Top

Tucumán cuenta con el primer Centro Educativo de Derechos Humanos del país

EDUCACIÓN Y MEMORIA

La inauguración se realizó mediante un acto virtual con autoridades provinciales, nacionales, Madres y Abuelas de Plaza de Mayo. Está ubicado en el Espacio para la Memoria Escuelita de Famaillá y lleva el nombre de Ana María Sosa, pedagoga y docente tucumana secuestrada en agosto de 1976.

Foto: Comunicación Tucumán




Quedó oficializado el lanzamiento del Centro Educativo en Derechos Humanos Ana María Sosa ubicado en el Espacio para la Memoria de la Escuelita de Famaillá y el primero del país en su tipo: su objetivo será 

La inauguración se realizó de forma virtual mediante una videoconferencia de la que participaron autoridades del Ministerio de Educación de la Nación y Tucumán, la secretaría de Derechos Humanos de la Nación, la dirección de Sitios de Memoria y de la Escuelita de Famaillá, además de referentes de Abuelas y Madres de Plaza de Mayo y sobrevivientes del exCentro Clandestino de Detención.

Ana María Sosa fue pedagoga, docente y militante tucumana, antes de su secuestro ocurrido el 8 de agosto de 1976 y cuyos restos fueron recuperados en el Pozo de Vargas, en 2016.

"Este Centro logra aglutinar un conjunto de prácticas y experiencias que tienen una memoria institucional, con la creación de los espacios de Memoria, Verdad y Justicia. Estamos ante un patrimonio cultural de la sociedad argentina que quiere decir ‘Nunca Más’. Han habido distintos momentos y distintos intentos de quitarnos este patrimonio, por eso tenemos que defenderlo siempre", destacó el ministro de Educación de Tucumán, Juan Pablo Lichtmajer.

El ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta, acompañó el encuentro virtual y destacó "la iniciativa fundamental para poner en valor la política de Derechos Humanos que se lleva adelante en nuestro país que tiene que ser un orgullo para todos los argentinos. Voy a repetir tener siempre presente nuestro compromiso de Memoria, Verdad y Justicia", aseguró.

"El Estado nunca es neutral, me interesa señalar la diferencia entre un Estado impune y el que hizo posible los Centros de Memoria y el Estado de hoy que cuida, que a través de la pantalla podemos abrazar estos sitios", remarcó la directora nacional de Educación para los Derechos Humanos, Género y ESI, Celeste Adamoli.

Mercedes Leal, directora ejecutiva del Instituto Nacional de Formación Docente, expresó: “Crear una escuela con escuelas cerradas. Eso me parece un hecho inédito y me emociona profundamente que se institucionalice esta experiencia. Me emociona estar acá, para mí esto es un encuentro de memorias".

María Coronel, coordinadora General del Espacio para la Memoria y la Promoción de los Derechos Humanos La Escuelita de Famaillá, recordó que "a este centro educativo lo soñamos hace años. El equipo educativo encabezado por Laura Bravo, armó este proyecto que pretendía plasmar institucionalmente las capacitaciones que llevaba este espacio".

"La pedagogía de la memoria es memoria en movimiento, es generar interrogantes para que podamos entender el presente desde nuestra propia historia. De este presente que hoy más que nunca necesita educación por y para los Derechos Humanos", enfatizó.

La jornada estuvo encabezada por el ministro de Educación, Juan Pablo Lichtmajer, y fue acompañada por el secretario de Derechos Humanos de Nación, Horacio Pietragalla; la directora nacional de Educación para los Derechos Humanos, Género y ESI, Celeste Adamoli; el director nacional de Sitios de Memoria, Norberto Berner; la directora ejecutiva del Instituto Nacional de Formación Docente, Mercedes Leal; la secretaria de Derechos Humanos de Tucumán, Érica Brunotto; la coordinadora General del Espacio para la Memoria y la Promoción de los Derechos Humanos La Escuelita de Famaillá, María Coronel; y el director de Asistencia Técnica Pedagógica del Ministerio de Educación (DATP), José Luis González. Lucía, Esteban y Diego Reynaga, hijos de Ana María Sosa, siguieron de cerca el acto.

También formaron parte del encuentro referentes de Abuelas y Madres de Plaza de Mayo, sobrevivientes del ex Centro Clandestino de Detención; la rectora del Instituto Superior de Psicología Social, Josefina Racedo; equipos técnicos de la DATP; representantes de la Mesa de Consenso del Espacio para la Memoria de la Escuelita de Famaillá y trabajadores de ese espacio; miembros de la Univesidad Nacional de Tucumán, la Universidad San Pablo-T y el Ingenio Cultural.


En las redes

 

 

 

 

Reviví el acto virtual de inauguración del primer Centro Educativo Especializado en Derechos Humanos del país: