Conmovedor: un viaje soñado en tren al Tucumán del pasado

HISTORIAS DE ACÁ

El expreso Buenos Aires - Tucumán fue una de las obras ferroviarias más grandes de Latinoamérica y del mundo. Un sitio tucumano rescató las imágenes que a más de una persona le va a provocar un lagrimón. Mirá el video.

El expreso Buenos Aires - Tucumán.




Producciones Cinematográficas presenta: “Un viaje de ensueño, el expreso Buenos Aires - Tucumán”. La voz del locutor, épica como la época de los 60 que retrata, narra el material audiovisual realizado en Eastmann Color, en 35 mm, con una duración de 10 minutos. Dice: “Un verdadero ejército de técnicos y trabajadores ferroviarios pusieron a trabajar poderosas las máquinas con un costo 1300 millones de pesos monedad nacional”.

Tal como retrata la página del documental, y rescata el sitio Tucumán en fotos antiguas, el tema argumental se refiere exclusivamente a la gran jerarquía y confort de un tren que constituyó un motivo de legítimo orgullo para Ferrocarriles Argentinos: “Está situado a la altura de los mejores trenes del mundo y define el notable adelanto alcanzado en la materia por el país”.

Antes de que la cámara recorra los elegantes interiores del convoy, la película que se exhibió en salas cinematográficas de todo el país y se proyectó también en el exterior muestra el trabajo de cientos de hombres para lograr la renovación de 400 kilómetros de vías en tiempo récord, un trabajo nacional que unió Buenos Aires y Tucumán, y que comprendió el esfuerzo federal en plantas ferroviarias como las Villa Constitución (Santa Fe), el uso del quebracho del norte para la construcción de las vías, las antenas de Alta Gracia, Córdoba, “la dura roca arrancada con la violencia de la dinamita”, todo un trabajo realizado para construir casi 1200 kilómetros de vía.

Los ensambles en Campana (Buenos Aires), en Ferreira (Córdoba), en Rosario (Santa Fe) permitieron producir una locomotora diesel por semana. Narra la voz en off: “El expreso Buenos Aires - Tucumán es el más claro ejemplo de una acción coordenada que tiene por objeto impulsar los ferrocarriles argentinos por un camino de superación con operarios que honran al país”.

Dicho todo esto, el documental sí se mete en los vagones de un lujo único para el continente y nos invita a viajar juntos: “¿Vamos a emprender un viaje encantador? ¡Claro! En el expreso Buenos Aires - Tucumán todo es original y exclusivo, es la política innovadora del ferrocarril Mitre, anticipando el futuro. El tren es un refulgente mensajero de acero entre la Capital Federal y San Miguel de Tucumán con conexiones en todo el norte argentino”.

Miren qué belleza: “El pasajero disfruta coches que perfuman el confort y la calidad de acero. Es el tren de máxima jerarquía del hemisferio y uno de los mejores del mundo. Con tres escalas, en su cocina se producen exquisitas comidas de nivel internacional. Los dormitorios aseguran al viajero un hotel sobre ruedas. Con el expreso Buenos Aires – Tucumán llega el triunfo de Ferrocarriles Argentinos, una acción que no sabe de desmayos, una acción tenaz protagonizada por todos los ferroviarios argentinos”.

El documental va llegando a su cierre justamente con la llegada del tren a nuestra ciudad capital. Suena música de folklore: “¡Adentro!”. Y cierra: “El esplendor del Jardín de la República que sorprende al viajero en las primeras horas de la mañana es la más cálida bienvenida y el broche final de un viaje de ensueño. Inolvidable”. ¿Viajamos en el tiempo? 


Top