Top

"Son varios chicos": allanaron un templo en Alberdi por posible trata laboral

INVESTIGACIÓN EN CURSO

En una zona rural al sur de Tucumán, la Justicia Federal realizó un intenso operativo en el templo "Catedral de los Milagros", donde encontraron 20 personas. “Uno no sabe lo que puede estar pasando”, alertó una vecina.

Foto: Twitter @PCamuna




Este martes, la Justicia Federal allanó el templo religioso "Catedral de la Milagros", situado en una zona rural de Alberdi, al sur de Tucumán, en el marco de una investigación por presunta trata laboral.

La investigación está a cargo de la Fiscalía N° 2, cuyo titular es el fiscal Pablo Camuña, con la colaboración de la Procuraduría de Trata y Explotación de Personas (Protex). La orden de allanamiento fue solicitada por el juez federal Fernando Poviña, y del procedimiento formó parte personal de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA).

"Por pedido del Ministerio Público Fiscal de la Nación (Fisc N° 2 + PROTEX) el juez Federal de Tucumán libró orden de allanamiento por un caso de posible trata laboral en Juan Bautista Alberdi, al sur de la provincia. Se trata de un templo religioso. Interviene en la medida la PSA y distintas oficinas del Ministerio de Desarrollo Social", explicó Camuña a través de las redes sociales.



En el lugar se encontraron 20 personas que serían las víctimas de la presunta situación de trata laboral y que ahora serán entrevistadas por personal del Punto Focal Trata de personas y de la Dirección de Niñez, Adolescencia y Familia del Ministerio de Desarrollo Social de la Provincia.

En diálogo con Canal 10 una vecina del templo admitió estar "muy sorprendida porque es una iglesia evangélica y hay chicos que están ahí, uno piensa en ellos porque no sabe lo que puede estar pasando con esas criaturas".

"Son varios chicos, son de Concepción, de Trinidad, ellos colaboran con la iglesia, salen a vender pan, rosquetes, facturas. Son chicos que están en rehabilitación en esa Iglesia. Son chicos que trabajan, todos los días salen a vender pan. Por lo que uno ve son chicos buenos, que saludan, no he visto nada raro", remarcó.

"Hace bastante que trabajan, que venden pan, todo para la Iglesia porque gracias a lo que ellos trabajan se está haciendo más grande la Iglesia", concluyó.