Top

Juan Ávila, otro tucumano que se suma a Olimpia de Paraguay

RUGBY PROFESIONAL

El hooker llevaba seis años jugando en Lomas Athletic, en Buenos Aires, y ahora formará parte del equipo paraguayo de la Super Liga Americana de Rugby: “Estando acá me siento un pibe, estoy con todas las ganas”.

Fotos: Facebook de Juan Avila.




Pasaron poco más de seis años desde la última vez que se lo vio a Juan Ávila jugando en Tucumán, pero aun así, el recuerdo del hocker campeón con el Seleccionado Tucumano se mantiene intacto. El jugador surgido en Lince se mudó a Buenos Aires en 2013, y desde ahí que defiende la camiseta de Lomas Athletic, hasta ahora.

“En octubre me habían llamado para ver si me interesaba. En ese momento no estaba nada firme hasta hace un mes que me confirmaron la propuesta y acepté”, cuenta Juan a eltucumano.com. Sí, el hooker es un tucumano más en Olimpia de Paraguay. que participará de la Super Liga Americana de Rugby.

“Después me empecé a fijar en la lista de los jugadores y cuando vi que estaban pibes que conozco, automáticamente, junto a mi señora, acepté la oferta”, agregó. 


Juan Ávila no será el único tucumano en el plantel, ya que también están Gabriel Ascarate, Alejandro Torres, Máximo Ledesma, Thomas Gallo, Nicolás Proto y Santiago Resino: “Con Ascarate salimos campeones argentinos. Ahora convivo con Nico Proto, con quien también compartí Seleccionado, él en sus primeros años y yo casi en los últimos míos, antes de irme en bs as. También hay chicos con los que entrené en el PLADAR cuando trabajaba ahí”, cuenta el hooker que se inició en Lince.

“Ahora me vine solo, mi señora está en Buenos Aires, vendrá en unas semanas. Ambos estamos trabajando, yo pedí licencia, ella no. Ella va a venir a visitarme, por ahora estoy solo. La idea es una vez que termine acá volver a Buenos Aires a jugar en la URBA, que es lo que por ahora está planificado. Esperemos que siga todo como está y si sale otra cosa veremos y tomaremos una decisión en su momento”, detalló Juan.

A los 34 años, a Ávila le llega un nuevo desafío, el primero como profesional, y no lo quiere dejar pasar: “Estando acá me siento un pibe, estoy con todas las ganas, toda la energía y con la idea de disfrutar. El año pasado tuve muchas lesiones, muchas complicaciones con el club, en el juego, pero tengo ganas de seguir un poco más”, sentenció.