Manzur, el gran arquitecto de Alberto presidente

#VOTATUCUMÁN

El mandatario tucumano fue el primer dirigente político que se puso al hombro el armado federal del presidente electo y fue clave en su estrategia electoral. "Eso que hizo Juan en octubre cuando convocó a la unidad de todos, esa unidad fue el punto de partida de un camino que estamos emprendiendo", reconoció el flamante presidente durante un acto de campaña en Tucumán.

Manzur, clave en el armado del presidente electo Alberto Fernández.




El 18 de mayo, Cristina Fernández de Kirchner anunciaba a través de las redes sociales que Alberto Fernández sería candidato a presidente. El gobernador de Tucumán, Juan Manzur, fue el primer dirigente político en saludarlo y sumarse a su estructura electoral, hasta convertirse en un armador clave del albertismo y un dirigente de peso del Frente de Todos. Poco más de seis meses después, Manzur dice presente en la gran foto del triunfo de Alberto Fernández Presidente.

"Con Alberto Fernández, Cristina Fernández y el Peronismo Unido vamos a terminar con el ajuste salvaje de Macri y volveremos a poner a la Argentina en la senda del crecimiento y Justicia Social", expresó Manzur, y Fernández devolvió gentilezas: Gracias Juan Manzur! Todos juntos vamos a trabajar para sacar a Argentina de la postración". Desde ese primer acercamiento, Manzur se convirtió en uno de los hombres de mayor confianza del exjefe de Gabinete.

El 9 de junio, Manzur fue reelecto de forma contundente en Tucumán con casi el 50% de los votos y una diferencia de más de 300 mil votos. Días antes, el tucumano visitó a Fernández en el Sanatorio Otamendi y recibió el apoyo explícito del candidato presidencial del Frente de Todos.

Tras su reelección, el tucumano comenzó a trabajar fuertemente en la tan mentada unidad, la que pidió "a los gritos" en aquel 17 de octubre histórico en el Hipódromo de Tucumán, donde convocó a casi todo el arco peronista por entonces disgregado y clamó por la unidad "con todos". Sentado en la mesa chica del PJ Nacional, encabezó el cónclave con el Frente Renovador de Sergio Massa, que marcó el nacimiento del Frente de Todos.

"Estoy seguro que vamos a lograr un gran frente electoral con muchos partidos políticos para volver a poner a la Argentina de pie", sostuvo el mandatario tucumano, anunciando el despegue del frente opositor que derrotaría al macrismo.


Alberto y Tucumán

Así como Manzur fue clave para acercar a dirigentes del peronismo del NOA al Frente de Todos y sumar la "pata sindical" a la campaña de Fernández, también se encargó de otorgar a Tucumán un rol preponderante en la campaña nacional.

El 25 de Junio, Alberto Fernández visitó nuestra provincia para inaugurar el CEPLA de la Costanera junto a Manzur y lanzar su campaña presidencial en el lugar donde "No se angustió ningún patriota por hacer la Argentina", chicaneando a Macri. 

“Como en 1816 hoy volvemos a debatir qué vamos a hacer frente a un gobierno que nos entregó, que se olvidó de la obligación que tenía para con la gente, con los que trabajan, un gobierno que entregó la economía argentina al Fondo Monetario Internacional”, arengó el candidato presidencial.



Durante el acto en el Club Caja Popular, Fernández recordó el llamado a la unidad de parte de Manzur el 17 de Octubre, Día de la Lealtad, y destacó que fue "el punto de partida" de la unidad peronista. "Eso que hizo Juan en octubre cuando convocó a la unidad de todos, esa unidad fue el punto de partida de un camino que estamos emprendiendo", subrayó.


Los gobernadores y la pata sindical

Tras la visita de Fernández a Tucumán, Manzur comenzó a trabajar para acercar al sindicalismo y el precandidato presidencial. Juntos, asistieron al 46° Congreso Bancario tras la confirmación de Carlos Cisneros como precandidato a diputado en tercer término por el Frente de Todos en Tucumán, como gesto hacia los gremios. Los jefes de los sindicatos habían arribado a nuestra provincia para ratificar su respaldo a Manzur durante le campaña tucumana.

Manzur fue el único que repitió, junto a Fernández, en las fotos junto a los gobernadores y a la comisión directiva de la CGT en apoyo al Frente de Todos. El apoyo de los sindicatos marcó un quiebre en la campaña: días antes, Clarín había publicado en su portada que la CGT "no apoyará a ningún candidato en las elecciones presidenciales". 



Manzur convocó luego a un masivo acto a los popes de la CGT en Tucumán. "El Norte va a poner los votos que hagan falta para que Alberto sea Presidente", arengó. Dijeron presentes los popes de la central obrera para ratificar su compromiso con la fórmula. El tucumano encabezó también un encuentro con todos los candidatos a senadores y diputados del Frente de Todos de Tucumán, Santiago del Estero, Salta, Catamarca, Jujuy y La Rioja.


Protagonista central tras el triunfo en las PASO

"Acá está mi amigo Juan Manzur, el gobernador de Tucumán. En Juan va mi agradecimiento a todos los gobernadores que hicieron posible este resultado", enfatizó Fernández tras el triunfo en las PASO, donde mencionó más veces al tucumano que a la misma Cristina Kirchner.

Manzur y Tucumán volvieron a recibir al candidato presidencial el 11 de septiembre, donde compartieron un acto por el Día del Maestro en Banda del Río Salí y el Teatro Mercedes Sosa.



Juntos encabezaron además los festejos por los 50 años de la Unión Industrial de Tucumán, donde se hicieron presentes el presidente de la UIA, Miguel Acevedo, y la cúpula de la CGT para comenzar a dar forma desde nuestra provincia al pacto social que implementaría Fernández los primeros meses de su gestión a partir del 10 de diciembre.

Tras el cierre de los comicios, Manzur partió rumbo a Buenos Aires para acompañar a Fernández en los festejos por su triunfo. Ese que desde Tucumán comenzó a construir Juan Manzur, uno de los grandes arquitectos de la victoria del Frente de Todos y la caída final al macrismo.


Top