Top

Viernes a puro fuego y hollín en Tucumán por la quema de cañaverales

Peligro

Una lectora de eltucumano.com registró las llamas a la vera de la ruta 302 y envió el video para denunciar una práctica tan extendida como ilegal. Las cenizas, a su vez, fueron las protagonistas de la jornada en varias localidades. "En Tucumán somos piromaníacos", dijo el secretario de Medio Ambiente.

Una lectora de eltucumano.com registró un incendio a la vera de la ruta 302.




Pese a las reiteradas advertencias de las autoridades sobre la ilegalidad de la práctica y los peligros que acarrea, la quema de cañaverales no se detiene en Tucumán. 

Este viernes, una lectora de eltucumano.com registró con su celular el incendio desatado en una plantación de caña ubicada a la vera de la ruta 302 y vecinos de diferentes puntos de la Provincia denunciaron que el hollín fue el protagonista de la jornada

Según datos del Gobierno, en lo que va del 2020 se registraron 1.000 denuncias a través del número de emergencias 103 de Defensa Civil, es decir, un promedio de 50 denuncias por día vinculadas a la quema, que indican un aumento en la media para esta época del año.     



La quema de cañaverales es una una práctica con hondas raíces culturales en la Provincia que acarrea graves peligros para las poblaciones aledañas. 

En primer término, la calidad del aire se ve afectada por la cantidad de partículas que quedan suspendidas en la atmósfera producto de este accionar. Como consecuencia, tal como lo señalaron los ciudadanos nucleados en el Movimiento Civil por el Aire Limpio de Monteros, en esta época del año aumentan las afecciones respiratorias y oftalmológicas. 

Por otra parte, las llamas que llegan a alcanzar varios metros de altura, pueden alcanzar el tendido eléctrico ocasionando cortes de electricidad y eventualmente de agua a miles de usuarios, tal como sucedió el sábado pasado cuando dos líneas de TRANSNOA salieron de servicio. A todo esto se suma que la humareda producto del fuego reduce la visibilidad en rutas, lo que puede ocasionar accidentes viales. 

 

Coronavirus y quema

Desde el Gobierno de la Provincia destacaron que se están llevando adelante acciones para "detectar, multar y demandar ante la Justicia a los responsables de la quema ilegal de caña de azúcar, pastizales y basurales en los campos y barrios periféricos" a través de un trabajo coordinado entre la Secretaría de Medio Ambiente que depende del Ministerio de Desarrollo Productivo, Defensa Civil y la Dirección de Delitos Rurales y Ambientales de la Policía de Tucumán que depende del Ministerio de Seguridad

“Tratamos la estrategia sostenida desde el comienzo de la cuarentena, entendiendo que fuera de zafra hacemos prevención y educación ambiental. Pero en zafra, o en inverno, hacemos actuaciones administrativas”, comentó el secretario de Medio Ambiente, Alfredo Montalván, quien indicó que hay preocupación por las 1.000 denuncias recibidas por Defensa Civil en lo que va del año, porque indica un crecimiento de la media de los últimos años. En este sentido, el funcionario pidió "conciencia" para prevenir los incendios "a fin de cuidar el sistema de salud pública en un momento en donde los centros sanitarios están abocados por la pandemia de Coronavirus a evitar contagios y tratar pacientes".

Durante una reunión con Fernando Torres, director de Defensa Civil y con el jefe de Delitos Rurales, comisario Jorge Díaz, Montalván informó que "en la Provincia están certificadas 40 mil hectáreas que realizan cosecha en verde". "En total hay 270 mil hectáreas que todavía no están certificadas. El avance de certificación fue notorio en los últimos años pero, en esta temporada, la pandemia aletargó ese proceso", señaló el funcionario, a quien los legisladores Raúl Albarracín (PJS) y Raúl Pellegrini (PJS) pidieron citar a la Legislatura para que rinda cuentas sobre los controles que está realizando la cartera a su cargo durante el período de zafra debido a la gran cantidad de denuncias que pesan sobre la actividad azucarera, especificamente en lo referido al funcionamiento de los ingenios y a la quema de caña que afecta la calidad de vida en pueblos del interior.   



“Vecinos de grandes ciudades y barrios periféricos acostumbran a quemar hojas y basurales. A esto se suma la mala costumbre de quemar banquinas de rutas provinciales y nacionales”, observó el funcionario, quien añadió que también hay “sectores que queman los rastrojos de caña poniendo en riesgo las líneas de alta tensión”. Ante esta situación, Montalván expresó que desde el Gobierno se busca “dar un mensaje fuerte, porque estamos en un tiempo de pandemia y esto incide en la salud de la población". 

"Esta situación nos tiene que llamar a la reflexión porque no podemos ocupar camas de los hospitales con personas afectadas por la quema, cuando las necesitamos para las personas que puedan infectarse con Covid-19", enfatizó Montalván. 

"En Tucumán somos piromaníacos"

La sequía que afecta a la Provincia ocasiona, por un lado, que las partículas producto de la quema de cañaverales queden suspendidas en el aire ocasionando severos problemas de salud en la población y, por otro, supone un peligro mayor porque ofrece las condiciones para que los incendios se extiendan sin control. 

Acerca de estas condiciones, Montalván sostuvo que "los incendios más voraces se dan en la quema de caña cortada y en pie, a pesar que esta última provoca pérdidas en los productores". “Hoy toda la vegetación está seca por la helada, lo que puede contribuir a la expansión de los incendios. En Tucumán somos piromaníacos, debemos llamarnos a la reflexión y no hacerlo”, remarcó. 

Por su parte, el director de Defensa Civil, reveló que esa repartición está recibiendo “una cantidad muy importante de denuncias de todo tipo de quema". "Hay un registro de más de diez años, donde la curva pico está en los meses de agosto y hoy estamos superando esa media, que se ubica por encima de los registros máximos”, precisó y recordó que “la quema tiene impacto ambiental que nos afecta". "Estamos hablando de alrededor de 1.000 denuncias recibidas hasta el momento, es decir, de un promedio diario de 50”, indicó e informó que el seguimiento se realiza con imágenes satelitales para ubicar los puntos rojos. Asimismo, pidió a la población hacer las denuncias correspondientes al 103 y reveló que, por lo general, “en horario de la tarde es cuando se registra mayor cantidad de reclamos”. 

“La Policía nos permite controlar inmediatamente el perímetro y la zona. La gente denuncia cuando está en peligro su casa, el sistema eléctrico o el humo afecta la visibilidad de las rutas. Las distribuidoras de electricidad también son muy afectadas”, señaló Torres.
Apostando a la conciencia colectiva, el titular de Defensa Civil subrayó que “hay que revertir esta cuestión cultural, aprovechar este periodo de pandemia y decir que esto nos hace mal siempre. Hoy hay que cuidarnos porque está en juego la vida de los tucumanos y necesitamos un sistema de salud que pueda responder”.

Viernes de ceniza

En el último día hábil de la semana, muchos tucumanos vieron veredas, patios, autos y prendas de vestir llenas de hollín producto de la quema de caña. Así lo evidenciaron algunas imágenes que enviaron lectores de eltucumano.com en horas de la tarde para denunciar la contamianción ambiental producto del fuego en los cañaverales. 

Las veredas de Yerba Buena lucieron llenas de hollín en la tarde de este viernes.  
Quienes se sentaron a tomar la merienda al aire libre debieron lidiar con la 'lluvia' de cenizas. 

Hollín en la esquina de Avenida América y Mate de Luna.