Top

Caso Lebbos: sospechas, tensión y escándalo en el juicio contra Albaca

JUICIO LEBBOS

Alberto Lebbos afirmó que descubrió al exsecretario del fiscal pasando información a otro testigo. Se confirmaría que el expediente estuvo siete años cajoneado bajo llave.

Declara Salazar, exsecretario de Albaca. (Foto: Twitter @MxMfundacion)





Tensión en el tercer día del juicio por “incumplimiento de los deberes de funcionario público” contra el exfiscal Carlos Albaca por su actuación en la investigación del crimen de Paulina Lebbos. Declaró el exsecretario del fiscal, Emilio Ángel Salazar, y se le inició una causa por falso testimonio. Además, el propio Alberto Lebbos lo acusó de pasar información a otro testigo.

"Usted me ha atendido 500 millones de veces. ¿Por qué no lo ha dicho ahí?", cruzó Alberto Lebbos a Salazar en los pasillos de tribunales y lo acusó de estar "preparando a otro testigo" que se preparaba para prestar declaración testimonial en el video que compartió la cuenta @JuicioLebbos que administra la periodista Mariana Romero. Ante el tribunal que componen Fernanda Bähler, Wendy Kassar y Raúl Cardozo, el padre de Paulina Lebbos ratificó sus dichos.




“Este hombre (Salazar) me recibió 500 veces y ahora dice que no se acuerda nada sobre la causa de Paulina. Ahora acabo de escuchar en el pasillo que le contaba a los otros testigos sobre las preguntas que le habían hecho (en la audiencia de debate). No pido la detención (del ex secretario de Albaca) por razones humanitarias: dijo aquí que su esposa está enferma”, enfatizó bajo juramento según informó La Gaceta.


El fiscal Gerardo Salas solicitó que el testimonio de Lebbos sea incorporado a las actuaciones de supuesto falso testimonio para que sean recibidas y evaluadas por la Fiscalía de Decisión Temprana que actúa en los casos del nuevo Código Procesal Penal. Sobre este punto, la abogada querellante Soledad Deza consideró en diálogo con Los Primeros que Salazar incurrió en "muchas contradicciones" y una "recurrencia muy visible al 'no me acuerdo'". "Este tribunal está teniendo una actitud para romper ese silencio que expresan Salazar y Albaca", destacó, y sostuvo que por ello se "está rompiendo el encono de silencio que ha tenido históricamente esta causa".

"Emilio Salazar confirmó que el expediente de Paulina estaba bajo secreto. Solo dos personas tenían la clave de acceso: él y el fiscal Albaca. También reconoció que a veces llegaban actuaciones y no se las incorporaba al expediente. Nadie, ni el instructor, ni la querella ni nadie más que Albaca y él podían ingresar al sistema para ver la causa. Así estuvo durante 7 años", alertó en Twitter @JuicioLebbos.

Deza explicó que "la causa tuvo secreto de sumario, no podía accederse a la causa", por lo que "Alberto Lebbos no la podía ver, su abogada tampoco". "Sólo el fiscal (Carlos Albaca) y su secretario Emilio Salazar tenían una clave con la cuál impedían que el resto acceda a la causa", remarcó, y alertó que de los testimonios se desprende que en el marco de la investigación "esta causa no se trabajó en equipo, sólo era dirigida por el fiscal", que "el resto no conocían las líneas de investigación, nadie recibió instrucciones de nada", y que se abordó "como una causa que no existiera".

"Quedó claro que quién tenía la conducción de esta investigación, sea para hacer, para ocultar, para hacer desaparecer o alterar el ritmo de la causa era el fiscal Albaca", sentenció.

En diálogo con eltucumano, Alberto Lebbos afirmó días atrás que "esto es una lucha de muchas personas de bien a la que le tengo que agradecer infinitamente. Esta lucha ha permitido que hoy esté sentado en el banquillo Carlos Albaca, que ha defraudado a la comunidad tucumana. Que se le dio el alto cargo de perseguir a los delincuentes y sin embargo se dedicó a proteger a los asesinos de Paulina”.

Que diga quiénes son los asesinos de Paulina, él lo sabe perfectamente. Que diga por orden de quién encubrió, eso es lo que más espero y siguiente que reciba la máxima condena, que es leve, que son 6 años. En esto se deberían ocupar los legisladores nacionales, en modificar el código penal”, apuntó.

El crimen de Paulina Lebbos ocurrió en febrero de 2006, luego de que la joven había salido a bailar con una compañera en la zona del exAbasto. Virginia Mercado, la última persona que la vio con vida, aseguró que Paulina subió a un remis para ir a la casa de su pareja César Soto. Luego de 13 días desaparecida, su cuerpo fue encontrado el 11 de marzo a la vera de la ruta 341, en la localidad de Tapia por dos lugareños.