Hourcade acusa de retener pases a la Unión de Rugby de Tucumán

ESCÁNDALO ¡ES UN ESCÁNDALO!

En medio del conflicto por la Super Liga Sudamericana de Rugby, el Huevo habló mano a mano con eltucumano.com y salió con los tapones de punta: “Molesta mucho, porque hasta hace tres meses atrás, Tucumán quería tener una franquicia”.

Foto: Sudamérica Rugby.




“Están escuchando una sola campana y todos están a las puteadas”, arranca Daniel Hourcade, enojado, caliente, dispuesto a contar su verdad del gran conflicto que desató la Unión de Rugby de Tucumán de cara a la Super Liga Sudamericana de Rugby.

El Huevo es el director del Área de Alto Rendimiento a nivel sudamericano, coordinando desde hace más de un año y medio los centros de altos rendimientos en diferentes puntos de la región: “Tenemos tres objeticos: Mejorar física y técnicamente los jugadores de toda la región, darles a esos jugadores un nivel de competencia por arriba del que están acostumbrados y evitar que se sigan yendo a ligas menores de Europa”, detalla en el mano a mano que tuvo con eltucumano.com.


Un total de 20 jugadores argentinos estarán distribuidos en las cuatro franquicias extranjeras, 18 de ellos tenían ofertas para irse a jugar al rugby europeo. Solo Gabriel Ascarate, de Natación, y Manuel Montero, de Pucará, iban a quedarse en el país. Julián Domínguez y Diego Fortuny son los que marcharon a la liga de Estados Unidos.


“Venimos trabajando hace mucho tiempo. En abril del año pasado se tendrían que haber cerrado las postilaciones para las franquicias. Inicialmente iban a ser ocho, luego bajaron a siete y terminaron siendo cinco, y se sumará la sexta, la colombiana, el año que viene”, amplía sobre la flamante Super Liga Americana de Rugby que atrae una serie de conflictos desde antes de comenzar.

La SLAR comenzó a tomar forma cuando se reunieron para armar el reglamento: “Yo participo porque dirijo los centros de altos rendimientos y hay muchas consideraciones que tenía que aportar”, cuenta Hourcade. Luego agrega: “Ese reglamento que se arma ahí, en abril, y se mandó a las uniones nacionales que iban a participar para que lo vean y hagan las correcciones correspondientes o agreguen cosas. Cuando se empezó a afinar todo, los tiempos se fueron acortando, vino el mundial y retrasó todo, todo”.

“En ese reglamento inicial, no solamente se estaba hablando de ocho equipos, sino que también generaba la duda por la cantidad de jugadores argentinos que podían salir. Era una preocupación lógica. Se habló de los límites, pero también se habló de que iba a haber excepciones. ¿Cuáles eran esas excepciones? Una, si había más de un jugador de un club, podían ir siempre y cuando el club lo autorizada; y la otra era, justamente, Paraguay. Porque simple, su nivel está muy por debajo del nivel de los otros países participantes. Era muy lógico que Paraguay iba a necesitar excepciones y darle la posibilidad de que tenga un cupo mayor a lo permitido a las otras franquicias. Esas eran las excepciones que iban en el reglamento original. Se termina firmando todo lo de la liga en noviembre”.


Entre abril y noviembre, es decir entre que se escribió el reglamento y se lo aprobó, pasaron muchas cosas en el medio. “No podes esperar hasta noviembre para empezar a armar un equipo, tienen que salir a buscar jugadores”, argumentó, con lógica, Hourcade. “Nuestra preocupación como Sudamérica Rugby era tomar a los jugadores antes que arranquen las ligas europeas, porque muchos se iban a ir y eso queríamos evitar. Los países empezaron a buscar jugadores y así empezó. Paraguay, puntualmente, no es que no les importó el reglamento. Estaba estipulado lo de las excepciones, pero después la terminaron sacando. ¿Por qué? No lo sé. Yo no soy dirigente y no estoy en esa parte. Pero eso estaba y lo sacaron. Me imagino que la UAR habrá pedido esto y lo habrán acordado, pero no sé. Es una opinión, pero no lo sé. No estoy en la parte dirigencial ni soy dirigente. Yo no tomo decisiones de ningún tipo, lo que si hago es ayudar a los países, capacitando entrenadores, averiguar jugadores que se estaban yendo a Europa a ligas menores, y llamarlos o avisarles para que los tienten y no se vayan”.

La realidad dice que muchos jugadores partieron a ligas inferiores de Europa, en Portugal, España, Rumania e Italia. “No solamente no mejoran en lo deportivo y en lo económico, sino que también se pierden del mapa. Tenemos casos de muchos jugadores que no fueron tenidos en cuenta en Ceibos y esos chicos están en Olimpia, como Thomas Gallo, Federico Gutiérrez, Enzo Ocampos, Santi Resino; no fueron considerados y la mayoría de esos jugadores estaban en el sistema y se iban a ir a Italia, España, Portugal. Hay 20 jugadores argentinos que son los que irían a jugar a las cuatro franquicias de la SLAR. No 100, 20. De eso, 18 tenían propuestas para irse a Europa de ligas menores. Si esos chicos se van, se pierden del mapa argentino y no vuelven ni al club. Mientras que la Liga termina en mayo y vuelven a sus clubes, si es que no son convocados a una selección nacional, que al fin y al cabo es el objetivo que tienen los jugadores”, detalló.  


“Se hablaba de 32 jugadores argentino que iban a estar repartidos en las franquicias extranjeras, cuando iban a ser ocho equipos, pero son 20. No se llegó al máximo que se creía”.


Mientras su café llegaba, Hourcade continuaba su relato, enojado por la situación: “Yo lo frené a Machi Ledesma que se estaba yendo a Italia, yo intenté frenarlo a Nico Sbrocco que al final se terminó yendo, pero por otra razón. Repatriamos a Nico Proto, Facundo Pomponio, grandes jugadores de rugby que no tuvieron oportunidades porque el sistema no se la dio en su momento y hoy van a tener la oportunidad de mostrarse en un torneo donde lo ve todo el rugby argentino y pueden llegar a ser considerados para un seleccionado nacional a futuro, uno de los objetivos. Y encima les da la posibilidad de que vuelvan en mayo a sus clubes”.

El conflicto de la SLAR explotó cuando desde la Unión de Rugby de Tucumán reclamaron por la cantidad de jugadores que contrató Olimpia de Paraguay, rompiendo con lo que decía el reglamento: “Las uniones dicen que se les están sacando los jugadores. Los jugadores no van a volver al club si no van a la Liga. Lo que está haciendo la URT es prohibirles a los chicos jugar la SLAR, pero que vayan a España o Italia no hay problema. Esa es la realidad. Lo pongamos muy claro. El presidente de la URT habla con una frescura y soltura, y dice que Sudamerica no advierte y no observa lo que está haciendo la franquicia. Dice que no entró ningún pedido de pase, cuando todos los jugadores presentaron los papeles en sus clubes y tengo copias de todos, y ellos los están reteniendo. Después está la parte económica, que eso lo vamos a hablar en otro momento.

- ¿Molesta que sea la Unión de Rugby de Tucumán la que reclama?
- Molesta mucho, porque hasta hace tres meses atrás, Tucumán quería tener una franquicia y ahí no se hablaba en los mismos términos que se está hablando hoy. Entonces pregunto: ¿qué está pretendiendo la URT? ¿Que los chicos no jueguen la Liga, que se vayan a Italia y no vuelvan a los clubes? Que los chicos que están en Paraguay que te cuenten dónde viven, cómo entrenan, qué les dan, cómo están siendo tratados, cuánto cobran. Viven todos en un complejo de departamentos, trabajan en un centro olímpico que es espectacular, siete nutricionistas, una estructura muy profesional, un enorme entrenador como Aspirina Pérez. Tienen todo. Si Gallo, por dar un ejemplo, se iba a Italia, iba a vivir en una pensión con otros tres o cuatro jugadores, iba a comer un sándwich y una gaseosa y se iba a perder en el sistema.

- ¿Pensaron que iban a tener estos problemas?
- Cualquier cosa nueva puede tener cosas imprevistas o cosas mal hechas, y lo lógico era sentarse a conversar y no salir en los medios a criticar de manera tan así.

- ¿Hablaste con algún dirigente tucumano?
- Yo hablé con el presidente de Universitario, Carlos Villalonga, y me manifestó que no tenían ningún problema y no iban a presentar ningún tipo de objeción para que los chicos se vayan, porque sabía que los chicos lo mismo se iban a ir, como ya se fueron varios a Portugal.

- ¿Y con el presidente de la URT?
- Intenté y no me contestó. “Que ya te llamo, ya te llamo”. Cuatro veces en el día y nunca se sentó a hablar. Yo no tengo como obligación de hablar con él, ni meterme en esta cuestión, lo hago porque me interesa el rugby, porque es mi provincia y porque es mi club. Por eso me atreví a hablar con el presidente del club y por eso intenté hablar con el presidente de la Unión y no me atendió, cuando una semana antes estuvimos sentados hablando de otros temas y le ofrecí colaboración para Tucumán en lo que pueda. Pero para este tema nunca me atendió.

En medio de su calentura, Hourcade reiteró la acusación contra la Unión: “Me parece que si tan fácilmente hablan y hacen creer que Paraguay se pasa por los huevos el reglamento, que Sudamérica le chupa un huevo los clubes, es muy de irresponsable. Todos los jugadores presentaron las notas de los pases en los clubes y fueron a las Uniones, y las tienen retenidas, porque yo tengo constancia de las notas que presentaron los jugadores de Universitario que fueron recibidas y luego enviadas a la URT, y ellos dicen que nunca entró un pedido de pases. O sea, acá hay situaciones que claramente no van, no son claras”.

“Era una discusión que había que tener a puertas cerradas y nada más. Y no salir así. Todos los jugadores están a las expectativas. Se fueron para ir entrenando, si no les aceptan los pases volverán, pero no se han ido para meter presión ni nada, se fueron porque están desesperados por jugar, porque están convencidos que es lo mejor para ellos y para todos”, sentenció Daniel Hourcade.





Top