Top

Volkswagen deja de fabricar uno de los modelos más accesibles del mercado

anuncio

Desde Brasil, informaron que el vehículo se venderá hasta que el stock que hay en Argentina se termine.

Interior del VolkswagenUP.





Este jueves se conoció que Volkswagen dejó de fabricar el Up en Brasil, país desde donde llegaba importado a la Argentina.

“Volkswagen confirma el fin de la producción del Up en la planta de Taubaté, San Pablo. Esta decisión sigue la estrategia de renovar el portfolio de la marca, que incluye la mayor ofensiva de producto de su historia en el país”, comunicó la automotriz del otro lado de la frontera.

El vehículo que será descontinuado, era uno de los modelos más accesibles del mercado y se despide sin reemplazo inmediato a la vista, fruto de una nueva estrategia comercial.

A pesar de esta noticia, se informó que aún hay unidades del Up a la venta en la Argentina, correspondientes al stock sobrante en sus tres versiones: Take Up ($1.487.150), High Up ($1.596.376) y Cross Up ($1.842.126).



La retirada del Up se debe, en gran parte, a que el público argentino no se acostumbró al segmento A, el de los autos más chicos, y prefirió en los últimos años optar por modelos de una categoría superior (B). De hecho, rivales del Up a la venta quedan únicamente los Chery QQ, Fiat Mobi y Renault Kwid, mientras que en el segmento B hay muchos más competidores.

Pensando en los siguientes años, según informa TN Autos, el Up podría volver a la venta, pero en una versión 100 por ciento eléctrica llamada e-Up. Volkswagen reconoció haberla probado en el territorio nacional. Por eso, tras lanzarse el año pasado a la venta en Europa, no sería descabellado imaginar que la tendremos en las calles de la Argentina.

La variante eléctrica del Up tiene un motor de 82 caballos de potencia y 210 Nm de torque máximo, con el que puede acelerar de 0 a 100 km/h en 11,3 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 135 km/h. La autonomía máxima ronda los 258 km y la batería se puede recargar al 80 por ciento en una hora.

Fabricado en Europa, llegará al país con leves diferencias estéticas en base al Up brasileño, y además con control de estabilidad de serie, entre otros equipamientos que el modelo regional no ofrece. El precio se confirmará al momento del lanzamiento, pero es un hecho que contará con el beneficio impositivo que baja el arancel extrazona del 35 al 2 por ciento para vehículos eléctricos importados.