Top

“Estaba envuelto en bolsas”: hallan un cuerpo y creen que sería de Luis Espinoza

UNA SEMANA DESAPARECIDO

El hallazgo fue realizado por un equipo científico del Ministerio Público Fiscal en el departamento catamarqueño de Andalgalá.

Lugar de la búsqueda. (Foto: Prensa MPF)




“Todas las evidencias hacen presumir que se trataría de Luis Espinoza”, aseguraron esta tarde desde el Ministerio Público Fiscal (MPF), mediante un comunicado. Se trata de un cuerpo masculino hallado en la vecina provincia Catamarca, en un precipicio a 150 metros de profundidad.

Según las primeras informaciones el cuerpo fue localizado en territorio catamarqueño, ya que los hombres del ECIF en la búsqueda atravesaron los límites entre Tucumán y la vecina provincia, unos 200 metros, ubicándose en el Departamento de Andalgalá.

El cuerpo estaba envuelto en bolsas blancas y negras, encintado completo, según detalla el comunicado del MPF.

El hallazgo fue realizado por la unidad investigativa de la Fiscalía de Instrucción I del Centro Judicial de Monteros en un trabajo conjunto con el Equipo Científico de Investigaciones Fiscales (ECIF).

El titular del ECIF, Eugenio Agüero Gamboa y su gente, llegaron hasta el puesto caminero El Clavillo, para notificar a la policía catamarqueña del hallazgo y también a la Justicia de esa provincia. De las decisiones que se adopten se procederá al traslado del cuerpo a una u otra provincia.

“Por el tipo de hecho y el involucramiento de efectivos de la fuerza de seguridad pedí la participación exclusiva del ECIF para las inspecciones, reconocimientos, registros y trabajos de inteligencias que se hicieron para esclarecer este hecho, de modo que los agentes policiales tenían sólo la función de acompañar para dar seguridad a los funcionarios”, admitió García de Targa.

Ayer jueves, mientras los policías implicados prestaban declaraciones ante la fiscal que entiende en la causa, Mónica García de Targa, del Centro Judicial de Monteros, trascendió que dos de los agentes se habrían quebrado y confesado el crimen junto con el paradero de Luis Espinoza.

Anoche, familiares y vecinos de Luis realizaron un último rastrillaje en la zona de Taco Ralo, operativos improvisados y sin apoyo de fuerzas de seguridad que realizan de forma ininterrumpida desde el mismo día de la desaparición. Esta mañana, un grupo de conocidos de Espinoza partió en colectivo a la zona indicada por parte de los implicados, para colaborar con las tareas oficiales.


Los hechos

- Luis Espinoza y su hermano Juan volvían a caballo desde Monteagudo a su hogar en Villa Chicligasta. Habían ido a cobrar una pensión. En la zona de El Mencho, en medio del monte, se topan con una persecución policial.

- Los agentes los demoran violentamente y se produce una trifulca. En el forcejeo, Juan queda inconsciente. Antes, escucha un tiro. Y cuando despierta, su hermano ya no estaba.

- Los lugareños comienzan la búsqueda de Luis. En el lugar donde se produce el forcejeo entre los hermanos y la Policía hay huellas de vehículos y ramas y hojas cortadas con lo que parece ser sangre. Pero no hay señales de Luis.

- Dos horas después de la desaparición, la hipótesis de que Luis pudiera estar deambulando en el monte, confundido por los golpes, se cae a pedazos. El caballo que montaba llegó sin jinete al hogar.

- Familiares y vecinos se apersonan en la Comisaría y hospitales para preguntar por Luis. No está en ningún lado. Desde entonces realizan una búsqueda ininterrumpida, desde el día hasta la noche, sin apoyo de la Policía.

- El domingo siguiente a la desaparición, la familia y conocidos de Luis Espinoza deciden cortar la Ruta 157 hacia Monteagudo. Cansados de la falta de respuestas de la Policía zonal, buscan sensibilizar a las autoridades de más arriba.

- Los policías apuntados como responsables de ese hecho son nueve. Todos fueron apartados de sus cargos el lunes 18 de mayo. Dos dos días después, el miércoles, quedan detenidos y a disposición de la Justicia.

- El jueves 21 de mayo, dos de los policías implicados se quiebran y revelan el crimen junto con el supuesto paradero del cuerpo, en Alpachiri.