Quién es Carlos Marcovich, el prófugo más buscado de Tucumán

Amantes, deudas y crimen

Fingió su muerte con un crimen aberrante. Se fugó dos veces de la Justicia provincial. Pasaron años sin saber nada sobre su paradero. Dónde estaba y cómo cayó esta mente criminal tucumana.

Marcovich fue detenido el pasado miércoles en Salta.-




El pasado miércoles Carlos Marcovich, el prófugo más buscado de Tucumán, fue atrapado y puesto nuevamente a disposición de la Justicia en Salta, tras casi tres años sin noticias de su paradero, luego de que fuera denunciado por abusar sexualmente de la nieta de su pareja, cuando cumplia prisión domiciliaria.

Sin embargo, a pesar del delito que provocó su última fuga, Marcovich es autor de uno de los crímenes más siniestros de la provincia cuando dos décadas atrás quiso fingir su muerte, prendiendo fuego y asesinando a Juan Carlos Carrizo, un "linyera" de San Miguel de Tucumán.

La historia criminal de este exchofer de una empresa de Salud prepaga, comenzó el 26 de abril del 2000 cuando acosado por los prestamistas tomó la terrible decisión de matar a Carrizo y dejarlo calcinado en su propio auto, junto con otros efectos personales, a un costado de la ruta 305. 

Tras un frustado reconocimiento del cadaver por parte de su esposa, el mismo Marcovich se presentó dos días después en la fiscalía que tenía a cargo la causa de su propia muerte. En el lugar, contó su versión de los hechos que no convenció a las autoridades, por lo que fue detenido y acusado de asesinato para intentar cobrar un seguro de vida de $10.000 para saldar sus deudas. 

La repercusión del caso, hizo que saliera a la luz detalles de la vida personal de este hombre: 22 años de casado, cuatro hijos y cuatro amantes.

Tres años después, la Justicia Provincial lo condenó a cadena perpetua aunque permanecería libre hasta que el fallo quede firme. En octubre de 2004, cuando fue fue citado por la Corte Suprema de justicia, nunca se presentó, por lo que ordenaron su captura. 

Durante los siguientes cuatro años, la Justicia se enteró de que Marcovich trabajó en distintos lugares y siguieron sus rastros hasta Neuquén, donde en 2009 lo encontraron trabajando en un finca de un lugar llamado El Chañar. Una vez detenido y trasladado a Tucumán, ingresó al penal de Villa Urquiza para cumplir su condena.

Denucia de abuso y nueva huída

En mayo 2017, luego de que le otorgarán prisión domiciliaria por padecer una supuesta enfermedad terminal, Marcovich huyó de la casa en la que vivía con su nueva pareja en Banda del Río Salí, al ser acusado de abusar sexualmente de la nieta de la mujer.

El pasado miércoles, 32 meses después, el hombre más buscado de la provincia fue detenido en el barrio Norte Grande, al sureste de la capital salteña, luego de que una denuncia anónima alertara a la Policía. 

Por estas horas, el condenado ya se encuentra en su Tucumán natal, donde espera declarar en los Tribunales Penales. 






Top