Top

"No merecen llevar el uniforme": pasarán a retiro a los instigadores de la huelga policial en Tucumán

SEGURIDAD

El gobernador Osvaldo Jaldo explicará los operativos llevados a cabo en torno al intendo de protesta salarial que fue descubierto a través de las redes sociales y por el que se realizaron alrededor de 30 allanamientos. "Vamos a ir hasta el fondo y van a ir presos, todo dentro de la ley”, advirtió el mandatario.

Foto: Comunicación Tucumán.-





Este domingo se conoció que la Policía de Tucumán junto con la Poder Judicial desactivaron un intento de huelga salarial en la fuerza de seguridad, tras una denuncia radicada el sábado en la fiscalía de Delitos Complejos que conduce Mariana Rivadeneira.

Después de más una treintena de allanamientos realizados en toda la provincia, los cuatro supuestos cabecillas de un levantamiento policial, fueron detenidos en el marco de un importante operativo que aún se está desarrollando.

Los investigadores del área lograron identificar quiénes serían los supuestos cabecillas. Tres de ellos quedaron señalados por arengar a sus compañeros para que hicieran la huelga y el restante, por ofrecer una billetera virtual para recibir los fondos y contratar a un abogado para que los asistiera. También individualizaron a más de 40 efectivos que tenían previsto sumarse a la protesta.

En los procedimientos, los efectivos que trabajaron bajo la supervisión del jefe de Policía y la fiscala Mariana Rivadeneira, se detuvo a tres uniformado y a un civil. En tanto que el resto de los allanamientos se desarrollaron en las viviendas de los mencionados en la causa y, además de secuestrarles los dispositivos electrónicos, les quitaron sus armas reglamentarias. En ese momento, se les informó que habían sido separados de la fuerza hasta que se aclare su situación procesal

“No vamos a tolerar ningún levantamiento contra la democracia, las instituciones ni el pueblo tucumano. Vamos a ir hasta el fondo y van a ir presos, todo dentro de la ley”, advirtió ayer el gobernador Jaldo tras conocerse los hechos.

En esa línea, el mandatario tucumano valoró la investigación realizada por personal de la Policía y de funcionarios del Poder Judicial y añadió: “No vamos a permitir que nadie, especialmente los que deben estar al servicio del pueblo, pretendan incitar a la violencia”.

“Todos aquellos que directa e indirectamente estén involucrados en este tipo de levantamiento será llevado a la Justicia y expulsado de la fuerza. No merecen llevar el uniforme, integrar las filas de una fuerza que fue formada para proteger a los tucumanos, no para hacer lo contrario”, explicó Jaldo. 

Asimismo, sostuvo: “Y los retirados que sean descubiertos, además de ser denunciados penalmente, serán informados en Anses”

 “La semana pasada se iniciaron las conversaciones y desde hace muchos años que la Policía no tenía un gobernador que esté a su lado. Hace muchos años que no había un gobernador que firmó tantos ascensos, los acompañó en su tarea y defendió en cada oportunidad que surgiera un problema judicial”, destacó

En ese sentido, dijo: “no soy como los otros gobernadores. Estoy frente a la fuerza y por eso no voy a tolerar que haya ni el más mínimo atisbo de atentar contra la democracia y la paz de la provincia” y dijo: “también voy a estar al frente para detenerlos y meterlos presos. No importa el grado que tengan. Irán a un calabozo y será expulsados de la fuerza. Y si por alguna razón esta medida tiene otro trasfondo, lo arrancaremos de quajo”.

En cuanto a la labor de jueces y fiscales que llevaron adelante medidas judiciales, sostuvo: “Trabajaron toda la noche para que se pudieran concretar estas medidas que nos permitieron detener a los cabecillas e identificar a los que pretendían plegarse. Colaboraron para que no se violente la democracia y, fundamentalmente, no alterar la paz de los tucumanos”. 

Y concluyó: “A toda la plana mayor de la fuerza también les pido que se pongan al frente de sus subordinados para evitar cualquier tipo de levantamiento. Es su responsabilidad lo que hagan ellos. No pueden ser indiferentes cuando se intenta atentar contra la paz social”.