Top

“Hola a todos, yo soy el león”

OPINIÓN

Atlético Concepción consiguió el ascenso a la A de la Liga Tucumana. Escribe Mariano Carabajal.

FORMADOS. Los 11 de Atlético Concepción que consiguieron el ascenso. Foto: Nicolás Reynaga.


Las nuevas generaciones futboleras se habrán preguntado, desde el domingo, por el Atlético Concepción. Claro, ellos conocerán muy poco de la historia de uno de los grandes de la provincia.

En los 80 fue un abonado a los torneos nacionales, consiguiendo (en 1986) el ascenso al primer Nacional B.

Fueron los momentos donde en Banda del Río Salí saboreaban el dulce sabor de las grandes hazañas. Con el respaldo de la Compañía Azucarera, Concepción se convertía en la tercera opción de todos los futbolistas que pretendían jugar en algún grande de la provincia. Sin el aporte económico del Ingenio Concepción, fue otra la historia.

El club tuvo que ingeniárselas para tener un buen pasar económico. Mientras que desde lo deportivo llegaban algunas modificaciones para el fútbol del interior, alejando cada vez más a las ligas locales de la segunda división del fútbol argentino.

En el 2008 dio un nuevo zarpazo: ascendió al Federal B, categoría en la que nunca se pudo consolidar, dónde los buenos resultados se eclipsaban por los problemas económicos, los que tarde o temprano los condenaban a terminar luchando por mantener la categoría. Hasta que una temporada no pudo y terminó descendiendo.

Pero fue tan malo el 2014 que terminó en la B de la Liga Tucumana. Desde ese momento trató de volver. Cargaba con la pesada mochila de ser candidato todas las temporadas. Llegaba a las instancias finales, pero no lograba el objetivo. Hasta que se sacó la mufa. El partido contra Experimental fue la primera vez para varios. Porque había una nueva generación de jugadores y de hinchas que habían escuchado historias de los grandes partidos ganados, que terminaron en ascensos; pero no lo habían vivido.

Tampoco eran conscientes de su poder de convocatoria. De la cantidad de gente que movió y mueve. Un equipo con tanta convocatoria tenía que volver, debía volver a la primera división del fútbol tucumano y que sea el punto de partida de cosas importantes.

Porque la bestia volvió a rugir en medio de la avenida. La José María Paz se vistió de fiesta para recibir a los nuevos héroes. Porque volvió el rey: el león.