Top

"Los pacientes con Covid y la gente necesitaban algo así": el tucumano que emociona al país

HISTORIAS DE ACÁ

El año pasado contrajo el virus y llamó a su familia para despedirse, pero venció a la enfermedad y ahora su video conmueve hasta las lágrimas. Quién es Andrés Quiroga y por qué viene a ofrecer su corazón. VIDEO

Andrés.





“Recién me hicieron una nota para La Gaceta, sale el domingo”, “Hace un ratito salí por Cadena3 de Córdoba”, “Me llamaron de todos lados: de Telefe, de Canal 5, de Tucumán sin Filtro, de todos lados”.

Andrés Quiroga es el enfermero tucumano que emociona al país desde hace unas horas. Fue cuando la doctora Rocío Corbalán subió un video a su estado personal de WhatsApp y del resto se encargó la única viralización que queremos en esta vida: la de las noticias que reconfortan el alma, que nos dan un respiro.

Andrés es quien en la sala de pacientes con Covid del Hospital Regional de Concepción ingresa después del almuerzo, durante la siesta, toma aire y les canta: “Es tarde a la noche, ella busca qué vestir / Después se maquilla y peina su largo pelo Y me pregunta: "¿Me veo bien? / Le digo: "Sí, estás maravillosa hoy”.

La primera lectura que hace Andrés en este diálogo de jueves al atardecer con el tucumano es por qué su video tiene y tendrá tanta repercusión: “La verdad es que no deja de sorprenderme todo lo que está pasando. Desde que la doctora subió el video, todo fue pum para arriba".

"Se habla de números, de muertes, de cosas que solo están mal, de vecinos y de seres queridos que se nos fueron, de noticias que no son alentadoras. Al hacer esto, siento que los pacientes y también la gente necesitaban algo así”.

El propio Andrés, durante 2020, vivió en carne propia lo que ese público que lo escucha está pasando: “El año pasado estuve al borde de la muerte. Me despedí de mi familia. Los llamé y le dije a mi señora: ‘Que sea lo que Dios quiera’. Yo ya había perdido a mi padrastro y a mi tío. Pensaba que no la contaba, pero con el trabajo incansable de todos mis compañeros del hospital salí adelante”.

Reemplazante, pero no todavía efectivo en la Sala 2 de Covid del Hospital Regional de Concepción, Andrés empezó a cantar de adolescente: “Tenía 15 años y ya entonaba canciones. Tengo de hecho una banda que se llama Mil millas, con letras y canciones propias. 'Sin tu amor', 'Lo puedo imaginar', 'Me muero si no estás'. Es más rock y pop, influenciados por Gustavo Ceratti. Canto sobre experiencias vividas, basadas en el amor, inspiraciones que se te vienen. Siempre se me vienen melodías a la cabeza”.

Así como Robin Williams personificaba a Patch Adams e ingresaba a la terapia intensiva para sacarles una sonrisa a los niños, Andrés Quiroga vuelve al video y repasa lo que vive cuando les canta a sus pacientes: “La música en sí traspasa el alma, te llega a la mente".

"¿Quién no ha escuchado una canción y le ha recordado algo o a alguien? Cuando entro a la sala y empiezo a cantar le cambia el tinte de la cara de la persona. Eso pasó con el tema de JAF, Maravillosa esta noche”.

Mucho se ha dicho, apenas empezada la pandemia, que seríamos mejores personas una vez terminada la misma: atrás quedaron los aplausos de las 21 a nuestros médicos, algunas buenas intenciones con el prójimo, y el clima social ha ido cediendo ante el compás de los tiempos con la grieta humana que parece inevitable.

Ante este escenario, Andrés se conmueve y pide: “No tenemos que perder la empatía. Nosotros que estamos en el campo de batalla se los pedimos: el otro puede ser tu hermano. Con amor se construye todo, el odio y el rencor lo destruye. Nunca lo olvidemos. Por favor, nunca”.


Andrés en el Hospital, ayer miércoles:


Andrés en el escenario, antes de la pandemia: