Top

"Muchos tucumanos han tomado la flexibilización como el final de la cuarentena"

Alerta: Pandemia

El interventor del IPLA advirtió sobre los peligros que conllevan las fiestas ilegales que se organizan en medio de la emergencia sanitaria y dedicó un párrafo aparte al delivery de bebidas alcohólicas.




Preocupados por el relajamiento social que trajo aparejada la flexibilización de la cuarentena en Tucumán, desde el Instituto Provincial de Lucha contra el Alcoholismo (IPLA) llamaron la atención sobre los peligros que conlleva la organización de fiestas clandestinas en medio de la pandemia de Covid-19. 

"Muchos tucumanos han tomado la flexibilización como el final de la cuarentena", advirtió el interventor del IPLA, Samuel Semrik, quien informó que a partir de la apertura de actividades "empezaron a aumentar los eventos". Por ese motivo, según detalló en el programa "Entre Casa" que se emite por Canal 10, "se endurecieron los controles" para evitar aglomeraciones que propicien la propagación del virus. “Ponen en riesgo la salud de la población”, remarcó. 

Los operativos que lleva adelante el IPLA se realizan en conjunto con el Ministerio Público Fiscal (MPF) y la Policía de Tucumán y están destinados a hacer cumplir el decreto presidencial y las disposiciones provinciales para detener el avance del Coronavirus.  



Semrik comentó que la logística de los organizadores ha ido cambiando con el correr de los días, por lo que no siempre es sencillo localizar los encuentros con más de 10 asistentes, el máximo permitido hasta este momento por el Comité Operativo de Emergencias (COE). Por ese motivo, el titular del IPLA instó a la comunidad a realizar las denuncias pertinentes para colaborar con el trabajo de control en todo el territorio. 

Las situaciones irregulares, según indicó, pueden ser denunciadas al teléfono del organismo (3815163245)  o a través de sus redes sociales. También llamando al 911 o a los teléfonos del MPF, organismo que puede accionar judicialmente contra los organizadores por violar el decreto presidencial vigente. “Trabajamos en eso todos los fines de semanas, más allá de todos los controles habituales que hace IPLA”, remarcó e hizo un llamado "a la responsabilidad social"

“Parece que están esperando que el virus afecte a un familiar cercano para tomar dimensión que esta enfermedad es grave, que esta situación de pandemia es compleja”, alertó Semrik. 
Finalmente, el funcionario dedicó un párrafo aparte a los deliverys de bebidas alcohólicas, un servicio cada vez más requerido en virtud de las reuniones sociales que se organizan sin atender las advertencias de las autoridades sanitarias. En este sentido, sostuvo que la actividad no está contemplada por la ley, de manera que directamente se procede al decomiso de la mercadería: “no están inscriptos en Rentas ni AFIP, por lo que son absolutamente clandestinos. Trabajamos en una modificatoria de la ley para poder controlar y que estén dentro dela reglamentación".