“La UAR ha relegado a los clubes”: Un exNaranja criticó la nueva estructura del rugby argentino

rugby

El tucumano Pablo Garretón, figura del seleccionado tucumano durante los años dorados, aseguró que la asociación madre de la ovalada en el país desatendió a los clubes y volcó toda su atención al profesionalismo. “Hay que ordenar las prioridades”, aseguró.

Foto Página 12.-




A horas del debut de los Pumas en el Mundial de Rugby que se desarrolla en Japón, el tucumano Pablo Garretón, exfigura del seleccionado tucumano y capitán de Argentina en 1991, criticó la nueva estructura del rugby argentino, volcada íntegramente al profesionalismo y dejando de lado su base fundamental: los clubes.

"Hoy convivimos con dos realidades. Está la de los cracks, la del alto nivel de competencia profesional, que va muy bien y eso quiero resaltarlo. A mí me encanta ver a los Pumas y a los Jaguares y deseo que al seleccionado, al que tanto quiero, le vaya muy bien en el Mundial. Pero debemos tener claro que ese es un porcentaje muy chiquito del rugby argentino. El otro, el de los clubes, la otra realidad, es la de mayor tradición y número, la que sostiene todo, y es la que creo que la Unión Argentina Rugby (UAR) está desatendiendo. Toda la estructura está armada para el rugby profesional", explicó el expilar de Universitario en una entrevista en La Nación.


Pablo Garretón con la camiseta de Los Pumas.-

El médico de profesión no reniega del profesionalismo implementado hace algunos año por la UAR con los Jaguares, pero señala que la prioridad es otra. "No se puede negar el profesionalismo, pero hay que ordenar las prioridades. Los clubes son lo más importante que tenemos y hay que cuidarlos más. En la elite entran pocos; en los clubes entran todos. En el profesionalismo, todos sacan; en los clubes, todos ponen. A mí me gustaría hacer alguna vez la cuenta de todo el dinero que se mueve alrededor del rugby de clubes en cuota social, camisetas, botines, terceros tiempos, giras y micros, para ver quién sostiene a quién", se preguntó.

"Creo que el gran problema está en el ordenamiento que ha establecido la UAR, y que ha relegado a los clubes a un tercer o cuarto lugar, cuando deberían estar en el primero, porque, entre otras cosas, son los que han sostenido toda la estructura profesional. Y cuando menciono a los clubes, me refiero a los jugadores, los padres, los árbitros, los juveniles, los infantiles, los entrenadores, los dirigentes", señaló Garretón, y agregó: "Hasta los calendarios locales los armaron de acuerdo con las exigencias del profesionalismo".

Otras de las decisiones cuestionadas por el exPuma fue la de terminar con el Campeonato Argentino, el cual ganó en seis oportunidades con la Naranja entre 1985 y 1993, cortando la histórica hegemonía de Buenos Aires. "Que la UAR haya eliminado el Campeonato Argentino es algo dañino para nosotros. Nos quitó el punto de encuentro, de desarrollo y orgullo. Y lo hizo sólo para meter más competencia profesional. Lo mismo sucede con los calendarios cortos y fraccionados, que impiden el desarrollo de los clubes. Es increíble que la UAR te mande un gerente para que te diga qué es lo que tenés que hacer", completó.

“La función de las Uniones es estar al servicio de sus clubes, no de la UAR. Ese orden también se ha quebrado", aclaró para finalizar. 

Top