La crisis golpea al transporte público tucumano: despiden a un centenar de choferes

SITUACIÓN CRÍTICA

Desde el gremio de transportistas responsabilizan a las políticas del Gobierno nacional. Adelantaron que no realizarán medidas de fuerza durante el fin de semana y que el lunes iniciarán un reclamo formal por vía administrativa en la Secretaría de Trabajo de la Provincia. Este viernes habrá asamblea para analizar la complicada situación del sector.

Choferes en Parque 9 de Julio, durante el conflicto de julio. (Crédito: José Inesta)




La crisis en el sector del Transporte Público en Tucumán tocó fondo este viernes: aproximadamente 150 choferes de líneas urbanas e interurbanas fueron despedidos. En horas de la mañana, desde las distintas empresas les comunicaron que no debían presentarse a trabajar.

“Hoy nos reunimos con empresarios, les pedí que me aclaren la situación. Estamos molestos porque no nos adelantaron nada a pesar que estuvimos reunidos el martes pasado. Lo único que nos dijeron es que estaban con serios inconvenientes”, revela César González, secretario general de la delegación tucumana de la Unión Tranviarios Automotor (UTA), sindicato que agrupa a choferes y empleados de transporte, en diálogo con eltucumano.com.

El sector atraviesa una profunda crisis desde el recorte de subsidios decretado por el Gobierno nacional, que luego se agravó por la decisión ─también de Nación─ de liberar el precio del gasoil al canal mayorista. “El gasoil les absorbe el 40% del total de la recaudación a las empresas”, señala González.

Según datos de AETAT, el Gobierno Nacional les gira a través del Gobierno Provincial $54 millones mensuales. La Provincia, en tanto, eroga $130 millones. "No es lo mismo $150 millones en enero que en septiembre", reniega el representante de los choferes.
La suba en los costos por consumo de combustible impactó directamente en la frecuencia del servicio. “Al reducir los servicios, es evidente que sobran compañeros”, se lamenta el sindicalista.

Según indicó el titular del gremio transportista, no tomarán medidas de fuerza durante el fin de semana. Primero deben iniciar el reclamo vía administrativa, el lunes, ante la Secretaría de Trabajo de la Provincia, donde esperan la presencia de Jorge Kiener, secretario del Interior de UTA, para que participe de la mediación con representantes de la Asociación de Empresarios del Transporte Automotor de Tucumán (AETAT).

“Nosotros vamos a tratar por sobre todo, a través del diálogo, incorporar a la totalidad de los compañeros. De acuerdo a lo que plantean ellos (empresarios) la situación es irreversible. Si no tenemos eco a nuestro reclamo por vía administrativa, no nos va a quedar otra alternativa que tomar medidas”, sentencia el titular de UTA provincial.

En julio, la provincia experimentó una de las interrupciones de servicio más largas del último tiempo. Ningún colectivo circuló por las calles céntricas y del interior por cinco días. La demora en el depósito de subsidios por parte de Nación imposibilitó el pago de sueldos y detonó la medida de fuerza.


Asamblea y expectativas

Este viernes a las 20, en la sede sindical, representantes de los trabajadores de todas las líneas de colectivos de la provincia se reunirán para conocer en detalle el número de despidos y definir el plan de lucha.

Desde UTA aguardan una llamada del Gobierno provincial, con la esperanza de contar con una ayuda paliativa.

“Lo venimos diciendo: acá estamos transitando un camino similar al del 2001, donde más de mil compañeros fueron despedidos y nunca más fueron reincorporados; estamos muy preocupados por nuestras fuentes de trabajo”, concluye González.

Top