Top

El PUNA brinda acompañamiento a familiares de personas con problemas de adicción

Acciones

Se trata de un servicio virtual que busca orientar y contener a quienes tienen trato directo. Buscan que hagan foco en su propia problemática.

Brindan acompañamiento a los familiares. Foto: Puna





El PUNA (Programa Universitario para el Estudio de las Adicciones) presentó un sistema virtual para contener y acompañar a los familiares de personas con problemas de consumo. Se trata del “Grupo de Contención para Familiares” perteneciente a la Secretaría de Extensión de la UNT que tiene como propósito orientar y contener a quienes conviven con personas con esta problemática para que empiecen a visibilizar sus propios problemas e implicarse desde ese lugar en la problemática.


La iniciativa surgió luego de estudios estadísticos que muestran el aumento del consumo de bebidas alcohólicas y del uso de drogas durante el tiempo de pandemia y aislamiento social. “El PUNA puso a disposición de la población, en general, su equipo de profesionales (médicos, psicólogos y trabajadores sociales) para brindar orientación y contención a personas con consumos problemáticos. Además, decidimos ampliar el Servicio de Orientación y Contención a personas que atraviesan situaciones de crisis en contexto de aislamiento”, señaló el doctor Ramiro Hernández, director del PUNA.



Las consultas se pueden realizar a través de videollamada de Whatsapp, siempre que se garantice un contexto de privacidad y también se puede participar de grupos de contención que se reúnen de manera virtual a través de Zoom con un día y horario preestablecido, de frecuencia semanal y con un cupo máximo de siete personas.  Para participar u obtener mayor información se debe enviar un mensaje al 3815288759 (Servicio de Contención, Orientación y Derivación del PUNA), donde profesionales de la institución explicarán cómo es el proceso para participar.


Paula Hernández, responsable del Área de Orientación del PUNA, comentó: “Los familiares rara vez acuden a los servicios de salud buscando ayuda para sí mismos, siempre es la persona que consume, problemáticamente, el objeto de la consulta. Si bien el familiar participa del proceso de recuperación, también necesita elaborar las propias problemáticas que representa la convivencia. Por ello, se propone que la familia también necesita iniciar o seguir un proceso de recuperación".