Top

"Al valor de un alquiler": el sueño de la casa propia puede ser realidad

OPORTUNIDAD

Con la experiencia de años en el rubro, una joven empresa tucumana dedicada a las viviendas premoldeadas da la posibilidad de tener un techo propio por un valor de hasta 7 veces menos que el de la construcción tradicional.




La situación actual de la economía argentina golpea directamente a la necesidad habitacional que existe hace años en el país, ya que la recesión pone un freno al mercado inmobiliario y produce una falta de crédito accesible, combo que aleja a los tucumanos de cumplir el sueño de la casa propia.

A pesar de un panorama desalentador, una empresa tucumana invita a soñar a aquellos que cuentan con un terreno o la posibilidad de ampliar, ya sea en un espacio cedido o hasta en una terraza.

Viviendas Belgrano es una firma de larga experiencia en el mercado de las casas premoldeadas, hoy por hoy, con una fuerte impronta, al ser hasta siete veces más baratas que la construcción tradicional, con el beneficio de la inmediatez y las diferentes posibilidades de acceder a ellas:  al contado o de manera financiada. 

“Es una empresa joven, con muchos años de experiencia. Hace siete años que estamos en el rubro, con  años en el mercado. Somos una firma tucumana, con fábrica propia que nos dedicamos a la fabricación de casas premoldeadas o industrializadas, como se le llama”, comienza contando a eltucumano.com, María Laura Casares, ejecutiva en ventas de la empresa ubicada en avenida Belgrano 2351, en San Miguel de Tucumán.


Los beneficios para los clientes que decidan elegir este tipo de viviendas son muchos. “El cliente gana inmediatez. Todo lo hace la empresa, no intervienen albañiles, porque todo se hace en fábrica. Una vez que se lleva al terreno o una losa para ampliar una vivienda, tenemos un tiempo de colocación de la casa de alrededor de 4 o 5 días, con puertas y ventanas, con sólo terminaciones que le quedan hacer al cliente de gusto y color”, amplía la empresaria.

“Simil Tronco Premium, Premoldeada o Americana y Ladrillo (por fuera ladrillo y durlock por dentro) son los modelos que ofrecemos. Esta última es nada más y nada menos que la construcción tradicional”, asegura María Laura.



El gran beneficio, si se compara las casas de Viviendas Belgrano con una de construcción tradicional, es el valor y la forma de acceder a una de estas. “Trabajamos de dos formas: de contado, que se paga el 60% de anticipo y el 40% restante recién lo abona el cliente contra entrega, cuando se da la vivienda a los 45 días”, detalla Casares sobre los tipos de pago. “La otra opción es con un anticipo mínimo. Entregamos la casa a los 90 días y lo demás a pagar es una cuota fija y en pesos, que hoy equivale a un alquiler mensual de un departamento”, destaca y explica que con el paso del tiempo y la inflación que hoy existe en el país, hace que estos montos sean irrisorios. “La empresa se encarga íntegramente de la financiación, con requisitos mínimos, como ser un recibo de sueldo y un garante en relación de dependencia”, agrega.  

Sobre cierto recelo sobre este tipo de viviendas, María Laura explica las bondades y durabilidad de los producto que ofrece: “Hablando propiamente de la construcción no tenes problemas de humedad. Son casas para toda la vida, lo que es ladrillo y premoldeada. Al ser construcción en seco el drama de la humedad no existe. Las casas son muy atérmicas. Como todas vienen con una capa aislante, tanto en paredes perimetrales como en el cielorraso, esto hace que en el verano sea más fresca y en el invierno más calientes”, deja bien en claro y tira un dato para los más soñadores: “si bien la empresa tiene planos propios, si el cliente viene con un plano personalizado, un proyecto propio, lo plasmamos tranquilamente porque lo que se cotiza es el metro cuadrado cubierto”.

A pesar de que hay varias  empresas en el rubro, Viviendas Belgrano tiene su propia fábrica en San Miguel de Tucumán, más precisamente en calle Matienzo al 600, algo que repercute directamente en un beneficio económico para los clientes. “Al tener la fábrica en la provincia estamos hablando de un costo muy inferior del flete, en comparación con otras empresas que traen las casas desde otras provincias, a un costo no menor de $70.000, por ejemplo. Un flete nuestro, está unas 6 veces por debajo de ese monto, dependiendo la zona de construcción”, aclara.


Listas para el verano

Ante las numerosas consultas que Viviendas Belgrano recibe, en el último mes los llamados para instalar casas en las diferentes villas turísticas de Tucumán fueron los más recurrentes, ante la imposibilidad de viajar por la pandemia de coronavirus.

“El 80% de las consultas que estamos teniendo son por casas para el fin de semana, de gente con un terrenito en San pedro, Tafí del Valle, El Cadillal. Al ser un año atípico y no poder salir a vacacionar normalmente, la gente se está abocando a invertir, ya que con un pequeño anticipo ya tiene su casa. Como el tiempo de entrega es corto, llega tranquilamente a vacacionar en esta temporada de verano”, cuenta María Laura.

La empresa llega a todos los puntos de Tucumán, y hoy por hoy, sólo trabaja en territorio tucumano, con garantía en todas las unidades que coloca y un servicio post venta para solucionar cualquier inconveniente que los clientes tengan. “Apuntamos a la calidad, el servicio, que el cliente quede completamente conforme. Para nosotros no son sólo un número”, finaliza María Laura.

Para consultar condiciones, precios y modelos de casas, los interesados pueden consultar de 9 a 18 a los teléfonos: 381-2336502 o 3813 686 628. Además, Viviendas Belgrano tiene presencia en las redes sociales, tanto en Facebook como en Instagram.