Top

"Intimidación pública": advierten sobre la difusión de "Fake News"

tucumán en pandemia

La circulación de noticias falsas en los últimos días, llevó a las autoridades a recordar las penas que pueden atravesar las personas que difundan este tipo de contenidos.




Tras la proliferación de la circulación de ‘fake news’ (noticias falsas) a través de las redes sociales, desde el Ministerio de Seguridad a cargo de Claudio Maley junto a la Policía de Tucumán realizan averiguaciones al respecto. Las personas que cometen este delito son acusadas de intimidación pública y penadas con dos a diez años de prisión.

Desde el inicio de la pandemia comenzó a intensificarse la circulación de noticias falsas que en minutos llegan a una gran parte de la población generando confusión y pánico. Días atrás, en Tucumán se viralizaron dos noticias falsas en menos de un día, desde el Gobierno de Tucumán debieron salir a desmentir un comunicado falso que circulaba en las redes sociales con la intención de generar pánico a partir del brote de Coronavirus que se registró el viernes en Lastenia, localidad de Cruz Alta.

En este sentido, las autoridades resolvieron iniciar acciones para frenar la proliferación de las noticias falsas. “Durante este último fin de semana, iniciamos actuaciones por intimidación pública a raíz de estas noticias falsas sobre la pandemia de COVID-19 en la provincia, que alteran el orden público”, informó el Jefe de la División de Delitos Telemáticos, Héctor Marín.

Este tipo de acciones generan un gran malestar y temor en la sociedad, por lo que es necesario que las instituciones, comercios u organismos afectados aclaren la información y realicen la denuncia para poder proceder. Constantemente monitoreamos la circulación de información y cuando estamos ante casos así, se da intervención a la Fiscalía de Delitos Complejos de Turno y se investiga quiénes están detrás, para poder solicitar medidas en su contra y ya quedan imputados en una causa penal”, detalló Marín.

El Artículo 211 del Código Penal expresa que quien infunda temor público, divulgue información errónea, impulse desórdenes o incite a la violencia colectiva contra personas o instituciones, puede ser penado con dos a diez años de prisión por intimidación pública.
Por su parte, el secretario de Participación Ciudadana, José Farhat, explicó que la digitalización hace que la información se viralice dentro de una comunidad de manera inusitada. “En tiempos de pandemia esto genera temor, desconcierto, pánico. Debemos ser responsables chequeando cosas tales como la fuente de donde proviene, los títulos, las fechas y si las fotos que la acompañan corresponden al contexto citado. Estos tiempos no solo nos llevan adaptarnos al teletrabajo, a la educación a distancia o a las redes sociales, sino también a tener nuevos hábitos como ciudadanos digitales”, expresó.

Un antecedente claro de fake news tuvo lugar meses atrás, cuando perfiles incitaban a cometer saqueos y manifestaciones violentas en la ciudad capital. “Inmediatamente se localizó a los autores y se realizaron allanamientos donde se lograron secuestrar numerosos dispositivos tecnológicos con los que se enviaban estos mensajes”, contó Marín.

“Es muy importante que la gente sepa que no debe divulgar, comentar ni viralizar este tipo de noticias sin saber si es real, porque generan mucha preocupación y angustia, en especial cuando se nombra a comercios, personas o entidades públicas. Antes de perpetuar estas cadenas de desinformación, deben corroborar si hay un comunicado oficial al respecto y recurrir siempre a los datos del Comité Operativo de Emergencia (COE), el SIPROSA y el Ministerio de Seguridad”, cerró.