Top

"No daba más": hoy Fernando vuelve a gritar por el Decano

JUEGA EL DECA DE AMÉRICA

Un hincha, todos los hinchas. Pasaron más de siete meses lejos del Club de sus amores. De mirar partidos viejos a visitar al Monumental para estar más cerca del Deca. La espera terminó: “Me levante con esa sensación de que volvió todo a la normalidad”, admite.

Fernando en el Monumental, su lugar en el mundo.




"Más allá de la situación del país estos meses, la verdad que ya no daba más, era insostenible la idea de seguir sin fútbol, sin el Deca, en lo personal es un estilo de vida, un hábito y un cable a tierra para el 75 % de la provincia", afirma sin dudas Fernando Gómez Omil a quien le vuelve el alma al cuerpo tras más de siete meses de espera para volver a alentar al Decano, que debuta esta noche por Copa Sudamericana.

Como todos los amantes del fútbol, padeció la larga espera desde que se suspendió toda actividad aquel 20 de marzo. Algunos han comenzado a reencontrarse con el vicio con el reinicio de la Copa Libertadores y hoy llega el turno de los tucumanos: "Pasé por todas las etapas que te imaginés. A veces veía partidos viejos para agitar un poco", recuerda. Entre las grandes hazañas del Decano que revivió hay una que se destaca por sobre todas.

"El de Quito marcó un antes y después. Volví a ver después de mucho tiempo el del Ascenso a la B, aquella definición por penales contra Racing de Córdoba, los dos contra Peñarol, el de Copa Argentina contra los del barrio vecino, el 3 a 1 y algunos más. Pero me quedo con el de Quito, por el momento, lo que se jugaba y por toda la historia que hay detrás de ese partido. ¡FUIMOS LA SELECCIÓN!", grita Fernando, a horas de un nuevo cruce copero, esta vez contra Independiente.

Otro recuerdo que le viene a la cabeza es aquella semifinal de Copa Argentina ante Rosario Central: "Fue tremendo, viajé solo, sin hospedaje ni nada... los días más felices junto a mi Decano", rememora. A pocas horas del partido, admite que "ahora estoy hecho una bola de nervios, ansioso, pero feliz, hoy es un día distinto. Me levanté con esa sensación que de alguna forma volvió todo a la normalidad... si bien no es así, así lo siento".

Fernando asegura que no de ser por la pandemia y que el partido es a puertas cerradas, estaría en Buenos Aires palpitando la previa del choque copero, como en 2017: "Si no fuera por esta situación estaría haciendo la previa allá", jura, siempre con la Celeste y Blanca puesta, a todos lados.

Es justamente eso lo que más extraña y ha extrañado estos 7 meses sin ir a la cancha: "Los asados con amigos, en donde de lo único que se habla es del Deca... juntadas eternas hasta la hora de llegar al Templo, porque así lo llamamos todos", enfatiza.

Fernando (izquierda) se prepara para volver a alentar al Deca.

No es ningún secreto que como todo hincha Decano extraña al Monumental, pero se las ha ingeniado para extrañarlo un poco menos: "Varias ocasiones me pegaba una vueltita y hasta me bajaba para ver ese pasto que tantos momentos inolvidables me hizo vivir", confiesa. "Varias veces", agrega rápidamente.

Más allá de la vuelta del fútbol, deberá conformarse con ver por tele los partidos de local: "No estoy acostumbrado, tendré que hacerme la idea de que por un buen tiempo va a ser así". Para estar presente, ya aseguró su lugar en la bandera gigante que prepara la comisión de hinchas Somos Tucumán.

"Puteo siempre a los que no están de Celeste y Blanco, no se salva ninguno", asegura sobre cómo es verlo por tele para quien acostumbra a ir siempre de local y cuando se puede de visitante. Para esta noche admite hay organizada "una juntada prudente". Protocolos y aliento van de la mano.
De cara al partido de anoche, sostiene que es "un partido durísimo" que "está para cualquiera porque la inactividad nivela a todos". 

"Es momento de bancar a los chicos del club y darles un poco más de rodaje", apunta reflexivo, aunque reconoce que le hubiese gustado que se incorpore algún 9 de área o un volante por los costados. "Ramiro Ruiz Rodríguez pinta con gran futuro", subraya sobre los pibes que asoman y piden pista en la Primera del Deca.

Para finalizar y antes de arrancar la previa a la distancia, Fernando le habla al Ruso Zielinski en nombre de todos los hinchas: "Lo banco, lo que diga, lo que haga... es palabra santa. Siempre estoy tranquilo. ¿Qué le puedo discutir? Nada. Siempre le saca agua a las piedras. Sólo quiero decirle Gracias por estos momentos vividos, hizo aún más gigante al Decano y sobre todo conocido en todo América, casi ninguno puede decir lo mismo", sentencia.

A los hinchas, que como él tendrán que vivirlo a la distancia, les pide "que se queden tranquilos, que a partir de hoy vuelve todo a la normalidad y que disfruten, que vuelven las alegrías y que ayuden al club de la forma que ellos quieran, todo suma".