Top

La llave está abierta y El Ruso lo sabe

ANÁLISIS DECANO

El árbitro uruguayo Christian Ferreyra torció el desenlace de un partido parejo. El Deca jamás se achicó y hasta tuvo muchas ocasiones claras. Tras la expulsión de Carrera, Zielinski bajó un claro mensaje y la serie se definirá en otra noche de Copas en el José Fierro.

Disputa aérea entre Ortiz y Roa. Foto: Conmebol.




Los partidos de Copa se definen en los detalles. Son bien chivos, peleados, para los guapos. Un error o un acierto te puede condenar o puede significar la gloria. En Independiente 1 - 0 Atlético Tucumán el que falló fue el uruguayo Christan Ferreyra, el único que vio penal de Cabral a Alan Velasco y que terminó por sentenciar el resultado. Luego, no vio la mano "antinatural" de un defensor del local, para cerrar una noche pareja.

Ricardo Zielinski salió con su clásico 4-4-2 al Libertadores de América, y Atlético sorprendió dos veces en el arranque del partido: la primera, por el peinado de Luciano Fabián Monzón; la segunda, por la presión alta del debutante Mussis que buscó imponer su juego en campo de Independiente. Las primeras conexiones llegaron la izquierda, con el azulado 3 intentando conectar con Lotti y Melano, el hombre más peligroso de la visita.

Con el 1 - 0 en contra, Melano conectó una volea tras centro de Mussis, que Sosa mandó al córner. Toledo no pudo besar la red tras un taco de Lotti ni tras un centro de Monzón, nuevamente. El '9' tuvo dos y falló, pero se aplaude la entrega y los goles ya van a venir.

Si el Decano volvó el juego por la izquierda fue porque por derecha se vio lo más flojo del equipo: Ortiz estuvo abocado a marcar al escurridizo Velasco, mientras que Guillermo Acosta jugó en el doble 5 y Carrera realmente no pudo hacer pie en el partido. Lo coronó con su expulsión en el complemento.

La entrada de Heredia generó algunas conexiones, pero con uno menos el arco local le quedó lejos al Deca. Independiente tuvo algunas llegadas, pero tampoco fue apabullante en la búsqueda del 2 a 0. 

En el último cuarto de hora, Monzón envió un centro al área desde un tiro libre en mitad de cancha. La pelota dio en la mano de un defensor, pero Ferreyra dijo siga siga y el comentarista justificó el no-cobro: "mano antinatural".

El Ruso mantuvo la calma hasta cuando le pidió paciencia y corazón a sus dirigidos y sentenció que el 0 - 1 era un buen resultado cuando mandó a la cancha a Risso Patrón por Melano para cuidar la franja izquierda. Poco pudieron hacer los pibes Lagos o Ruiz Rodríguez, pero han gozado de minutos en cancha y eso siempre es bueno.

El árbitro pitó el final: Independiente deberá visitar Tucumán con un resultado corto y lo espera el Decano, que sabe de sacar pecho y dar batalla. La llave está abierta y El Ruso, que buscó el empate hasta que decidió cuidar el 1 - 0 en contra, lo sabe.