Top

Lo despidieron de la cervecería donde trabajaba y se vengó con memes

Denuncia viral

Julio Chaile era bandejero en una cervecería artesanal de la provincia y hace unos días lo despidieron tras acusarlo de robar bolsas de basura. El joven hizo su descargo y duras denuncias al local con una serie de memes en las redes.

Crédito: https://www.derechoenzapatillas.com/




Hasta hace unos días atrás, Julio Chaile todavía era un “runner”. No de esos que salen a correr por la Perón o que dan vueltas por plazas y parques. El joven de 24 años trabajaba en una famosa cervecería de Barrio Norte donde llevaba bandejas con pedidos hasta las mesas de los clientes. Cualquiera podría creer que era un mozo como tantos otros que prestan sus servicios en bares y cafés tucumanos, pero no, era un runner. Así describe su función: “Runner es el que bandejea hasta las mesas. Es un puesto más bajo que el mozo. Éramos los más explotados del bar y a los que más rápido desechaban”.  Y si Julio ahora conjuga los verbos en pasado es porque lo despidieron de su lugar de trabajo tras acusarlo de robarse unas bolsas de residuos y de injurias contra sus superiores. El ex empleado se valió de una serie de memes para aclarar el episodio de las bolsas y las circunstancias de su despido. También usó la publicación para hacer una serie de denuncias contra el bar donde trabajaba.

“En un descuido, me llevé unas bolsas de basura que habían quedado cuando me he ido y en ese momento no me han dicho nada. Al otro día, el gerente me ha amenazado y me ha dicho de todo, esa es mi mayor bronca. Lo de las bolsas no era motivo de despido, no era para tanto, pero ellos me dijeron que sí, que me podían despedir”, explica Julio las circunstancias en que se produjo su despido al que califica de injusto e injustificado. El joven había empezado a trabajar en la cervecería en diciembre pasado y en enero lo habían puesto en blanco. Durante el aislamiento, mientras el bar estaba cerrado al público, lo llamaron para que haga delivery y hace unos días se quedó sin trabajo.

Según explica, primero lo instaron a presentar su carta de renuncia, a lo que él se negó en varias ocasiones hasta que, finalmente, decidieron despedirlo. Pero las causas del despido no fue el robo de las bolsas de basura, sino porque, supuestamente, había insultado a sus superiores. “Me trataron de mentiroso y me dijeron que no los ponga en el currículo porque iban a dar malas referencias mías y no iba a poder trabajar en ningún otro bar de Tucumán. Me habían dicho que en la carta de despido iban a poner que la causa era por robo, pero la causa que pusieron es injurias graves y pusieron toda una historia inventada”, cuenta Julio que revela que todavía no ha cobrado el dinero que le corresponde. Ese fue su primer trabajo en el rubro gastronómico y espera que también sea el último.


Todavía con bronca por todo eso que le tocó vivir, decidió hacer su descargo con todos los detalles del episodio a través de su cuenta de Facebook. La particularidad del caso es que se valió de una serie de memes para ilustrar su relato: “Me ha parecido la mejor forma de llegar a la gente. Prefería contarlo así porque es más ameno de leer y una forma de que la gente empatice con la causa, que se lea más fácil. No sé cómo va a seguir la cosa, la verdad que no me importa si gano o no el juicio laboral, lo que importa es que a los otros chicos no les pase lo que me pasó a mí, tanto en ese bar como en otros. También quisiera que sirva para que otros se animen a denunciar estas situaciones que se viven en los bares”. En un día que lleva la publicación ya fue compartida más de tres mil veces. 

A continuación, el descargo que hizo Julio Chaile:

No saben cuanto estuve esperando para salir del bar y poder hacer este hilo así que empecemos:
Todo fue por un par de bolsas de consorcio. Después de cerrar el bar, quedando solo el encargado, el guardia y un compañero, me fui a cambiar para irme, guardé todo en la mochila porque iba apurado y, en un descuido, guardé un rollo casi terminado de bolsas que me sobró del día. 

Como andan de cobanis últimamente a todos nos hacen abrir y mostrar todo de la mochila al salir, el guardia me pidió que saque las cosas y le fui mostrando, cuando vio las bolsas me preguntó y dije que me quedaron del día, las devolví y me fui tranca palanca.

Al otro día tenía descanso, pero recibo un mensaje del encargado pidiendo que vaya urgente al bar que el gerente quería hablar conmigo, yo ya conociendo la movida me esperaba una suspensión con la que perdería mi presentismo y el 10% de mi ya bajo sueldo (porque el presentismo es un castigo con reducción de sueldo).


Pero llego y después de una larga explicación y vueltas me dicen que no vuelva a trabajar más. Le dialogué como pude pero no había caso, según ellos había cometido robo y no ameritaba otro castigo mas que ser desterrado


Ya estaba resignado, después de dos meses sin trabajar por la cuarentena y siendo mantenido por mi novia perdía mi laburo a los días de volver, sabía que al regresar a casa me esperaba una cagada monumental por esto (es bromis, mi novia me apoyo en todo y fue muy comprensiva ???? te amo Giuliana Lanieri Montoya)


Pero lo peor estaba a punto de empezar, decidí preguntar por como era la cuestión del despido e indemnización


Y ahí se deschavetó todo, me empieza a decir el gerente que no habría tal cosa, que presente mi carta de renuncia, me amenazaron que si no lo hacía se encargaría de quemarme en todos los bares de Tucumán, que me olvide de trabajar en gastronomía, no me iban a correr como tal, si no la presentaba me iban a cambiar de puesto, haría otras tareas y ganaría menos, además de tenerme cagando con tal de que me vaya solo. También me dijo que hasta que no renuncie por mi cuenta no tendría ni mi sueldo ni aguinaldo, cosa que aun no me pagaron


Junto a todas las amenazas también daba un mini discurso donde se jactaba de dar trabajo a quien necesitaba y tenerlos a pesar de todo pero que yo había traicionado la confianza del bar y eso era INACEPTABLE


Volví a casita luego pero al otro día envié un mensaje al encargado diciendo que no renunciaría y que por lo menos me paguen lo que me debían que trabaje en el mes. Me mandaron a hablar con uno de los dueños y este me citó en el bar para hablar de la plata así que fui esperando cobrar mi sueldito


En la charla el dueño me pidió contarle como fue lo de las bolsas y lo que hablé con el gerente, cuando terminé me trató de mentiroso, que era imposible que me hayan dicho eso y reiteró que estaba bien despedirme por las bolsas. Además de que volvió a insistir que presente la carta y recomendó no poner al bar como referencia en mi cv, me volví a negar a presentarla y me dijo que la carta de despido llegaría en unos días y que sería una causa justa por robo, a pesar de que no se puede correr a alguien por unas bolsas


La carta llegó dos días después


La sorpresa fue que en la carta se contaba toda una historia donde (contradictoriamente) decía que durante mi jornada y al mismo tiempo retirándome del bar (sí, no tiene sentido) me habían encontrado las bolsas, que me había negado a mostrar la mochila y que le había gritado al dueño en frente de empleados y clientes (se acuerdan que dije que el bar estaba cerrado y no había casi nadie?), Y por todo esto me despedían por injurias graves. Al consultar con la abogada me dijo que como yo creía, no me podían correr por las bolsas así que inventaron algo, además que deberían haberme ya pagado pero el dueño no me contesta nada aun y al día de hoy no tengo ni mis horas trabajadas.

La publicación continúa con más memes donde Julio denuncia pésimas condiciones laborales y problemas de higiene en su ex lugar de trabajo.