Top

"Los bardearon mal": llegó la policía y vivieron un mal momento en pleno centro

Denuncia

Un grupo de ocho adolescentes salió el sábado al centro a festejar un cumpleaños cuando fueron interceptados por una oficial y denuncian que fueron amedrentados: “Los changuitos se asustaron mucho”.

Foto: https://gruponetwork.com.ar/





Como Mateo había cumplido 16 años el viernes, con sus amigos decidieron salir al centro el sábado para celebrar. Después del almuerzo en una hamburguesería, pasadas las 14.30, caminaban por San Martín al 400 cuando, en la vereda del Teatro Mercedes Sosa, los ocho adolescentes sintieron que alguien los seguía. Ahí descubrieron que se trataba de una oficial y un agente de la policía les pidieron que se pongan contra la pared, los palparon y les requisaron las mochilas. No conformes con eso, comenzaron a realizar comentarios ofensivos sobre la forma en que uno de los chicos estaba vestido: “Por qué llevás esas botas… ¿Qué te creés que trabajás en seguridad?”. La escena sucedió a plena luz del día y en el centro de la ciudad y los jóvenes todavía no salen shock por el mal momento que les tocó vivir. 

“Los chicos fueron al centro a festejar un cumpleaños y, cuando estaban llegando a la esquina de 25 de Mayo y San Martín, se les acercaron unos policías que les dijeron que se pongan contra la pared. Después, los palparon de armas, les revisaron las mochilas… No les dieron ninguna razón de por qué lo hacían. Fue una cosa totalmente desubicada, los bardearon mal y los changuitos se asustaron mucho. Después los dejaron irse, pero pasaron un momento de mierda”, denuncia Ricardo Podazza, padre de uno de los adolescentes. 

Esa misma tarde, cuando pasó a buscar a su hijo en el auto por el centro, fue el primero en escuchar el relato de boca de los adolescentes que todavía se encontraban atemorizados por el episodio: “Ha sido una cosa muy fea para ellos, han quedado muy shockeados, muy conmocionados… Estaban temblando cuando los vi. Se han puesto tan nerviosos que ni siquiera se fijaron en el nombre de esa mujer policía. Cuando escuché lo que les pasó, yo me he indignado. Ahora estamos por hacer la denuncia porque eso ha sido un abuso institucional”. 


Según comenta, a uno de los adolescentes lo criticaron por la forma en que iba vestido: “Le decían: por qué te vestís de negro, por qué llevás esas botas. A uno lo han palpado de armas y, para hacer eso, tenían que buscar un testigo. Se han abusado de los chicos, no sé con qué motivo ni por qué. No venían haciendo ningún tipo de desorden como pasar ser detenidos. Además, no fueron detenidos, fueron abusados. Solo lo hicieron para amedrentarlos, como pasaba en las viejas épocas. No les pidieron documentos ni nada, sólo quisieron meterles miedo”. 

“Son changuitos buenos, todos muy buenos alumnos. Son chicos que casi no salen ni andan callejeando y, aunque lo hicieran, eso no es excusa para que los traten de esa manera. Ellos estaban realmente conmocionados y asustados. Fue una cosa muy fea lo que vivieron estos chicos”, relata Ricardo que, apenas conoció lo que había pasado, fue hasta el lugar a buscar a los oficiales que habían protagonizado la requisa, pero no los encontró en el lugar. Ahora asegura que realizará la denuncia para que busquen en las cámaras de seguridad de la zona el registro del maltrato que recibieron.