Top

"Mientras dormían": el drama de ocho niños tucumanos

HISTORIAS MÍNIMAS

La tragedia los persigue: el año pasado había fallecido la mamá y una hermana. Esta mañana al alba despertaron entre gritos y la desesperación de hermanos que necesitan de la ayuda de todos.

Agustín y sus hermanos.




Un cortocircuito fue. A las seis de la mañana fue. Esta mañana fue. Hace unas horas, una casilla de la calle Magallanes al 4500 ardió mientras Tucumán amanecía. Las imágenes son innecesarias de relatar, pero no es difícil imaginar los gritos y la desesperación de ocho niños y una madre-abuela que los cuidaba.

“Fue mientras estaban durmiendo. Son cuatro mujeres y cuatro varones los chicos y además está la señora. El esposo de la señora trabaja en Buenos Aires y está desesperado sin poder venir. La señora ya había sufrido una tragedia el año pasado cuando perdió a una hija y a una nieta por infecciones”, indica Teresa, de la Fundación Jorge Jozami.

“La casilla en Magallanes al 4500 se incendió efectivamente por un cortocircuito: uno de los chiquitos se quemó. Ya les mandamos ropas, vasos, platos, tazas. Mi hijo fue a comprarles mercadería. Pero están durmiendo todos juntos en la casa de un vecino, amontonados, en el piso. Perdieron todo. Las imágenes son muy tristes”.

“Hace 8 años que desde la Fundación ayudamos a más de 10 merenderos, a escuelas de alta montaña, hacemos barbijos, actualmente de todo. Las necesidades son muchísimas y ahora nos ocupamos de estos chiquitos que han perdido todo. Por favor les pedimos a quienes puedan ayudarlos que lo hagan. No alcanzarán las bendiciones para darles las gracias”.