Top

Sorpresa en Tafí del Valle: apareció un puma entre las ramas de un árbol

Ecoconciencia

El animal fue avistado este lunes en la zona del río Blanquito. Las recomendaciones de la Municipalidad a la comunidad.




Un puma fue avistado este lunes entre las ramas de un árbol en la localidad de Tafí Valle. De acuerdo a la información brindada por la Municipalidad, el felino apareció en la zona del río Blanquito, por lo que se recomendó a la población tomar una serie de precauciones. 

"Se recomienda a toda la comunidad mantener distancia y resguardarse; evitar corridas, gritos o ruidos fuertes para que el animal no se sienta amenazado; no intentar capturas ni acorralamientos; así como tampoco alentar a los perros a su captura, porque ambos podrían salir lastimados", alertaron desde el municipio tafinisto en virtud de la aparición del felino. 

Por otra parte, las autoridades instaron a los vecinos a llamar a los Bomberos o a la Policía del lugar "ante cualquier situación".   


El puma es un animal de gran porte, esbelto, de larga cola, ágil y fuerte, aunque su tamaño –y también color- varía de acuerdo al área ocupada, siendo algo mayores los ejemplares que habitan en el sur de la Argentina. Posee la cabeza relativamente pequeña, el cráneo corto y redondeado. Es de hábitos más bien sedentarios, mostrando una constante territorialidad en el espacio que ocupa. Es solitario y, con mayor frecuencia, elige el crepúsculo y la noche para deambular, pese a que hay zonas donde despliega también actividad diurna. En este sentido, parecería que la presencia del hombre influye en esta forma de vida.

Entre los adversarios del puma, además del hombre, el más probado quizá sea el perro, al que no duda en atacar si se trata de una ejemplar solo, pero su conducta varía totalmente enfrentado con una jauría. En ese caso, se percibe su gran temor y, tratando de escapar, puede llegar a correr durante medio día sin que le den alcance. En caso de verse acosado, trepa sobre árboles y desde allí contempla a la jauría que ladra y muestra su ferocidad.

Según consigna la investigación de Gabriel Rodríguez, "por falta de censos, resulta difícil establecer el estado actual de las poblaciones de pumas". Sin embargo, en líneas generales puede decirse que el puma se halla en un sostenido retroceso numérico ante la presión del hombre y el creciente uso de la tierra. "Si bien se lo considera con estatus de Riesgo Bajo, se aclara a su vez, que es potencialmente vulnerable (UICN)", advierte.