Top

Rumores y ansiedad en San Martín: cuándo sale el fallo del TAS

CIUDADELA

La semana pasada se llevó a cabo la audiencia ante los tres jueces internacionales que deben dictaminar cuál será el destino del Santo. El Pueblo Ciruja está a la espera de una noticia que caerá como una bomba repentina.




Los hinchas de San Martín están viviendo horas cargadas de ansiedad y nerviosismo. Sucede que el miércoles de la semana pasada se llevó a cabo la audiencia del TAS que es la última instancia previa al fallo. Desde entonces, se sabe que en cualquier momento podría hacerse público el veredicto del Tribunal que define el futuro del Santo.

En este contexto, desde las redes sociales y algunos medios han surgido rumores que sostienen que el fallo saldría esta semana, incluso, aventurando que sería entre el martes y el jueves.

Esos trascendidos no son precisos ya que nadie tiene un dato confiable sobre la fecha en la que publicará el dictamen, y eso se debe a que el TAS no acostumbra a filtrar esa información, ni tampoco a dilatarla, ni a esconderla, ni especular con ella. Simplemente los jueces debaten entre sí, redactan un fallo, lo revisan y cuándo lo consideran listo lo publican, sin más vueltas que esas, sin avisar en qué etapa del proceso están y sin anticipárselo a nadie.

Incluso, Roberto Sagra expresó en charla con eltucumano.com que no manejan fechas ni plazos: “Esperamos un fallo rápido, pero no sabemos cuándo estará. No tenemos esa información. El rumor de que saldría esta semana lo instalaron periodista de Buenos Aires, cercanos a AFA, pero la verdad es que no creo que manejen información confiable”, aclaró el presidente.

¿Por qué esperan un “fallo rápido”? Simplemente porque ya se llegó a la última instancia y porque ambas partes estuvieron de acuerdo en solicitar el “Pronto despacho”, pero en rigor a la verdad, esa figura no existe en el código del TAS. Es decir que el Tribunal no tienen ninguna obligación a apurar su trabajo, eso depende puramente de la voluntad que pongan los árbitros del caso.

En otras palabras, los jueces no tienen apuro y solo se deben a la obligación de analizar con tranquilidad las pruebas para tomar una decisión justa. Por supuesto que a esa tarea no la empezaron a hacer la semana pasada, sino que la vienen haciendo desde hace un par de meses y es probable que el proceso ya esté avanzado y cercano a su final. Ahora, anticipar con precisión cuándo estará el fallo es imposible.

Los jueces terminarán su trabajo y una vez redactado el laudo se lo comunicarán a las partes antes que a nadie y luego lo publicarán en la página del tribunal. ¿Eso puede suceder mañana mismo? Si claro, puede suceder mañana, también el viernes, o cualquier otro día de este mes, o del próximo, y hasta de noviembre. Nadie lo vendrá venir, simplemente vendrá, en cualquier momento.

Es cierto que el proceso empezó hace un tiempo ya y lleva su camino recorrido, no es una locura esperar que no tarde mucho más, pero de ahí a la anticipación del hecho hay un largo trecho.

Es probable que una vez culminada la audiencia, el tribunal se haya reunido a deliberar sobre el caso. Seguramente cada árbitro ya tenía bien leída las presentaciones de cada una de las partes y, sumado a lo que se expuso en el encuentro virtual, cada uno de ellos habrá llegado a una conclusión que, puesta en común con los otros, termina conformando la decisión final.

Luego, el presidente del tribunal, el colombiano Ernesto Gamboa, es quién debe redactar el borrador para luego compartírselo a los otros árbitros (Efraín Barak y Juan Pablo Arriagada) que pulirán el documento. Una vez que esté aprobado, un secretario general lo revisa y le corrige detalles de redacción y de forma, recién entonces se lo firma y publica. Ese proceso lleva un tiempo indeterminado y depende de cuánto demoren en consensuar y deliberar.

¿Cómo se conocerá la noticia? El tribunal comunicará el fallo antes que a nadie a cada una de las partes que seguramente se encargarán de difundirlo desde sus departamentos de prensa. Casi en simultaneo, también se lo publicará en la página oficial del TAS, donde se suben todos los fallos.

Sea cual sea el veredicto, es de cumplimiento obligatorio para ambas partes. Es decir que, si el TAS considera que San Martín debe jugar en Primera, AFA deberá acatar y promocionar de categoría al Santo.

El TAS es el máximo tribunal del deporte a nivel mundial lo que quiere decir que no hay una instancia superior que pueda revisar el fallo y cambiarlo. Sus decisiones son inapelables.
En definitiva, el Pueblo Ciruja debe preparase para una noticia que será una bomba repentina con la que se puede desayunar cualquier día de estos, incluso mañana. Así, de un solo golpe la ilusión se convertirá en alegría y festejo, o en dolor e impotencia. Eso sí, siempre con el orgullo y la tranquilidad de haberla peleado hasta el final, hasta las últimas consecuencias.