“Los chicos toman las plazas porque en las aulas no hay espacio para la Educación Sexual”

Debate

La presidenta de la Asociación Argentina de Sexología y Educación Sexual celebró la jornada pública que se realizará en la plaza Belgrano sobre la aplicación de la ley de Educación Sexual Integral. “Tenemos una ceguera absoluta sobre lo que nuestros niños, niñas y adolescentes están pasando; la deuda de los adultos con ellos es enorme”, remarcó.




Cansados de laberintos burocráticos diseñados para evadir respuestas, alumnos y docentes de distintas escuelas de Tucumán resolvieron convocar este viernes a una jornada pública sobre la aplicación de la Ley de Educación Sexual Integral (ESI) en la provincia. La cita será a las 17.30, en la Plaza Belgrano, debido a que en diferentes instituciones públicas no encontraron un espacio para plantear el debate. La medida fue celebrada por la presidenta de la Asociación Argentina de Sexología y Educación Sexual (AASES), Amelia del Sueldo Padilla, quien afirmó que “los chicos tienen que tomar las plazas porque en las aulas no hay espacios para la Educación Sexual”.

“En este momento, sólo en algunas escuelas tucumanas se está implementando el Plan Nacional de Prevención del Embarazo No Intencional en la Adolescencia (ENIA), sin embargo, se sigue dejando de lado la aplicación de la ESI, que forma parte de este plan desde 2017. De esta manera, la educación sexual que están recibiendo nuestros niños, niñas y adolescentes se reduce a evitar los embarazos no planificados, muchas veces con connotaciones negativas sobre la sexualidad”, analiza la especialista sobre lo que considera una adaptación deficiente de las leyes nacionales en las instituciones educativas de la Provincia. 

“Es fundamental que, además de prevenir el embarazo, los chicos también cuenten con información para tomar decisiones y recaudos acerca de su sexualidad, que tiene aristas que van más allá del embarazo no intencional”, completa.

A raíz de la convocatoria de los estudiantes a la plaza Belgrano, la médica –que también preside la Sociedad Científica de Sexología y Educación Sexual (SCSES)- hizo un fuerte señalamiento a los adultos que niegan espacios para la divulgación de conocimientos que, de un tiempo a esta parte, los chicos demandan porque son herramientas que los ayudarán a construir su proyecto de vida. 

“Aquí hay adultos responsables: desde gobiernos provinciales que se niegan a adherir a leyes nacionales, sea por cuestiones económicas o ideológicas, hasta padres que no quieren ver cuáles son las necesidades de los chicos. Se advierte una suerte de ‘ceguera’ intelectual y afectiva al abordar estos temas en los diferentes ámbitos”, analiza la sexóloga, quien cuestionó duramente que la Legislatura de Tucumán haya sumado también el rechazo a la “Ley Micaela” (27.499) que promueve la capacitación obligatoria en género para todas las personas que integran los tres poderes del Estado. 

“La Ley Micaela dispone que desde el empleado de más bajo rango hasta el jefe tienen que sensibilizarse sobre cuestiones como la violencia o los abusos. En Tucumán la propuesta fue archivada, entonces me pregunto, ¿qué es lo que se pretende? ¿adónde quieren llegar?”, preguntó del Sueldo Padilla, quien insiste en que la adhesión a las leyes nacionales es condición necesaria para que la Provincia cuente con recursos y materiales para las capacitaciones.

En este sentido, la profesional hizo hincapié en que el Ministerio de Educación de la Provincia y la Universidad Nacional de Tucumán deben garantizar la capacitación de los docentes que transmitirán conocimientos sobre Educación Sexual Integral. “Desde la Asociación Argentina de Sexología y Educación Sexual presentamos en abril de 2017 proyectos para brindar talleres de prevención de abuso sexual y de violencia de género a los educadores, sin embargo, no recibimos respuestas por parte de las autoridades del Ministerio de Educación. De hecho, hace apenas unos días, a un año y medio de la presentación, nos dijeron que las propuestas que hicimos volvieron a comisión evaluadora. La respuesta, en este caso, es la no-respuesta. Y esto es algo que sucede de manera sistemática, de la misma forma que les ocurrió a los chicos que irán a la plaza”.

Ante esta situación, del Sueldo Padilla no duda en afirmar que “la acción que llevarán adelante los estudiantes el viernes deja ver a las claras que deben buscar otros lugares porque en las aulas, en este momento, no hay espacio para la Educación Sexual Integral”. De la misma manera, desde AASES y SCSES están brindando en el Colegio Médico de Tucumán un posgrado interdisciplinario de “Formación en Sexología y Educación Sexual con orientación Social y Comunitaria” para todas aquellas personas interesadas en la temática, de manera que se pueda seguir avanzando en la capacitación, pese a los obstáculos institucionales.     

“Lo ideal es que los estudiantes reciban Educación Sexual Integral por parte de profesionales y que puedan replicar ese conocimiento y hacer la bajada a sus pares. Este es el modelo que promueve la UNESCO, a través de un gran educador como Douglas Kirby, teniendo en cuenta que, de esta manera, diferentes países del mundo lograron bajar las estadísticas de embarazo no intencional, abusos sexuales y violencia de género”, explicó del Sueldo Padilla, quien advirtió que “estamos en problemas si nos negamos a ver que las soluciones para estas problemáticas están a nuestro alcance”.




   

Top