Top

"Si lo veo lo llevo de nuevo": El inusual "hincha" que le trajo suerte a Atlético

copa libertadores

Sebastián, un fanático Decano que ayer vivió una felicidad plena en el José Fierro, quedó sorprendido por un perro que vio todo el partido y la tanda de penales sentado en la platea.

UN HINCHA MÁS. El perro estuvo todo el encuentro sentado en el sector 3 de plateas. Foto gentileza de Sebastián Pellegrini.-




Minutos antes de la medianoche de este jueves, Cristian Lucchetti hacía delirar a miles de hinchas de Atlético Tucumán, al atajar el penal decisivo que le dio el pase a la Fase 3 de la Copa Libertadores, ante The Strongest.

A pesar de todas las emociones vividas por los fanáticos en los 90 minutos, donde el equipo de Zielinski ganó 2 a 0, algunos Decanos en las tribunas les llama la atención de un inusual espectador, que al parecer le trajo suerte al equipo que la semana que viene deberá enfrentar a Independiente Medellín.

Este fue el caso de Sebastián Pellegrini, un hincha de Atlético desde la cuna, que a pesar de ser casi un abonado histórico del Sector 3, no pudo contener su sorpresa de ver a un perro completamente negro sentado en los escalones de la platea, viendo el partido como un amante del fútbol más.

"Estuvo sentado todo el partido. No sé si vio el partido o no sé que veía y ahí le dijo a mi sobrino, que estaba sentado a la par que se corra para que la saque una foto", contó este fanático de 42 años que nació y se crió frente el Monumental José Fierro.



"Para mí estaba sólo. No tenía pinta de callejero. Pero de nuestro grupos, que vamos siempre a la cancha, nunca lo vimos ahí", agregó Sebastián a eltucumano.com donde además relató que tras el último penal atajado por el Laucha, el can comenzó a ladrar y saltar, exaltado por los gritos de la multitud. "La verdad que si lo veo lo llevo de nuevo a la cancha", aseguró este abogado que ya señala como cábala al animal.

Sobre el momento de la definición en los penales, Sebastián contó que sus hijos no pudieron contener las lágrimas durante la definición, y que no pudo ver los últimos tres disparos de la serie. "Te lo juro por Dios, que los últimos tres penales no los ví. Mis hijos lloraban antes de patear los penales y cuando fue el últimos nos abrazamos y gritamos", detalló este fanático Decano, que el miércoles volvió a vivir una noche histórica.