Top

"Me gusta ocupar lugares inéditos para la mujer": una tucumana sueña con ser camionera

orgullo tucumano

Amalia Cejas vive en Aguilares a donde se dedica a la música y ahora ganó una beca de la empresa Scania junto a 11 participantes de todo el país.





Amalia Cejas vive en Aguilares a donde se dedica a la música e integra la Banda Municipal, tocando la flauta y el saxofón. Ahora pega el volantazo y agarra el camión para subirse a un sueño a lo que pocas mujeres se animan.

A mediados de diciembre ella vio un anuncio que le llamó la atención, era una convocatoria de la empresa Scania para un concurso para choferes de camiones, exclusivo para mujeres.

“Leí los requisitos y los cumplía a todos entonces me inscribí”, relata Amalia en conversación eltucumano.com. Ella tiene 32 años y vive de la música, pero es de las que no le teme a los nuevo desafía: “A mí me gusta habitar nuevos lugares y romper barreras. Este concurso busca eso, achicar la brecha que hay con el hombre en esta actividad donde menos del 1% de los trabajadores son mujeres”, explica.

Tras enviar el formulario de inscripción, pasaron algunas semanas y la contactaron para decirle que debía rendir un examen: “Fueron 20 preguntas sobre leyes y manejo de camiones. Yo me puse a estudiar mucho, me preparé y me fue muy bien”.

El 14 de enero, desde la empresa se volvieron contactar a través de un llamado para avisarle que era una de las 12 seleccionadas de todo el país: Se presentaron cerca de mil chicas, así que es un orgullo que me hayan elegido”, expresa.

La capacitación consta de dos etapas, una virtual y otra presencial y al finalizar se entrega un título a los participantes: “Ahora vamos a tener una reunión por Zoom con las otras participantes para irnos conociendo. Después empiezan las clases a distancia y el 9 de febrero ya viajo a Buenos Aires a la etapa presencial que se dictará en Fundación Profesional para el Transporte en Escobar”.

“Estoy muy entusiasmada porque vengo viendo a las chicas que estuvieron en una convocatoria anterior y ahora ya están trabajando con transportistas o como coach de otros choferes y las dos cosas me gustaría hacer. Son chicas como yo”.

Amalia sabe que el oficio no es fácil que el ambiente es machista: “Es un trabajo asociado la peligro, por la ruta, por los asaltos. Pero yo pienso que si existen este tipo de becas es porque estamos capacitadas las mujeres para realizar esas tareas”.

“A mí siempre me interesa ocupar lugares inéditos para la mujer. A veces las mujeres no nos terminamos de animar a habitar ciertos lugares. A mí me pasó con la música. Siempre estuve rodeada de varones y de golpe estaba ahí en el escenario. Eso ya ha cambiado mucho y no es como hace 10 años. Por suerte estas cosas están cambiando un montón en los ´últimos años y seguramente con los camiones también cambiará”, concluye Amalia Cejas.