Top

"Por favor, ya está con oxígeno en terapia": el ruego por la vida del doctor Cortez

PANDEMIA

Roque tiene apenas 30 años y es médico del Sanatorio 9 de Julio y el Hospital Avellaneda. Su señora Érika, su hijito de 7 años y el bebé de 3 meses también tienen Coronavirus. Necesita plasma urgente. La lucha de una mujer que no duerme y cómo podemos ayudarla.

¡Fuerza, Roque!




Érika del Valle Rivas no duerme desde hace 10 noches, cuando se contagió su marido, el doctor Roque Cortez: “Mi marido trabaja en el 9 de Julio y Avellaneda. Tiene 30 años. Se contagió hace 10 días. El martes estuvo internado. Su situación ha ido empeorando. Por favor, ya está con oxígeno en terapia. Necesitamos donante de plasma A+, A-, 0+, o 0-. Y que hayan pasado los 15 días de su alta médica”.


“Es médico clínico, pero no sabemos dónde se contagió. Empezó con los síntomas hace dos sábados. Con hoy ya son 10 días. Empezó con dolor muscular, un poco de fiebre, tos. Lo hisoparon el lunes y el martes. Es una persona re sana y no nos explicamos el por qué. Tiene los pulmones tomados, no toma y no fuma”, explica Érika, mientras sus hijitos la acompañan en este llamado con el tucumano.


“Está en muy grave estado. Es muy urgente que la gente done su plasma. Para él y en general. Hay un muchacho enfermero que también está con Coronavirus. Una vez que le coloquen el plasma tenemos que ver cómo reacciona su cuerpo. Dos veces tienen que hacerle la donación de plasma”, explica Érika, quien ha iniciado una campaña sin pestañear para salvar la vida de su marido.


“Estoy muy cansada. Somos positivos los cuatro. La estoy llevando como puedo. Son muy fuertes los dolores de cabeza, el dolor de pecho, la cabeza, todo depende de cómo a uno lo agarre. Lo único que nos dan es el paracetamol. Los chiquitos han tenido síntomas los primeros días, pero ya están bien. Se les hizo control de fiebre. La doctora del CAPS de Villa Luján los ha revisado. Más que nada estamos pensando en mi marido”, reconoce.


Pero hay requisitos que complican la situación de Roque, quien lucha por su vida en el Sanatorio 9 de Julio: “Son muchos los requisitos, tenés que tener el segundo hisopado negativo, no podés ser donante si sos mamá. Lo que más se necesita es que los hombres donen y no pueden tener tatuajes. He tenido un millón de mensajes: ‘Lo tenemos en cadena de oración’. De 100 mensajes, dos pueden donar. Por favor se los pido. Ya no sé qué hacer. Estoy desesperada. Queremos tener a mi marido en casa nuevamente”.