El lavagnismo en Tucumán confecciona la lista con el objetivo puesto en la unidad

#VOTATUCUMÁN

Los representantes de Roberto Lavagna en la Provincia negocian quiénes integrarán la boleta para disputar bancas en la Cámara de Diputados. Cuáles son los nombres en danza y a qué electorado apuntan.

Roberto Lavagna junto a Juan Manuel Urtubey, la fórmula presidencial de Consenso 19.




Las negociaciones políticas por la confección de las listas de candidatos a diputados a esta hora son frenéticas. Según indica el cronograma de la Junta Electoral Nacional (JEN), el sábado por la noche vence el plazo para que cada alianza presente las nóminas con las que competirán en la próxima elección nacional que tendrá dos instancias: las PASO de agosto y la General de octubre. El lavagnismo en Tucumán no está ajeno a las fricciones propias de los espacios de coalición aunque, a poco más de un día, los grandes trazos están definidos. “Es una lista de unidad”, aseguran.  

Consenso 19, el espacio político que tiene en el economista Roberto Lavagna a su principal referente sumó el apoyo de seis partidos en Tucumán. Son el Socialismo, Libres del Sur, Tercera Posición –liderado por Graciela Camaño-, Camino a la Lealtad –de Silvio Bellomio-, Partido de la Democracia Social –representado por el sindicalista Jesús Pellasio- y Participación Ciudadana.   

El acuerdo entre las tres primeras agrupaciones es un hecho: el legislador Silvio Bellomio, quien tiene un vínculo estrecho con Juan Manuel Urtubey, compañero en la fórmula de Lavagna, encabezará la boleta de Consenso 19 en Tucumán. El segundo lugar, si bien no está definido, sería para la dirigente feminista Yanina Muñoz, cercana a Federico Masso. El tercer lugar, en tanto, será para un lavagnista tucumano, el abogado Julio Picabea (h). El resto la nómina será ocupada por un referente del empresariado y otro del socialismo, espacio en donde suena fuerte el nombre de Oscar Gramajo. Sin embargo, todavía falta definir si el legislador radical Ariel García (a quien responden 3 de los 6 partidos), se acoplará al armado del lavagnismo o llevará al espacio a dirimir internas en el mes de agosto.   

“Hasta el momento García está firme en armar su propia lista pero el plazo vence mañana a la noche y todavía puede pasar cualquier cosa. Nosotros aspiramos a la unidad siguiendo el mandato de Lavagna que quiere evitar las Primarias, por el enorme costo que significan”, confió Picabea en diálogo con eltucumano.com. El abogado detalló que las PASO cuestan al Estado más de $5 mil millones de pesos.

“Cuando hacia el interior de los espacios se habilita la vía del diálogo y el consenso las internas pierden sentido; la lista del lavagnismo en Tucumán es de unidad”, resaltó Picabea.  
“A nivel nacional Lavagna evitó la interna con Alternativa Federal porque era una opción netamente peronista, hubiera tenido sentido si se abría el juego a otros espacios, como el socialismo. Su objetivo es, principalmente, el de una gran coalición nacional para definir políticas de Estado”, detalló el titular de la ONG Fundación Proponer, quien desde noviembre trabaja en el armado provincial y adelantó que Tucumán está en la agenda del exministro de economía.

“La semana que viene es muy posible que venga Lavagna y que recorra emprendimientos productivos junto a Juan Manuel Urtubey”.   

Una grieta histórica

Consultado sobre el rol que jugará Lavagna en un escenario electoral que las encuestas revelan polarizado entre las fórmulas de Mauricio Macri/Miguel Ángel Pichetto y Alberto Fernández/Cristina Fernández, Picabea (h) advierte que aproximadamente un 40% de los argentinos no se sienten representados por ninguna de estas dos opciones y descarta que la ‘grieta’ entre los argentinos sea un fenómeno de las últimas décadas.

“La polarización viene desde 1810 entre unitarios y federales, luego entre conservadores y radicales, entre peronistas y anti peronistas, actualmente entre kirchneristas y macristas o entre anti kirchneristas y anti macristas”, repasó tomando en cuenta el aporte de la historia nacional. 

“Hay una importante porción del electorado que no quiere ni a Macri ni a Cristina, ahí está puesta nuestra atención. Los argentinos no tienen porqué elegir entre lo malo y lo peor. Por eso, Lavagna encarna una propuesta superadora que busca generar consensos básicos en temas como la pobreza, la educación, la inflación, los impuestos, la lucha contra el narcotráfico, el empleo y hasta sobre el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI)”, indicó sobre la propuesta de Consenso 19.  

“No tenemos que volver al pasado, el modelo chavista termina como Venezuela, a eso ya lo vimos, pero tampoco tenemos que volver a elegir un modelo económico que claramente fracasó”, evaluó el precandidato a diputado, quien reconoció que la oferta electoral de Lavagna atrae más a votantes desencantados de Cambiemos que al electorado kirchnerista. “El kirchnerismo es un núcleo duro radicalizado, que no toma en cuenta la corrupción ni los desmanejos, lo mismo van a votar a Cristina, porque se parece más a una religión”, cerró.   



Top