rincón monumental menos famoso de la Plaza de los Milagros. Se trata de un particular y gran cementerio (como se puede suponer por su nombre) que se encuentra detrás de un largo muro que cierra la citada plaza por el norte, con 42 arcos ciegos.

El Camposanto ha tenido numerosas vicisitudes a lo largo de la historia (como por ejemplo la caída de bombas incendiarias durante la 2º Guerra Mundial), pero ahora, al visitarlo, sólo se puede intuir la grandiosidad que sin duda tuvo en el pasado.

La construcción del Camposanto se inició en 1278, pero se terminó casi 200 años después. Se dice que está construido sobre tierra sagrada traída del Gólgota.



El Campanario

La Torre de Pisa es en realidad el campanario del Duomo. Con una altura de 56 metros, se empezó a construir en el año 1173 y tardó en terminarse casi 200 años, pues ya desde el principio comenzaron a surgir problemas de inestabilidad debido a las características del suelo sobre el que se levanta.

Esta torre campanario es un claro ejemplo del estilo arquitectónico románico pisano, con su construcción en mármol blanco y su ornamentación exterior con galerías de columnillas que configuran seis imponentes plantas.

Ahora ya lo sabes, al ir de viaje a Pisa no pienses sólo en la torre, sino en todo el milagroso conjunto arquitectónico del que ella es parte.



TIPS de 100 Fotos del Viaje

Te recomendamos recorrer la ciudad de Pisa sin pernoctar en ella. Los servicios de trenes desde ciudades cercanas, como por ejemplo Florencia, son frecuentes y efectivos.

Lo ideal es llegar a la estación San Rossore, conocer la Piazza dei Miracoli durante la mañana, luego caminar por la ciudad de Pisa y retornar a tu ciudad cabecera desde la estación de Pisa Centrale, ya entrada la tarde.

No dejes de apreciar algunas obras de arte que se encuentran dispersas por el Campo dei Miracoli, como la Fontana dei Putti, el Angelo Caduto o la Lupa Capitolina.

Si te gusta viajar no dejes de visitar el blog '100 Fotos del Viaje' para conocer nuevos destinos y recibir tips y consejos útiles antes de emprender la aventura: https://100fotosdelviaje.com.ar/

Otros viajes contados por Gastón:

- 100 Fotos del Viaje: de Tucumán a Cusco


Gastón Tannuré es profesor de física en carreras de ingenierías y mago profesional premiado en competencias Internacionales. Y, junto a su familia, un viajero empedernido y creador de '100 Fotos del Viaje', un blog de fotos y experiencias de viajes.

Top