Top

El detrás de escena de la reunión entre San Martín y la AFA

CIUDADELA

En la últimas Roberto Sagra mantuvo un dialogo con uno de los dirigentes más importantes de AFA. Arranca junio y la definición es inminente. En Ciudadela reina el optimismo.

San Martín es el equipo que terminó la temporada mejor posicionado.




Se termina mayo y empieza la cuenta regresiva de la AFA para responder al reclamo de San Martín. Sucede que junio será una mes de definiciones para San Martín y el resto de los equipos de las categorías de ascenso. 

Desde la casa madre anunciaron que los ascensos se definirán en la cancha, al mismo tiempo que dieron por terminada la temporada. El Santo levantó la voz y realizó un reclamo formal, mientras que su presidente recorrió los medios de comunicación manifestando su disconformidad con las decisiones tomadas por sus pares. 

Sumado a esto, desde Ciudadela contrataron asesores legales de primera línea y abrieron los canales correspondientes para poder apelar la resolución en el TAS. Esta situación aumentó las tensiones entre el Santo y el Comité Ejecutivo a tal punto que Sagra fue demandado en el Tribunal de Ética.

Sin embargo, más allá de los dardos que volaron de un lado y del otro, Sagra dejó abierta la posibilidad de recomponer las relaciones: “Soy un hombre de dialogo y un dirigente de fútbol… espero que esto lo resuelva el fútbol”, dijo en repetidas oportunidades. 

Al parecer, las autoridades del fútbol argentino decidieron tender un puente, y Pablo Toviggino, tesorero electo y hombre de máxima confianza de Chiqui Tapia, dialogó con el principal directivo del Santo. 

“Se habló para que se baje el nivel del conflicto, para que se estudie bien la situación, sin tomar ningún tipo de compromiso de ninguna de las partes, pero con la intención de ir avanzando a través del dialogo”, le explicó Roberto Sagra a eltucumano.com

Esta conversación puede ser el comienzo del final de la disputa que mantiene en vilo a todo el Pueblo Ciruja. Sucede que el desenlace de esta historia no puede dilatarse mucho tiempo más. 

En apenas un mes, la gran mayoría de los planteles estarán desmantelados, porque los contratos de los jugadores culminan el 30 de junio. Por ende, el futuro del campeonato debe definirse antes de que eso suceda sí o sí. Ya no solo por San Martín, sino por todos los equipos que deberán saber, a ciencia cierta, qué compromisos afrontar en la segunda mitad del año, para poder planificar en función de eso. 

Con esta tregua, se espera una resolución que puede llegar a buen puerto. En San Martín entienden que la única forma de que haya justicia es obteniendo el ascenso, ya que es el equipo que más méritos deportivos hizo durante la temporada pasada.