La UAR escuchó los reclamos: ¿Peligra la Super Liga Americana?

RUGBY PROFESIONAL

Desde la Unión de Rugby de Tucumán se quejaron por las incorporaciones excesivas de los jugadores, dejando de lado el reglamento. “Se le niega a Olimpia el pedido de excepción”, aseguran. ¿Qué pasará con los siete tucumanos en el equipo paraguayo?

Foto: Elobservador.com.uy.




Cada vez que en el rugby sudamericano intentan crecer, se hace todo sin pensar en los demás y se generan conflictos. Así pasó hace una década, cuando se formaban los Pampas XV y el posterior crecimiento en Argentina. Así ocurre ahora, con la creación de la Super Liga Americana de Rugby, que será profesional, y que ya arrancó con escándalo.

El problema principal arranca por la violación del artículo 19, inc. C del reglamento, el cual dice: “Integración del Plantel del Equipo: Excepto para el o los EQUIPOS de la Unión Nacional UAR sólo se podrá convocar a no más de cuatro (4) Jugadores UAR por EQUIPO que participe en el Torneo y en ningún caso podrá convocarse a más de un jugador por Club UAR entre el total de los convocados para cada TORNEO SLAR…”.

“Nosotros iniciamos el reclamo, ya que la Unión de Rugby de Tucumán es la más afectada”, señala a eltucumano.com, el presidente de la URT, Marcelo Corbalán Costilla. Sí, no es para menos. Por ejemplo, Olimpia contrató 12 jugadores del sistema BDUAR (donde se registran todos los jugadores que juegan en Argentina), es decir 8 más de lo permitido. Cinco de esos son tucumanos que estaban en el Regional del NOA, tres de Universitario (Thomas Gallo, Alejandro Torres y Santiago Resino), y dos de Natación (Gabriel Ascarate y Máximo Ledesma). Asimismo, Juan Ávila, el sexto de los siete tucumanos del plantel paraguayo, estuvo jugando en Lomas Athletic y también pertenece a BDUAR.

“El caso de Nicolás Proto es diferente, porque viene de jugar en los últimos meses en España. Puede haber otros casos también, como el de Mauro Genco y Rodrigo Bruno, de Duendes de Rosario y Jockey de Villa María, que estuvieron en Argentina XV, y están como fuera del régimen de pertenecían del club”, agrega Corbalán Costilla. 


“Hay que cumplir el reglamento, uno por club y solo cuatro jugadores inscriptos en el BDUAR”.


Lo cierto es que ante la cantidad excesiva de contrataciones en Paraguay, desde la URT elevaron el reclamo a la Unión Argentina de Rugby. Ésta, escuchó el pedido al cual se sumaron desde otras uniones y la queja llegó a la SAR (Sudamérica Rugby).

La respuesta desde el organismo que maneja la Super Liga Americana de Rugby a la UAR fue con un pedido: “Alertadas las franquicias sobre este hecho y previniendo que genera complicaciones políticas, nos manifiestan enviemos a la Unión Argentina los pedidos de excepciones, para que sean tratados según el compromiso asumido por todos en la reunión de SLAR/ SAR con la presencia de representantes de todas las Uniones”. Es decir, le pidió a la UAR que haga excepciones.

Por ahora, porque esto siempre puede cambiar y más cuando hay dinero de por medio y el trabajo de algunos deportistas también, desde la Unión Argentina de Rugby no hicieron lugar al pedido y esos jugadores no estarían en condiciones de jugar. Habrá que esperar si en las próximas horas o en los próximos días, pueden llegar a un acuerdo para arreglar el conflicto. Caso contrario, ¿qué pasará con esos equipos y esos jugadores? Ni la propia SAR lo sabe.

La Supar Liga Americana de Rugby fue presentada a fines de noviembre.

Top