Top

"Casi se da vuelta un camión": el reclamo desesperado en barrio San Bernardo

¡CUIDADO!

Un inmenso pozo está a momentos de pasar a las noticias por la tragedia: dos metros de profundidad en medio de la calle, y en una esquina.





Este viernes una situación en el barrio San Bernardo por poco se convierte en tragedia: un pozo de más de dos metros de profundidad hizo tambalear a un camión que casi cae por completo con su acoplado sobre un auto. Los vecinos apuntan a un único culpable: la SAT.

En la calle Diego de Rojas al 500 (altura Lamadrid al 3100), una vecina aguarda hace más de una semana la autorización de la empresa Sociedad Aguas del Tucumán para tapar el pozo que hizo para instalar las cloacas en su domicilio.

“La vecina hizo las cosas bien, ella pagó todo, no es nada fuera de lo que no debe hacerse, le dijeron que tenían que venir a ver al día siguiente para autorizarla a tapar todo, de esto ya hace como dos semanas y no pasa nada”, dijo Susana Toledo (31) para eltucumano.

El problema es que el bache en estos momentos representa un peligro para los vecinos y vehículos, llegando casi a una tragedia esta semana: “No hay noticias de que vengan, ya llamaron y no vienen a hacer nada. Los camiones circulan como si nada, ya rompieron la señalización que hicimos entre los vecinos, y el pozo está cerca de una esquina. Un camión casi cae con su acoplado, cabina y todo logró zafar y estabilizarse, pero casi aplasta un auto. Es un pozo re profundo, si pasa una moto sin luz de noche se lo encuentra de frente y se cae adentro”, afirmó.

“Mi queja es en nombre de mis vecinos, está entrando tierra a las casas, es un gran peligro, escuchamos los bocinazos todo el día, los que doblan se encuentran de frente así. El reclamo es contra la SAT, está todo pagado y no puede ser que no cumplan con su deber, no es algo que esté en una vereda y que no represente peligro, está en medio de la calle, creemos que puede pasar una desgracia en cualquier momento. Los camiones lo rompieron por pasar”, se lamentó, mientras de fondo a la llamada telefónica con ET se escuchan los bocinazos en la calle, producto de dos vehículos que se encontraron de frente y debieron subir en las veredas para poder circular.

Para cobrar son rápidos, pero para hacer su trabajo no”, finalizó la molesta vecina, que elige difundir esta situación en representación de todo el barrio, buscando evitar una posible tragedia.