Top

"La verdad de la moneda de 1 peso": Rodrigo, el tucumano que sabe la respuesta más buscada

HISTORIAS DE ACÁ

Rodrigo Casagrande era chico cuando su cara se iluminó por primera vez con el brillo de la colección de su padre. Luego empezó a estudiar monedas de todo tipo y origen. Ahora administra el grupo en Facebook que recibe la misma gran pregunta: las monedas de 1 peso, ¿cuánto valen?

Monedas de 1 peso argentino.





Rodrigo Casagrande era chico cuando su cara se iluminó por primera vez con el brillo de las monedas que había atesorado su padre. Desde entonces, cara y ceca es más que un juego en su vida. Administrador de un grupo tucumano de numismática, la ciencia que estudia el origen de las monedas o la disciplina de la historia que indaga sobre las grabaciones y el contexto socio-económico donde fueron acuñadas, lo cierto es que desde hace unas horas a Rodrigo le tiembla el celular.

Notificaciones, consultas, preguntas, y un inusitado interés de repente por saber cuánto vale una moneda de 1 peso argentino colman de indagaciones y diálogos furtivos con tucumanos y tucumanas que tienen la moneda del momento, la que fue acuñada en 1995 con un error y, en lugar de provincias con “c” dice provingias con “g”. Son monedas que, en este boom nacional martillo en mano y chau alcancía que vivimos, merece la atención del caso y de una palabra autorizada. ¿Cuánto valen las monedas del momento? Yo tengo una en mi casa, ¿vale 15 mil pesos? ¿20 mil pesos? ¿Puedo pagar el alquiler? 

“Todos los grupos de numismática están al tanto del tema. Al error en la moneda de 1 peso lo conocíamos desde el principio en que fueron acuñadas. Todos tenemos la ceca esa, la de esa moneda de 1 peso que ahora circula en todas las redes. Fueron acuñadas 56 millones de monedas de 1 peso con el error de la ‘g’ en el 95 en Inglaterra. Y, además, hay otra tanda sin el error: 14 millones de monedas más de 1 peso con la ‘c’. Si somos 45 millones de personas en la Argentina, casi todos tenemos una moneda de esas en nuestras casas”, explica Rodrigo, antes de terminar de aclarar una de las incógnitas del momento.

Apasionado de las monedas de la generación anterior, Casagrande ha empezado a coleccionar las monedas alentado por la fascinación del arte que la moneda lleva consigo, especialmente detenido en los grabadores que hacen los diseños y una bella colección de la Argentina, Polonia, la Unión Soviética y Yugoslavia. “Se compran, se intercambian. Si un conocido viaja, se le pide que vuelva con monedas de los países que visita. A mí particularmente me encantan las monedas de Europa del Este. Ahora estaba sacándole fotos a unas monedas de Kazajistán y Lituania. Me gusta toda esa cultura”.

Pero de vuelta a Alguien Sabe Yo Sé Las Talitas, al Marketplace de Yerba Buena, al taxi rumbo al Padilla y el diálogo con el conductor sobre el tema del momento, a fijate en los bolsillos si tenés una moneda de 1 peso que ya no alcanza ni alcanzará para el chicle, Rodrigo Casagrande lamenta informar la realidad sobre el precio real de las monedas de 1 peso que creíamos que nos iban a salvar la primavera: “Lo que hace valioso a la moneda es la escasez de la misma. En este caso hay 56 millones. El Banco Central sacó al mercado esa edición en su momento, luego las quiso recuperar, pero luego ante la falta de monedas lanzó todas las acuñaciones al mercado. Insisto: en todas las casas va a haber una o dos".

"Es muy normal. Entonces no es cierto que valen lo que dicen que valen ni en Mercado Libre ni en las redes sociales. Un vivo le puede poner el valor que quiera a un objeto, pero no es el caso. Lo que sí genera la desinformación de los medios y la viveza de alguno es publicar que vende una moneda de 1 peso a 2 mil pesos, una persona la compra por 2 mil pesos y cree que puede vender esa moneda a otra persona a 15 mil pesos. Es decir: se crea un mercado falso por un producto que no vale eso. La verdad de la moneda de 1 peso, con o sin el error, es que vale 1 peso”.

¿Por qué se ha generado lo que se ha generado alrededor del vil metal? “A algunos medios les molesta no tomarse el tiempo de chequear la información, de interesarse en el tema, de ver cuánto vale, de hablar con quiénes saben. Es algo que no solo sucede en la Argentina sino en todas partes del mundo. También hay mucho de jugar con la necesidad de la gente y esa confusión genera que haya personas que nos consultan por el precio de la moneda de 1 peso que tienen, le decimos la verdad, y nos dicen: ‘¡No, ustedes son unos estafadores!’. Y no es así, es la verdad”, remata el administrador del grupo Numismática Tucumán de 300 miembros e integrante de otro con 1000 integrantes, muchos jóvenes tucumanos apasionados por el estudio de la moneda, muchos de ellos perplejos ante esta moneda que ilustra la nota y que vale lo que dice que vale: 1 peso. Nada más, nada menos.


La moneda con el error: Provingias.

Los tucumanos rompieron el chanchito.

Piezas de colección de Rodrigo Casagrande: