Top

Tucumán bajo el agua

VIDEO

Familias evacuadas, caminos cortados, poblados aislados y cortes de luz, fue el saldo de un temporal que azotó, principalmente, el Este de la provincia. Los tucumanos vuelven a sufrir por las inundaciones.

Tucumám bajo el agua




Entre la noche del viernes y la madrugada del sábado, un fuerte temporal azotó a Tucumán. Las fuertes lluvias derivaron en calles anegadas, familias evacuadas, cortes de luz a lo largo y ancho de la provincia y hasta en Tribunales, luego de que cayeron hasta 200 mm en algunas zonas de la provincia, siendo el este la zona más castigada.

Más de 100 familias en toda la provincia debieron ser evacuadas: Ranchillos, Garmendia, Las Cejas, Los Pérez, Los Pereyra, Los Ralos, Estación Aráoz, Agua Dulce, La Ramada, Los Puestos, Santa Rosa de Leales, Yerba Buena (Simoca), Atahona, San Pedro y San Antonio, Chicligasta, Monteagudo, Santa Cruz y La Tuna, Buena Vista, 7 de abril, Pampa Pozo y Pampa Mayo y otros sectores de Simoca, sufrieron anegamientos e inundaciones que afectaron las viviendas y en algunos casos, caminos y rutas.

En San Miguel de Tucumán, tras las fuertes lluvias se retiraron más de 10 toneladas de basura acumulada en los desagües e imbornales de distintos puntos de la capital que generaron anegamientos.

“En las noches del viernes y sábado las lluvias han superado los 200 milímetros en la zona de pedemonte, en el sector de la Sierra de Medina, donde el agua escurre superficialmente porque no hay ríos que canalicen y orienten los grande caudales. El agua se abre en una llanura de pendiente que se acumula con el tiempo y luego drena y produce lugares donde concentran los anegamientos, como es en el caso del Este”, detalló Fernando Torres, a cargo de la Dirección de Defensa Civil de Tucumán.

Durante la jornada del domingo, se utilizó un helicóptero del Gobierno de Tucumán para brindar asistencia a familias anegadas en Pampa Pozo.

Más de 300 usuarios se quedaron sin luz en toda la provincia, siendo Gobernador Piedrabuena, Los Pereyra y Arroyo Atahona las localidades más afectadas.

En la capital, el Palacio de Tribunales estuvo anegado y sin luz desde la noche del domingo. Esto derivó en que allí se brinde atención restringida. Las luces de emergencia ni siquiera funcionaron, por lo que las tareas fueron prácticamente nulas.

Tras jornadas pasadas por agua y de mucha angustia, se espera que el tiempo mejore desde el próximo martes en Tucumán.