Días de COVID -19 (Segunda parte)

OPINIÓN

El doctor y diputado Nacional, Pablo Yedlin, explica el avance y el peligro del coronavirus a nivel mundial.


Veamos ahora otro tema importante que no abordamos en la columna anterior: cómo se comportó el virus en distintos lugares del Mundo. En las otras provincias chinas, cuando se enteraron de la existencia del virus ya habían recibido muchos pacientes y todas tuvieron circulación, pero a diferencia de lo que pasó en Wuhan, el crecimiento no fue exponencial.

Al parecer las medidas muy estrictas de aislamiento social y la cuarentena de los pacientes sintomáticos permitieron “achatar la curva” y de esa manera elsistema de salud pudo responder. Lo mismo pasó en Hong Kong, en Singapur, e incluso en Corea del Sur que después de un comienzo explosivo producido
por el contagio masivo de una congregación religiosa puntual pudo bajar la velocidad de la tasa de contagios. Al parecer la historia de estos países con el SARS hace casi 20 años o su acervo cultural o su tipo de gobierno, sirvieron para que la población respetara las normas de aislamiento.

Europa sin embargo nos mostró una dinámica diferente, después de la primera quincena el crecimiento fue exponencial, sobre todo en Italia, pero también en España y Francia. Llamativamente la letalidad además fue mucho mayor, al parecer en parte por la pirámide demográfica de estos países con muchos
ancianos, y también por el desborde de los sistemas de salud colapsados por la cantidad de pacientes.

Otro capítulo en curso son los EEUU, inicialmente después de algunos casos derivados directos de Wuhan, el estado de Washington en el noroeste del país, con Seattle como ciudad cabecera fue quizás el que más casos recibió.

Se demoraron en contar con capacidad diagnóstica suficiente por problemas entre la Administración de Alimentos y Medicamentos de los EE.UU. (FDA) y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC). Como pueden ver, esas discrepancias pasan hasta en “las mejores familias”. Lo
importante es que luego lo corrigieron. Hoy enfrentan un desafío grande con casos en casi todos los estados, muy graves en pacientes añosos o con enfermedades de base y cursan un fin de invierno con mucha Influenza así que comparten los virus.

Latinoamérica viene última en esta zaga, y además climáticamente favorecidos, aún sin circulación de influenza, pero el virus ya está acá, y pronto, si nada cambia, circulará entre nosotros, así que pasaremos a una fase de Mitigación.

Con las medidas tomadas, suspensión de clases, licencias a mayores de 65 años, cierre de fronteras, suspensión de viajes de larga distancia, vuelos de cabotaje, y ahora aislamiento obligatorio de toda la población, esperamos que podamos lograr que el crecimiento de los casos sea lo más lento posible. En
ese sentido me parece que el rol protagónico del presidente Alberto Fernández ha sido decisivo.

Los que nos enfermemos (vamos a ponerlo así) y seremos muchos, tendremos en un 80% de casos, fiebre y un poco de tos, y a los 7 días estaremos curados. El otro grupo tendrá más fiebre, más tos, dificultad para respirar, neumonía y algunos necesitarán oxígeno y deberán internarse, otros no.

Un pequeño grupo, en general los de más edad, los que tienen comorbilidades (diabetes, cardiopatía, neumopatias, inmunodeficiencias) tendrán una complicación de la Neumonía denominada “Distress respiratorio agudo”, que requerirá terapia intensiva , asistencia respiratoria mecánica, soporte vital. Un
grupo de ellos fallecerá lamentablemente.

Pero esta epidemia pasará, el año que viene tendremos una vacuna. Entre todos podemos hacer que el número de infectados sea el menor posible. De eso se trata, de salvarnos como sociedad en conjunto, cuidando a los más débiles.

Por Dr. Pablo Yedlin
MM 82672
Diputado nacional
Frente de Todos




Top