Top

Tras seis meses, llega el partido más importante para San Martín

CIUDADELA

Ya pasó medio año desde que el Santo jugó por ultima vez, allá en Adrogué. Este miércoles, serán el presidente y dos abogados los que jueguen una final por el ascenso. El rival será AFA. La terna arbitral, jueces del TAS. Es la hora de la Audiencia, el paso previo al fallo.




Cuando el árbitro Andrés Gariano pitó el final, nadie podía imaginar que aquel partido en Adrogué sería el último de ese equipazo que venía batiendo records y que pintaba para pasar a la historia grande del club.

Si bien es cierto que, para ese domingo al mediodía, del que hoy martes se están cumpliendo seis meses, el Coronavirus ya se había vuelto el tema principal de todas las sobremesas, ningún argentino imaginaba que pasaríamos todo el otoño y todo el invierno en cuarentena, con más o menos flexibilizaciones, pero en cuarentena al fin.

Para San Martín, aquella pálida imagen dejada en esa última derrota, sugería que tal vez un parate podía venir bien para reacomodar fichas y recuperar el nivel. Lo que nadie tuvo en cuenta es que los demás clubes utilizarían la pandemia para sacar provecho, barajar y dar de nuevo, pretendiendo dejar nula la gran campaña realizada por el Santo en 21 fechas.

Así, 31 presidentes de la Primera Nacional cerraron filas y apoyaron que el Comité Ejecutivo de AFA plantee un formato con un reglamento diferente, contemplando a medias, lo hecho hasta marzo de este año. Una especie de híbrido entre una temporada nueva y la continuidad de la anterior. En otras palabras, un cambio de reglamento a conveniencia y medida de algunos clubes.

Esta situación motivó que estos seis meses no hayan sido tranquilos para San Martín, más bien todo lo contrario: la disputa contra AFA por su arbitraria resolución, ha alcanzado niveles sin precedentes a tal punto que el reclamo llegó máximo Tribunal del Deporte (TAS) que decidirá por el futuro cercano tanto del club, como de toda la categoría.

De esta forma, llegamos a la antesala de la última instancia previa al esperado fallo: la audiencia que se llevará a cabo mañana miércoles a las 10 am, hora argentina, a través de una videoconferencia de la que participaran los representantes de San Martín, los de AFA y los tres árbitros designados por el Tribunal.

Los de Ciudadela estarán representados por su presidente Roberto Sagra, el apoderado legal de la institución, Fernando Santillán, y el prestigioso abogado, contratado exclusivamente para este caso, Daniel Crespo.

Por AFA, se sabe que acudirá Andrés Patón Urich, abogado oficial de la entidad madre del fútbol argentino, y algún miembro del Comité Ejecutivo, aunque no se sabe cuál.

En el encuentro, las partes deberán defender sus argumentos, pero no podrán ampliarlos, simplemente tendrán que exponer de manera oral, lo que ya plasmaron en documentos escritos.
El Tribunal, integrado por el israelí Efraín Barak (propuesto por San Martín), el chileno Juan Pablo Arriagada (propuesto por AFA) y el colombiano Ernesto Gamboa (presidente del tribunal), escuchará las presentaciones y podrá hacer las preguntas que considere necesarias. 

¿Qué argumenta cada parte? Por un lado, San Martín se planta bajo el lema “jugamos todos o no juega nadie”, planteando que el torneo solo puede continuar con las mismas reglas que tenía, incluyendo los descensos, y con los mismos planteles. En caso de no poderse cumplir con estas condiciones y al haberse dado por terminada la temporada, el Santo sostiene que los ascensos deben ser otorgados a los equipos de mayor mérito deportivo, con ese criterio, los de Ciudadela debería jugar en Primera la temporada que viene. 

Desde AFA, en tanto, plantea que Sagra avaló la decisión en la asamblea del 19 de mayo, y por tal motivo no tiene derecho a reclamar. Además, alegan que los otros clubes apoyan la idea de disputar torneos reducidos y que San Martín no tenía el ascenso asegurado todavía, por lo que debe conformarse con la resolución que se tome desde el Comité Ejecutivo. 

Ante la contraposición de posturas, en Ciudadela se siente con confianza, convencidos de que los asiste la justicia: “Estamos muy tranquilos. Pensamos que tenemos razón en nuestro planteo y confiamos en que el Tribunal va tomar la decisión más justa”, sostuvo Roberto Sagra en charla con eltucumano.com

“Estamos muy agradecidos a nuestra gente. Nos sentimos muy apoyados por los hinchas, por la prensa, tanto de Tucumán, como de Argentina. La mayoría nos mostró apoyo. Estamos tranquilos de haber llegado hasta aquí defendiendo a San Martín hasta las últimas consecuencias”, agregó el presidente que este miércoles formará parte de la comitiva Santa que vía Zoom confronte con AFA frente a los jueces.    

Una vez finalizada la audiencia, que se estima durará varias horas, los jueces seguirán revisando el caso, para luego de unos cuantos días tomar una decisión definitiva. 
No existe una fecha precisa en la que estará el fallo, aunque se espera que sea en algún momento de octubre. San Martín pidió el pronto despacho, por lo que se espera que los jueces no tarden demasiado en decidir. 

En cuanto al fallo, se prevén tres escenarios posibles, uno es que le permitan a AFA manejar la definición como quieran, sería la derrota absoluta de San Martín.

La segunda chance es que el TAS determine un formato o modo de disputa de los ascensos, bajo ciertas condiciones, que se consideren justas, en ese caso AFA no podría armar los reducidos como quiera, sino que tendría que acatar lo que le dicten desde Suiza

Mientras que la tercera y última opción es que el TAS considere que, dada las circunstancias, San Martín hizo méritos suficientes como para jugar en Primera y que no le corresponde batirse en un certamen híbrido con equipos que, en condiciones normales, hicieron muchos menos puntos. 

En fin, este miércoles, un día después de cumplirse seis meses sin jugar, San Martín disputará el partido más difícil contra los más poderosos en una videoconferencia. Claro está que en la cancha fue el mejor de todos, ahora hay que ver si los jueces del Tribunal internacional deciden que eso es suficiente como para que el Santo juegue la próxima temporada en Primera. Por el momento, habrá que seguir esperando, cada vez falta menos.