Top

No lo dejaron subir a sus perros y viaja a dedo con ellos

HISTORIAS DE ACÁ

Lucas Giménez adoptó a Pilsen y a Serena en Chile, pero llegó a Jujuy y tuvo que elegir entre volver a su casa en colectivo o a pie: una tucumana viralizó su increíble historia y la hermana del aventurero pide que lo ayuden.

Lucas, Serena y Pilsen, por las rutas tucumanas.




El tema es así: Lucas Giménez tiene 24 años y emprendió una aventura a pie y a dedo con Sol, su pareja. Salieron desde Rivadavia, Mendoza, cruzaron a Chile, subieron al norte y, antes de volver a la Argentina, el joven encontró y adoptó a dos perros de la calle a los que llamó Pilsen y Serena.

La historia sigue así: “En Abra Pampa, Jujuy, les robaron todo. Lucas y su novia se quedaron sin dinero, sin celular, sin ropa, sin nada. Sólo con los perros”, le cuenta a eltucumano.com Agustina, la hermana menor de Lucas, desde Mendoza. “Cuando lograron comunicarse con nosotros, con las familias, el papá de ella viajó a buscarlos en colectivo a Jujuy. Ahí hubo un problema”.

El “problema” es que ninguna empresa de colectivos larga distancia aceptaba a los perros que Lucas había adoptado: “Lucas les dijo a su novia y al papá de su novia: ‘Sin ellos no viajo. Vayan ustedes. Yo me voy a demorar más, pero vuelvo con los perros’. Siempre fue así mi hermano. Vivimos en una finca y tuvimos muchísimos perros. Se encariña y no los puede dejar”, agrega Agustina.

Solo con Pilsen y Serena, Lucas Giménez comenzó la caminata junto a sus fieles compañeros por las rutas argentinas. Este sábado a la mañana, dos hermanas tucumanas volvían a la capital desde Trancas, donde habían asistido al Tercer Congreso Internacional de Educación que se realiza en nuestra provincia. Lo cuenta Ninoska, la joven tucumana (el nombre es de origen ruso), quien viralizó la historia en las redes sociales: “Regresábamos de Trancas con mi hermana del Congreso de Educación, cuando lo vimos por la avenida Circunvalación, cerca de La Costanera. Ya había visto sus fotos en Facebook a través de un grupo mascotero y lo reconocimos”.

“Le ofrecimos llevarlo en el auto porque nos contó que ya estaba ampollado y los perritos estaban cansados. Les dimos agua, galletas, ayuda económica, algo para él. Así piensa viajar hasta Mendoza. Los perritos son súper educados, se sentaron sobre la alfombra de manera ordenada, tranquila, no ladraban, hermosos”, agrega Ninoska, quien quedó en contacto con Agustina, la hermana de nuestro aventurero.

“Cuando mi hermano logra que alguien lo suba con los perritos, le pide al conductor o a la conductora que se comunique conmigo. Así vamos sabiendo por dónde va. Lo último que sabemos es que está por Famaillá. Les pedimos a todos en Tucumán, por favor, que si lo ven lo ayuden. Nos dijeron que los perritos están pasando frío y tienen ampollas, y están muy lejos todavía de volver a casa”, concluye Agustina, quien cuenta los días junto a su familia para el reencuentro con Lucas, su hermano: “Siempre fue así: si tiene dos pesos en el bolsillo, los da. Tiene un corazón enorme. Esperamos que vuelva pronto a casa”.

Luego de esta nota, Ninoska, la tucumana que viralizó la historia de Lucas, volvió a las rutas a buscarlo y lo encontró. Este sábado a la noche, él y sus perritos descansarán en la casa de la joven. Quienes deseen ayudarlo a llegar a Mendoza con las mascotas, pueden comunicarse al 381 604-1650.