Top

"Qué pingo te pasa otario": el skater cuenta lo que pasó en Yerba Buena

Polémico video

Otto andaba en su patineta por la vereda cuando un señor lo interceptó y le arrojó la skate contra un auto. La historia y la polémica detrás del video del que habla todo Tucumán: “Le dije que se haga culiar básicamente”.

Otto en la Plaza Urquiza.





Es lunes y son las 19 en la avenida Aconquija al cien donde Otto Fank hace sonar las ruedas de su skate en la vereda. Su amigo Emiliano lo filma con el celular. No es el único que sigue de cerca la escena. Un señor, mate en mano, lo mira, lo mide y, cuando lo tiene a tiro, estira la pierna derecha para interponerse en su camino en un gesto que, salvando la distancia y la plasticidad, recuerda al de Juan Krupoviesa contra Rolfi Montenegro en La Bombonera allá por el 2006. En una arriesgada maniobra, Otto salta, pero la patineta queda en el lugar. El señor la toma y la arroja al medio de la avenida. Después, insultos, pechones, amagues de piñas, la sucesión de hechos bochornosos, la debacle y la polémica que se vuelve video viral en las redes. Como dicen los jóvenes de hoy en día: se picó. Y mal. 

 

- ¿Qué te pasa manga de gil? – espeta el adolescente. 

- Porqué me estás rompiendo la vereda vos ¿ah?

- Qué pingo te pasa otario… te voy a hacer pingo, viejo choto

- ¿Por qué mes estás rompiendo la vereda?

- Vos te acercás y yo te meto un tablazo en la jeta, amigo… Tomate el palo – amenaza el chango, patineta en mano. 

 

“Este señor me puso el pie, me quitó la skate y me la tiró. Encima le pegó a un auto que pasaba. Yo reaccioné y le tiré una piña porque venía acercándose como si me fuera a pegar, pero parece que se rescató y me dijo que me vaya. Empezó a bardearme, a decirme que soy un mocoso de mierda… Le dije que se haga culiar básicamente”, relata el skater de 16 años el episodio que le tocó vivir ayer y que quedó plasmado en el video. Según revela, es la primera vez que ve al señor que le puso el pie y le tiró la patineta. Pero no es la primera vez que recibe este tipo de agresiones cuando anda en skate: “Me parece algo nefasto, siempre nos denigran… Tienen un odio hacia nosotros, los skaters”.  

Otto vive en la zona del Parque Avellaneda y suele practicar skate en los pocos espacios aptos para desarrollar la actividad en la ciudad, como son el skatepark de Lomas de Tafí y uno que se habilitó hace poco en el Complejo Avellaneda. Entre los lugares públicos, elije la Plaza Urquiza, sitio que congrega a muchos skaters de la provincia. A pesar de que los skaters han hecho de esa plaza uno de sus puntos de encuentro, su presencia no siempre es vista con buenos ojos. Según su mirada, la falta de lugares para practicar la actividad y de tolerancia de parte de los mayores, los ha convertido en una especie de parias del espacio urbano: “No es algo nuevo, siempre me pasa esto… Yo no hago nada más que andar en skate, que es un deporte, aunque no se lo reconozca como tal. Me enoja que no lo respeten y que, sólo por ser skaters, nos tengan ese odio. No sé, siento que la gente grande es medio intolerante con nosotros. Como digo, nos pasa siempre, pero justo ahora me grabó mi amigo y se viralizó. Es algo que pasa constantemente, hasta en la Plaza Urquiza andamos y la gente se nos pone en frente y nos dice que la plaza no es para andar en skate. En las calles también nos pasa. Hubo veces que, en la calle, los autos me han querido chocar a mí y a un par de amigos”. 

El momento exacto del salto de Otto.


Según comenta el adolescente, la agresión no quedó ahí en lo que se puede apreciar en las imágenes, sino que siguió con otro señor que se sumó al entredicho: “No se escucha en el video, pero después me empezó a decir cosas. Además, salió otro señor que ya venía con ganas de pegar. El otro insultaba a mi mamá, me decía que era un mocoso de mierda y cosas así. Estábamos sorprendidos, pero no tan sorprendidos porque ya nos ha pasado antes. Es muy feo que te traten así sólo por andar en skate. Desde chico tengo estos problemas, desde los siete que hago skate y siempre hay estas discusiones con gente grande a la que le molesta que ande en skate. Estoy haciendo un deporte que es algo que me hace feliz y que disfruto. Lo subimos al video, justamente, para que vean como es el mundo del skate, no sólo en Tucumán, en todas partes. No tendríamos que estar acostumbrados a esto”.

“No le he pegado fuerte, medio que lo he empujado para que se rescate. Era más que nada para defenderme, si el señor venía a atacarme, le hubiese pegado. Si le pegaba un tablazo lo podría haber matado de un golpe, pero yo me rescate. No era mi intención pegarle, he reaccionado porque me tiró la tabla y me hizo enojar”, confiesa el skater respecto a su reacción que tampoco estuvo exenta de violencia y se defiende: “Tengo respeto hacia los mayores, pero yo lo respeto si el me respeta y él no me ha respetado en absoluto, por eso reaccioné así. Es una cuestión moral porque no me ha respetado en ningún aspecto. Simplemente, me ha tirado la tabla; una tabla que cuesta un montón de plata y de sacrificio. La tabla que yo tengo sale como 20 mil pesos, es una tabla bastante cara”. 

Ante la zancadilla que pretende detener la carrera del skater, el argumento que esgrime el señor es que la patineta con sus pequeñas ruedas le rompe la vereda. Otto refuta esa explicación: “Eso es imposible, estoy andando en skate, no es que tengo un taladro. Él estaba tranquilo y, de la nada, me ha querido hacer caer. Yo me enojé cuando me ha tirado el skate que, encima, le pegó a un auto en movimiento. Por suerte, no se me rompió”. 

El video fue subido a Twitter con la leyenda: Skater vs Hater (nombre con que se conoce a los odiadores en las redes sociales). A las pocas horas, la publicación ya era viral. En estos momentos, mientras Otto habla con eltucumano.com, ya tiene más de 22 mil me gusta y fue compartida más de 1500 veces, sólo en esa red social. La antinomia, planteada en términos generacionales, ha generado un arduo debate. Muchos han salido a defender al joven y otros al adulto. “A favor de una convocatoria masiva de skaters para que vayan a andarle en la vereda todos juntos al viejo toga ese”, instiga uno de los usuarios, mientras que otro retruca: “A favor de una convocatoria masiva de jubilados para que vayan a patearle la patineta todos juntos al pendejo ese”. “Me ofrezco a organizar una jornada de Skate y expresiones de cualquier índole en la vereda del video. Que caiga todo el mundo, competencia de free, skate, drag, doma y folclore”, propuso uno. “Excelente el viejo ¿cómo vas a andar en skate teniendo más de 15 años? madurá un poco”, escribió otro. Tampoco faltó la ironía: “Cuál es el problema, si la saco limpia el viejo. Tranquilamente reemplaza a Rojo en Boca. Si te la sacan así no hay que quejarse y a seguir jugando”. 




“El video se ha hecho súper viral en todos lados. La gente está a favor mío, el señor este era un señor triste que no sabe vivir la vida”, dice Otto y una encuesta lanzada en la publicación de Twitter confirma sus palabras. Los números de la compulsa arrojan 73,5% de los votos a favor de “Pibe” y sólo el 26,5% para el “Viejo”. Más allá de la disputa etaria entre nuevos skaters y viejos vinagres, Centennials y jubilados, patineteros y verederos; el joven protagonista del video viral prefiere bajarle la espuma a esta disputa y dedicarle estas palabras al iracundo señor del mate: “Si lo tuviera enfrente le diría que no sé por qué ha reaccionado así, no le costaba nada decirme que no le gustaba que ande por ahí, aunque la vereda sea pública. No tenía por qué tirarme la tabla, por eso me enojado, básicamente. También quiero aprovechar para mandarles un saludo a los pibes de la plaza Urquiza y a todos los vaguitos del skate que tienen que bancar constantemente estas cosas”. 

Mirá el video de la polémica: