Top

Afirman que Tucumán salvó a Alberto y Cristina tras la derrota nacional del Frente de Todos

PASO 2021

Desde Buenos Aires destacan la buena elección del Frente de Todos en nuestra provincia, tras la interna peronista en la que Manzur se impuso sobre Jaldo. El llamado a la unidad después de la grieta justicialista, que permitió aportar más del 7% del oficialismo en todo el país.

Festejo manzurista en Casa de Gobierno. (Foto: Twitter @JuanManzurOk)





Un artículo publicado en el diario Perfil afirma "Una vez más, Tucumán salva a Alberto Fernández y Cristina Kirchner". Nuestra provincia fue una de las pocas donde se impuso el Frente de Todos en las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO) y mientras se habla de "Una piña en la frente del Frente de Todos", aquí la interna entre el gobernador Juan Manzur y el vicegobernador Osvaldo Jaldo le permitió al oficialismo sumar 479.786 votos en la categoría Diputados y 472.845 para Senadores entre ambas listas, contra los 336.567 y 342.438 respectivamente de Juntos por el Cambio.

Las listas de Lealtad Peronista impulsadas por Manzur se impusieron por alrededor de 100.000 votos a las de Todos por Tucumán, que el propio Jaldo encabezaba como precandidato a diputado nacional. La ministra Rossana Chahla alcanzó 289.662 sufragios, contra los 190.124 del presidente de la Legislatura; para Senadores, el actual diputado nacional Pablo Yedlin sumó 289.863 contra los 182.982 del legislador Juan Antonio Ruiz Olivares.  Estos números otorgaron un contundente triunfo al manzurismo, aunque el vicegobernador logró meterse en el segundo lugar de la boleta de Diputados detrás de la galena, mientras se espera el recuento para confirmar cómo se completará la boleta del Frente de Todos en las generales.

A nivel nacional, con una participación del 66,90% del padrón y más del 98% de las mesas escrutadas, Juntos por el Cambio se impuso con 8.833.318  (41,50%) votos, mientras que el Frente de Todos sumó 6.769.261 (31,80%): más del 7% de esos sufragios salieron de las urnas tucumanas. El oficialismo apenas ganó en Catamarca, Formosa, La Rioja, Salta, San Juan, Santiago del Estero y Tucumán.

La periodista Gabriela Gatica analiza en Perfil que "la grieta dentro del justicialismo que marcó Osvaldo Jaldo (vicegobernador) montado a caballo como caudillo a Juan Manzur (gobernador) quedó claramente sellada con la frase de Juan Manzur 'el que gana conduce, y el que pierde acompaña'", y subraya que el gobernador "se convirtió en la estrella, más que en el jefe de campaña de esta cruzada, que se llama PASO".  "Recorrió todo San Miguel de Tucumán rodeado de sus legisladores, concejales, casi todo su gabinete y dirigentes, mencionándolos en sus redes como si se tratara de una lista de colegio, en la que toman asistencia", apuntan desde Buenos Aires.



Sobre el desenlace de la interna rumbo a las generales de noviembre, en las que Chahla encabezará la lista y Jaldo se ubicará segundo, apuntan que en Tucumán "siendo la única provincia que llevó un claro triunfo al oficialismo, de Buenos Aires deberían desfilar para comenzar a negociar con esta, supuesta, segunda fuerza naciente como la llamo anoche Osvaldo Jaldo en su discurso de victoria y se alió a la línea de CFK agradeciéndole su apoyo incondicional".

Ayer Manzur visitó Trancas, lugar donde Jaldo nació, fue intendente y votó este domingo. Tras la victoria de Lealtad Peronista en tierra jaldista, bajó línea y llamó a la unidad: "Tuvimos una interna en nuestro partido, pero ya pasó. Ahora tenemos que mirar hacia adelante porque tenemos muchos desafíos", sentenció, y añadió: "tenemos que estar juntos, porque la unión hace la fuerza. Tenemos que trabajar más por Tucumán". La precandidata a diputada Gladys Medina, que secundó a Jaldo en la lista, se expidió en igual sentido: "Considero que se tiene que dar el dialogo entre los dos líderes tucumanos, tanto de Manzur y Jaldo para seguir construyendo futuro para Tucuman", expresó, repitiendo el slogan de campaña manzurista en declaraciones a Radio Prensa.

La mencionada estratega y analista política finalmente plantea que "quedó claro que Osvaldo Jaldo creo una fuerza que se deberá considerar dentro del justicialismo y que Juan Manzur deberá pensar como resuelve y la suma", porque "a pesar de su discurso de "falsa victoria", los hechos fueron más por orgullo, porque en esta contienda no ganó Juan Manzur, perdió Osvaldo Jaldo", ya que "decir que es segunda fuerza en un enfrentamiento entre dos, es otra manera de admitir derrota".