Top

"No es casual": Alberto Fernández explicó por qué eligió a Manzur como Jefe de Gabinete

relanzamiento nacional

Esta tarde, en un acto en la Casa Rosada el presidente ungió a los nuevos ministros y le dedicó unas palabras al gobernador de la provincia, en uso de licencia, al asumir el cargo. “Nadie debe quedar afuera de este tiempo de reconstrucción”.

Manzur asumiendo la jefatura de gabinete.





“No es casual que haya preferido que un gobernador norteño se haga cargo de la Jefatura de Gabinete, lo hice, más allá del afecto, el cariño y la amistad que nos une, por la convicción de que en ese norte tenemos que trabajar muchísimo para lograr esa igualdad tan deseada y tan postergada. El compromiso con ese norte es invariable, desde siempre. La Argentina federal no es algo que me gusta declamar, sino es algo que me gusta que ocurra y por eso vamos a profundizar todo lo que hemos hecho para esa realidad ocurra”, fueron las palabras que de Alberto Fernández minutos antes de tomarle juramento al nuevo Jefe de Gabinete de Ministros, Juan Manzur, en el acto que se realizó esta tarde en Casa Rosada.

“El domingo pasado el pueblo de la nación argentina dio un veredicto y, en aquel momento, expliqué que yo, como todos nosotros, somos partes de un movimiento que sabe escuchar las demandas populares, que sabe escuchar la voz del pueblo, y dije que iba a tomar cuenta de los reclamos, de las cosas que habíamos hecho mal, de las cosas en que nos habíamos equivocado, de qué cosas no llegamos a hacer y debemos acelerar. En realidad, a lo largo de la semana, escuché a muchos y a muchas porque quiero cumplir con mi palabra de entender el por qué la gente votó como votó. Hay veces en que los dirigentes, cuando la gente vota y no los elije, se enojan con la gente. Nosotros, cuando la gente no nos vota, nos enojamos con nosotros, porque algo habremos hecho mal y nos preguntamos qué habrá sido lo que hemos hecho mal”, explicó el primer mandatario al tomar la palabra. Luego, aprovechó para bajarle el tono a la interna que se dio dentro del oficialismo tras el resultado de las PASO: “Nosotros debatimos de cara a la gente y planteamos nuestros debates y nuestras discusiones y nuestras diferencias, que siempre tienen un sentido único, que es superar la instancia y tratar de encaminarnos a un momento mejor. Nunca los debates me han afectado ni me han preocupado; me preocupa mucho más un movimiento político silenciado, un movimiento político obediente, un movimiento político que no discute, que un movimiento político que reflexiona”.


Durante su discurso, Alberto Fernández habló de dos modelos distintos de país y diferenció al modelo que propone el peronismo de aquel que encarna la oposición: “Yo sigo insistiendo en que hay dos países en pugna y que tenemos que resolver eso. Estamos hablando de un país que se despreocupa de la salud pública y abandona a los argentinos a su suerte, no dándole las vacunas que necesitan y un país que dice que nuestros científicos sigan trabajando para poner en valor dándoles a los argentinos la salud que merecen, esa es la diferencia”. Al respecto, insistió: “No somos parte del país que quiere que la gente pierda su trabajo sin que nadie los indemnice. No somos parte del país que quiere flexibilizar, entre comillas, los derechos de los que trabajan. No somos parte del país que quiere seguir con la concentración abandonando al norte y al sur. Queremos ser parte de un país que se integre, que funcione unido, que trabaje con mucha fuerza para sacar de la postergación a los que han quedado postergados. Primero, por la situación económica heredada. Después, por el malestar que a todos nos ha causado la pandemia”.

En otro tramo del discurso, el primer mandatario nacional, destacó su relación con Juan Manzur: “Recuerdo como si fuera hoy, cuando, al comienzo que mi campaña que estuve un par de días internado, me vino a visitar en plena campaña en Tucumán y ahí medio convaleciente le dije: ‘metele Juan que vas a ganar’ y ganó y vamos a seguir trabajando. Vamos a trabajar con todos y con todas, todos hacen falta, nadie debe quedar afuera de este tiempo de reconstrucción que nos debemos”.

Luego de agradecer a los ministros salientes, Fernández se refirió a una nueva etapa que comienza en el país tras superar los escollos de la pandemia y llamó a la unidad de los argentinos: “Les pido a todos, a cada uno y cada una, que pongan toda la fuerza… La solución al problema de los argentinos no está en que nos dividan, sino en estar más unidos que nunca para hacer frente a lo que hace falta. No me van a ver atrapado en disputas innecesarias; en disputas internas, mi preocupación es que los argentinos y argentinas vuelvan a ser felices después de tantas desdichas vividas”.